El hombre que reemplazó a Jobs

Art Levinson sustituyó al cofundador de Apple como presidente del consejo de esta empresa; los expertos se preguntan si su designación cambiará el equilibrio de poder en la tecnológica.
art levinson apple  (Foto: Cortesía Fortune)
Philip Elmer-DeWitt
NUEVA YORK -

Una de las primeras cosas que hizo Steve Jobs cuando regresó a Apple, en 1997, fue despedir al consejo de la empresa y nombrar directores más a su gusto, incluyendo al presidente ejecutivo de Genentech, Arthur D. Levinson.

"Jobs no cedió ningún poder real a su consejo", de acuerdo con la biografía de Walter Isaacson, Steve Jobs. "Pero él usaba las reuniones para lanzar ideas y pensar las estrategias confidencialmente".

Con Jobs fallecido y Tim Cook como presidente ejecutivo, Levinson ha sido elevado a presidente del consejo, el último puesto que Jobs tuvo antes de su muerte. ¿Será Levinson el tipo de presidente que insistirá en poderes que el consejo nunca tuvo, bajo el mandato del cofundador de la compañía?

El comunicado de prensa de Apple del martes ofrece un resumen escueto de sus antecedentes:

Licenciado en Ciencias por la Universidad de Washington, Ph.D (doctor en Filosofía) por la Universidad de Princeton. Entró a Genentech como investigador científico en 1980, se desempeñó como presidente ejecutivo de 1995 a 2009, y como presidente del consejo de 2010 hasta la fecha. Autor o coautor de 80 artículos científicos, nombrado como inventor de 11 patentes estadounidenses. Es miembro de numerosos consejos y comités asesores,desde el del Broad Institute del MIT y Harvard, hasta el Centro de Cáncer Memorial Sloan-Kettering.

Su entrada en Wikipedia ofrece algunos detalles y características personales.

Tiene 61 años de edad, es padre de dos hijos y está casado con la misma mujer desde hace 33 años. Fue nombrado uno de los mejores gestores del año en 2004 y 2005 por la revista BusinessWeek. Fue nombrado el 'Mejor CEO de Estados Unidos' en biotecnología durante cuatro años consecutivos por Institutional Investor. Fue calificado el CEO más "amable" de 2008, con un índice de aprobación de 93% por Glassdoor.com.

Pero tenemos una mirada más cercana al papel que desempeñó en Apple -y a su relación con su poderoso presidente ejecutivo- a través de la biografía de Isaacson.

-Cuando Jobs compartió con el consejo sus planes de construir tiendas de Apple: "Estaba rascándome la cabeza y pensando que era una locura", dijo Levinson a Isaacson. "Somos una empresa pequeña, un jugador marginal. Le dije que no estaba seguro de que pudiéramos soportar algo como esto".

-Sobre la decisión de trasladar la Mac a la arquitectura Intel: "Nosotros lo debatimos, hicimos muchas preguntas y, finalmente, todos decidimos que había que hacerlo".

- Levinson fue una de las primeras personas a las que Jobs habló sobre su cáncer y su decisión de intentar terapias alternativas. Levinson "le suplicaba" todos los días, según Isaacson. Las peleas casi arruinaron su amistad. "No puedes solucionar esto sin cirugía y sin atacarlo con químicos tóxicos", dijo a Jobs. "Así no es cómo funciona el cáncer".

- Sobre por qué Jobs esperó nueve meses para someterse a una operación. "Creo que Steve tenía un fuerte deseo de que el mundo fuera de cierta manera, de que su voluntad lo hiciera de cierta manera. A veces no funciona. La realidad es implacable".

-Sobre por qué Jobs decidió fabricar un teléfono celular. "Siempre estuvo obsesionado con lo que podía arruinarnos". La conclusión a la que Jobs había llegado era: "El dispositivo que nos puede comer el almuerzo es el teléfono celular. Todo el mundo tiene un teléfono, así que eso podría hacer innecesario al iPod".

- Levinson se encontraba entre aquellos que impulsaron a Jobs a abrir el iPhone a los desarrolladores externos. "Lo llamé una media docena de veces para presionarlo sobre el potencial de las aplicaciones". Si Apple no los alentaba, argumentó, otro fabricante de teléfonos inteligentes lo haría.

- Acerca del compromiso que Jobs ideó: Permitir a otras personas escribir aplicaciones, pero requerir que sean examinadas y aprobadas por Apple primero. "Fue una solución absolutamente mágica que dio en el clavo", dice Levinson. "Nos dio los beneficios de la apertura sin perder el control del inicio al final de la cadena".

- Sobre la decisión de Jobs de perseguir a Gizmodo por comprar el iPhone 4 robado: "Él puede reaccionar visceralmente... Existe una arrogancia. Se relaciona con la personalidad de Steve". Esa arrogancia estaba bien cuando Apple era el luchador más débil, argumentó, pero no cuando Apple era dominante en el mercado móvil. "Tenemos que hacer la transición a ser una gran empresa y abordar la cuestión del orgullo".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Sobre la reticencia de Jobs para responder a las quejas sobre la antena del iPhone 4. Jobs estaba en Hawaii en ese momento, pero en "contacto constante" por teléfono con Levinson, quien le instó a mostrar un poco de humildad. "Vamos a tratar de averiguar si hay algo mal".

- En la última reunión de consejo de Jobs, Levinson fue uno de los que habló, según Isaacson, alabando la diligencia de Jobs, "para asegurar que hubiera una transición sin problemas".

Ahora ve
Diego Luna asegura que los políticos no están representando a los mexicanos
No te pierdas
×