¿Silicon Valley tiene diversidad racial?

Las mayores firmas tecnológicas de EU son reacias a revelar cuántos empleados de minorías tienen; pero los pocos datos existentes muestran que los afroamericanos e hispanos son un bajo porcentaje.
facebook silicon valley diversidad racial  (Foto: AP)
Julianne Pepitone
NUEVA YORK -

¿Qué tan diversas son las oficinas y centros de negocios de Silicon Valley? Durante años, los activistas han estado tratando de responder a esa pregunta, pero algunos de los empleadores más grandes e influyentes de la industria -incluyendo a Apple, Google, Amazon y Facebook- custodian estrechamente esa información.

Cualquier empresa estadounidense con más de 100 empleados está obligada a presentar un formulario de una página de extensión cada año ante la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo de Estados Unidos (EEOC, por sus siglas en inglés), una agencia federal independiente. El formulario EEO-1 clasifica a los trabajadores estadounidenses de acuerdo con su raza y género.

Es una herramienta de medida poco precisa e imperfecta, pero también es el único dato duro disponible para el seguimiento de la diversidad del sector corporativo estadounidense.

CNNMoney presentó una solicitud bajo la ley de Libertad de Información, en agosto, en busca de datos EEO-1 de 20 empresas: Las 10 mayores empresas por ventas anuales de la industria tecnológica y 10 firmas más pequeñas pero influyentes del sector, como Facebook y Twitter. La EEOC denegó la solicitud en su totalidad, diciendo que la ley le prohíbe liberar esa información. Más tarde, CNNMoney presentó la misma solicitud ante el Departamento del Trabajo, y está esperando una respuesta.

También pidió a las 20 empresas revelar voluntariamente parte de su más reciente informe EEO-1. Tres empresas acordaron hacerlo: Dell, Ingram Micro e Intel (haz clic aquí para ver los datos de cada compañía - en inglés).

Intel, que publica sus datos de fuerza laboral cada año en su página web, refleja el típico sesgo demográfico de la industria de la tecnología: su lista de casi 44,000 trabajadores en Estados Unidos es abrumadoramente masculina, y de raza blanca en su mayoría.

Entre los adultos estadounidenses de 25 a 64 años -tipicamente considerados como la población en edad de trabajar- alrededor del 11% son afroamericanos, pero los trabajadores de esta raza representan sólo 3.5% de los empleados domésticos de Intel y 1.3% de sus altos funcionarios. Los hispanos están igualmente poco representados: Este sector representa casi el 15% de la fuerza laboral estadounidense, pero sólo 8% de la plantilla de Intel, y 3% en sus niveles de gestión.

Por el contrario, los trabajadores asiáticos -una categoría que incluye a los de origen indio- han logrado avances considerables en el sector de alta tecnología. Representan menos del 5% de la población ocupada estadounidense, pero poseen casi 20% de los empleos en las empresas encuestadas por CNNMoney.

Los datos de Dell nos cuentan una historia similar. Más del 80% de la plantilla de la empresa es de raza blanca o asiática. La alta dirección de Dell -que incluye a 137 ejecutivos- no tiene hispanos y cuenta sólo con un ejecutivo afroamericano.

"No hay nada vergonzoso en estos datos", dice Rosalind Hudnell, directora de diversidad de Intel. "Este tema es relevante para el país y para nuestra industria. Las empresas pueden mover la aguja solamente al reunirse y hablar de ello".

La diversidad es un punto clave de conversación en el sector corporativo estadounidense. Microsoft, por ejemplo, dedica toda una sección de su sitio web a destacar sus esfuerzos, que incluyen becas, pasantías e iniciativas de reclutamiento.

¿Están funcionando estos programas? Eso es imposible de medir. Microsoft se negó a entregar la información demográfica de su personal. Otras 16 empresas contactadas en varias ocasiones por CNNMoney también rechazaron o ignoraron su petición: Apple, Amazon, Cisco, eBay, Facebook, Google, Groupon, HP, Hulu, IBM, LinkedIn, LivingSocial, Netflix, Twitter, Yelp y Zynga.

