Esplendor moscovita

-
1073-picf018  (Foto: Reuters / Denis Sinyakov)

Seis años de incertidumbre habrán terminado y el mundo de las artes escénicas dará un suspiro de alivio cuando el telón del Teatro Bolshoi se levante la noche del 28 de octubre. El presidente de Rusia, Dmitri Medvedev, recibirá a jefes de Estado y personalidades del ámbito cultural y empresarial para disfrutar de la gala de ballet y ópera con la que se reinaugurará el recinto.

El Bolshoi, el teatro que alberga la compañía de ballet más importante del mundo, cerró sus puertas en 2005 para ser remodelado por primera vez desde el incendio de 1853. Se reinaugurará seis años y 500 millones de euros después. La reapertura estaba planeada para 2008, pero no se había contemplado el reforzamiento necesario de la estructura del edificio.

El teatro Bolshoi abrió sus puertas en 1825, en plena prosperidad del reinado de la dinastía Romanov, y ha sido el lugar donde se estrenaron ballets como El lago de los cisnes.

Las actividades abiertas al público comenzarán el 2 de noviembre con la primera de siete funciones de Ruslan y Lyudmila, ópera del compositor Mikhail Glinka. La nueva producción del clásico ruso será conducida por Dmitri Tcherniakov, el director escénico más importante de Rusia.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Dos semanas después, la compañía de ballet que tomó su nombre del recinto ofrecerá siete funciones de una de sus coreografías más exitosas: La bella durmiente. Los boletos se pueden comprar, previo registro, en el sitio de internet del teatro: www.bolshoi.ru/en

NOSTALGIA SOCIALISTA


Julius Koller. U.F.O. (1987). A principios de la década de los 90, surgió en Alemania el término ostalgie para llamar al sentimiento de nostalgia que se apoderó de varios habitantes de los países que conformaban el bloque comunista. La conversión de los países soviéticos en democracias, en algunos casos de manera violenta, junto con la crisis económica que provocó la desintegración de la URSS, dejaron a la sociedad con un deseo de regresar al pasado. La exposición Ostalgia recopila la producción artística de los últimos 50 años en 20 de estos países.
La exhibición ocupa cuatro pisos del New Museum de Nueva York y reúne pintura, escultura, performance y videoarte. Además de la caída del bloque, otros temas son el papel de los artistas en los regímenes socialistas, el poder del arte como agente de transformación, el rechazo al realismo socialista y el uso del lenguaje con fines propagandísticos.

New Museum,235 Bowery, www.newmuseum.org,
Hasta el 25 de septiembre.
ANTOLOGÍA ARQUITECTÓNICA
Los 90 edificios fotografiados por Frédéric Chaubin, y publicados en Cosmic Communist Constructions Photographed, representan la estética del régimen socialista: grandes superficies de concreto, estructuras estériles y sobrias, y paredes lisas sin ornamentación. Se nota que sus creadores desearon atraer el desarrollo a ciudades como Yalta, Tbilisi o Kiev, aunque sólo sirvieron para recordar la ingenuidad anterior a la caída del socialismo.
Frédéric Chaubin, Cosmic Communist Constructions Photographed. Editorial Taschen. 749 pesos. De venta en librerías Gandhi
Ahora ve
El Vaticano enciende su tradicional árbol de Navidad
No te pierdas
×