Dish apunta hacia la televisión online

La empresa debe hacer fuertes inversiones en el futuro para evitar una mayor pérdida de clientes; lanzar un servicio de streaming de video que compita con Netflix y Amazon podría reposicionarla.
canal dish  (Foto: AP)
Dan Mitchell

Los jóvenes optan cada vez más por no pagar servicios de televisión. Y Charles Ergen, presidente de la compañía de TV por satélite Dish Network, es uno de los pocos ejecutivos del sector de la televisión de paga dispuesto a confrontar públicamente el problema. La pregunta es si podrá hacer algo al respecto dadas las presiones a las que está sometido, en particular de accionistas que no quieren que gaste mucho dinero en previsión de la inevitable pérdida de suscriptores. 

Ergen abordó el problema de frente. Los espectadores jóvenes, quienes crecieron con Internet, "van a Hulu y van a Netflix...", dijo Ergen a analistas durante el reporte de resultados financieros, el lunes 7 de noviembre. 

Lo que no dijo el directivo es que las compañías de cable han sido más capaces de retener a los espectadores jóvenes porque pueden vender en paquete el servicio de televisión y de Internet. Los proveedores de televisión satelital no pueden. Por esa razón, Dish está buscando modos de capturar a los espectadores de Internet, tanto a los que están ya suscritos a Dish como a los que no están. 

El problema es que cualquier opción es cara. Esa es la razón por la cual los accionistas impulsaron el valor de las acciones, luego de que la compañía anunciara una ganancia que incumplió las expectativas. La compañía, en desagravio, declaró un dividendo extraordinario "para ayudar a aquietar los temores de los inversionistas en torno a gastos temerarios", de acuerdo con Tiernan Ray, columnista de la publicación financiera Barron's. 

Ese 'gasto temerario' hubiera servido para construir una red inalámbrica de banda ancha, una de las varias iniciativas que persigue la compañía. En el tercer trimestre no se invirtió mucho dinero en ese proyecto (pese a que Dish continuó perdiendo suscriptores), algo celebrado por los inversionistas. Las acciones volvieron a subir el pasado miércoles, incluso ante la caída del mercado más general. 

Los ingresos de Dish crecieron un 12.3% en el trimestre, ascendiendo a 3,600 millones de dólares (mdd), ligeramente por debajo de las expectativas. Sus ganancias aumentaron 30% respecto al mismo periodo del año previo, ubicándose en 319 millones de dólares. La compañía perdió en el trimestre 111,000 suscriptores, lo que deja su base en 13.9 millones. 

Dish anunció el pasado abril sus planes para una red nacional inalámbrica de banda ancha. Pero hasta ahora, poco se sabe sobre lo que hará la compañía y cuándo lo hará. Si bien esa red costará miles de millones de dólares, le dará a Dish algo parecido a lo que tienen las compañías de cable con sus servicios de Internet: una inversión en el futuro de la televisión.

La otra parte de la estrategia es el video a través de Internet. Este año Dish compró los activos de la quebrada empresa Blockbuster, y ha comenzado a usar la marca para lanzar un servicio de streaming de video que compita con Netflix, Wal-Mart, Amazon y otros. Dish tiene cerca de 3,000 títulos disponibles, y obtener los derechos de más contenido le costará mucho dinero. La compañía tiene que tomar un servicio de streaming que fue "increíblemente impopular" bajo sus dueños previos y ponerlo a competir contra un creciente número de rivales hábiles y bien financiados.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Se sabe, por otro lado, que Dish está en una 'fase de exploración' para obtener las licencias de programación televisiva que se ofrecerán en Internet a través de un servicio de paga. Se desconoce si el proyecto es serio o si hay un plazo para su materialización, pero el Wall Street Journal reportó el 8 de noviembre que Ergen se había acercado a "múltiples compañías de medios" con la idea. Una iniciativa de esas características también implicaría un importante desembolso por parte de Dish. 

Al final, la compañía no puede colocar sus esperanzas en que las suscripciones a la televisión satelital crezcan significativamente. No sucederá. Y si bien los accionistas pueden celebrar un trimestre donde se realizaron pocas inversiones, en los próximos trimestres no estarán felices, pues Dish tendrá que gastar a lo grande para evitar ser aporreada por las compañías emergentes de televisión por Internet.

Ahora ve
Errores que cuestionan la reputación de Apple, la marca más valiosa del mundo?
No te pierdas
×