"Todas las empresas hablan acerca de sus encantadores programas de diversidad... pero no nos dan sus datos", dice Aditi Mohapatra, analista senior de sustentabilidad en Calvert Investments, que invierte en empresas socialmente responsables y realiza su propia investigación de diversidad. "Lo que se mide, se gestiona. Necesitamos algo tangible y público".

Algunas compañías hacen caso omiso de esas críticas, como Netflix. Según el portavoz de la firma, Steve Swasey: "No hacemos nada para conseguir diversidad, simplemente la obtenemos. No nos enfocamos en eso, y no hablamos de eso. Simplemente es lo que es. Y tenemos la mejor gente".

Pero los datos siguen siendo difíciles de conseguir. Mike Swift, un reportero del San Jose Mercury News -el periódico local de Silicon Valley- comenzó a investigar el tema en 2008, mediante la solicitud de información del Gobierno federal acerca de los 15 mayores empleadores locales de la región.

Su investigación desató una batalla legal de dos años.

"No pensé que fuera a requerir tanto como lo hizo", dijo Swift a CNNMoney. Se sorprendió al ser evadido por empresas como Google, que llama a la transparencia uno de sus valores fundamentales.

Swift, finalmente recibió información sobre 10 de las compañías que pretendía analizar, pero cinco bloquearon con éxito la solicitud, al convencer al Departamento del Trabajo de que revelar los datos infringiría sus secretos comerciales.

Trabajando con los datos que pudo obtener, Swift encontró un problema creciente: los hispanos y los afroamericanos constituían una proporción menor de trabajadores tecnológicos en la zona en 2008 que lo que constituían en 2000. Y Swift dijo que estaba "impactado" por la relativa escasez de mujeres, que en 2008 sólo constituían el 33% de la fuerza de trabajo en las 10 compañías; por debajo del 37% de unos años antes.

Inspirado por la investigación de Swift, otros grupos siguieron con la campaña. El Black Economic Council, un grupo de defensa de derechos sin fines de lucro, se unió a la Cámara de Comercio Latina de Los Ángeles y a la Coalición Nacional de Asiático-Americanos para presentar solicitudes de información en 34 empresas líderes en tecnología. Veintidós de esas solicitudes fueron rechazadas el año pasado.

"Las empresas tratan de dar tantas excusas", dice Yolanda Lewis, jefa adjunta del Black Economic Council. "La defensa de los 'secretos comerciales' es completamente ridícula, y en todo caso, ¿por cuánto tiempo puede ser válida? Dennos los datos de hace varios años, entonces".

 grafica-1050.jpg

Construyendo una cantera de talento

Muchas de las empresas consultadas para este artículo citaban un problema de fondo: no se están graduando suficientes minorías y mujeres con títulos técnicos, dicen, por lo que las empresas no son capaces de elegir entre un grupo de candidatos diversos.

El 'director de gente' de Zynga, Colleen McCreary, lo explica así: "El lugar de trabajo comienza a parecerse más a las aulas de especialidades: llenas de hombres y sin tantas mujeres".

Cody Horton, director de reclutamiento en Microsoft, dice que la industria de la tecnología tiene que hacer un mejor trabajo para mostrar el atractivo de las carreras de ingeniería, en especial a las minorías étnicas.

"Hay menos gente como yo en estos puestos, y tenemos la responsabilidad de cambiar eso", dice Horton, que es afroamericano y tiene una maestría en administración de Tecnologías de la Información.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero esperar para dirigirse a los jóvenes hasta que estén en universidad o en los últimos años de la escuela preparatoria puede ser demasiado tarde, dice Mike Swift, el reportero del Mercury News.

"Parte de esto tiene que hacerse en la educación primaria, aunque parezca muy pronto", dice Swift. "Para conseguir este tipo de títulos, tienes que ser realmente bueno en matemáticas, ciencia e ingeniería. Es un camino muy largo".

Ahora ve
La Casa Blanca se niega a investigar a Donald Trump por acoso sexual
No te pierdas
×