Vitro pone plan para firma de acreedores

La empresa mejoró la tasa de interés a pagar a sus acreedores en los nuevos bonos de 10.5% a 12.0%; el grupo dice que los ‘fondos buitre’ obstruyeron las negociones para una reestructura consensuada.
Vitro logra acuerdo de compra  Con la nueva adquisición, la mexicana busca posicionarse en el mercado norteamericano.  (Foto: Cortesía Vitro)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El conciliador designado en el procedimiento de concurso mercantil de Vitro, Javier Navarro Velasco, quien fuera asesorado por KPMG México, presentó a todos los acreedores reconocidos de la compañía para su aprobación, un plan de reestructura (Plan Concursal), el cual es idéntico en su forma al plan que presentara la firma el año pasado cuando comenzó el procedimiento voluntario.

En un comunicado emitido este lunes, la firma indica que dicho plan incluye modificaciones con ciertas mejorías en las condiciones económicas para sus acreedores.

"Vitro apoya el Plan Concursal y también espera el apoyo de una mayoría significativa de sus acreedores. Además de mejorar las condiciones económicas, el Plan Concursal presentado por el Conciliador contiene ciertos nuevos procedimientos y medidas para asegurar que la reestructura se ejecute e implemente sin demora o riesgos para Vitro o sus acreedores, una vez que el Plan sea aprobado por el Juzgado de Distrito que tutela dicho procedimiento", dice la compañía en su comunicado.

El plan concursal, detalla, considera un incremento en la tasa de interés anual capitalizable de las nuevas obligaciones forzosamente convertibles en acciones de Vitro (MCDs) ofrecidas como parte de la contraprestación de la reestructura, de 10.5 % a 12.0%, y un incremento del 15 al 20% en el monto total del capital común de Vitro en que las Nuevas MCDs se convertirían forzosamente si no se pagaran en su totalidad al vencimiento (o en un evento de repago obligatorio).

El fideicomiso de pago de acreedores tiene actualmente 22.7 millones de dólares (mdd) y la compañía ha obtenido un compromiso para un depósito adicional por 10 mdd en beneficio de los acreedores que consientan al Plan Concursal.

"De conformidad con la Ley de Concursos Mercantiles ("LCM"), los acreedores reconocidos tienen un máximo de diez días hábiles para otorgar su consentimiento al Plan Concursal, después de lo cual el Conciliador tiene siete días hábiles adicionales para presentarlo a la juez que tutela el procedimiento, si ha recibido el apoyo de la mayoría de los acreedores", dice Vitro.

Después de esto, la juez (Sandra Elizabeth Barajas) presentará el Plan Concursal a todos los acreedores durante cinco días hábiles adicionales, antes de emitir su fallo definitivo sobre dicho plan, para lo cual la LCM no señala un plazo.

La firma advierte que los tenedores que no aceptaron el Plan Concursal 2010 y que no otorguen su consentimiento al Plan Concursal en el período de 10 días, no tendrán derecho a recibir ninguna parte de los fondos restantes en el fideicomiso de pago de acreedores.

"Sin embargo, tras el cierre de la reestructura, aún podrán recibir los Nuevos Títulos y otras contraprestaciones en el marco del Plan Concursal, siempre y cuando reconozcan y acepten, entre otras cosas, que su deuda actual ha sido pagada en su totalidad y cancelada, y que no tienen más derechos o reclamos en contra de Vitro o de las subsidiarias avalistas en relación con dicha deuda pagada", añade en el comunicado.

"Ha pasado casi un año desde que las negociaciones para una reestructura consensuada de la deuda en circulación de Vitro fueron severamente obstruidas por un par de los llamados fondos ‘buitres' que se especializan en el litigar, en lugar de negociar, reestructuras", comenta Claudio Del Valle, director general de Reestructura de Vitro.

La empresa no considera justo permitir que un pequeño grupo de tenedores siga tratando de extraer para sí mismos tantas ganancias de corto plazo como sea posible a través de medidas coercitivas de carácter contencioso, en detrimento de la compañía y de sus acreedores de largo plazo, haciendo caso omiso de la capacidad y viabilidad a largo plazo de la deuda financiera de Vitro.

"Es hora de que Vitro dé la vuelta a la página.", concluyó Del Valle. La firma estima que este plan será aprobado por el Juzgado de Distrito como fue propuesto y trabajará para ejecutar la reestructura y entregar la contraprestación de la reestructura dentro de los 60 días hábiles posteriores a recibir la aprobación del Plan Concursal (o tan pronto como sea posible), a todos los acreedores que otorguen su consentimiento al Plan Concursal oportunamente.

El monto de pasivos a reestructurar por Vitro que preside Adrián Sada, incluye alrededor de 2,000 mdd de cuentas inter-compañías, es decir, cerca del 60% del total. El reconocimiento de este tipo de pasivos ha sido quizá el principal motivo de pugna de la empresa con los fondos de inversión.

Con base en Monterrey y fundada en 1909, Vitro (la empresa número 79 de Las 500 de Expansión) cuenta actualmente con instalaciones y una amplia red de distribución en 10 países de América y Europa.

 

 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
Lo más buscado por los mexicanos en Google durante 2017
No te pierdas
×