Gas de esquisto, el ‘tesoro’ de México

El país tiene la cuarta reserva mundial de gas no convencional, con 681 billones de pies cúbicos; si la nación busca hacerse autosuficiente en materia energética, Pemex o alguien debe extraerlo.
pemex gas energetico  (Foto: Thinkstock)
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

El naciente debate en México por la expectativa de enormes recursos de gas no convencional debe incluir si el monopolio estatal Pemex, el único facultado para explorar y explotar productos energéticos, debe ser el encargado de desarrollarlos, dijo un regulador del sector.

Desde hace algunas semanas, el potencial que puede existir en México de gas no convencional, sobre todo en el norte del país, en la frontera con Estados Unidos, ha comenzado a ganar terreno, aunque aún las autoridades mexicanas no tienen contabilizadas las reservas que tendría el país.

De acuerdo con cifras de la estadounidense Administración de Información de Energía (EIA por su sigla en inglés), México tiene la cuarta mayor reserva mundial de gas no convencional, de 681 billones de pies cúbicos (tcf por su siglas en inglés), detrás de China, Estados Unidos y Argentina.

Hasta ahora, México solo ha perforados dos pozos, de los cuales uno ya produce gas no convencional, o gas de esquisto, tras obtener su primer rendimiento en febrero de este año. El pozo produce 2.9 millones de pies cúbicos al día (pcd).

Ante este enorme potencial, México también debe debatir si Pemex debe desarrollar esta gigantesca industria, pues no cuenta con la suficiente capacidad para ello.

"El shale gas (gas de esquisto) representa la autosuficiencia energética de México", dijo en una entrevista con Reuters Edgar Rangel, un comisionado del regulador del sector energético mexicano, la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

"¿Le vamos a entrar? Eso de alguna manera te debe llevar a concluir si Pemex es quien debería entrarle a shale gas", señaló Rangel, doctor en ingeniería petrolera por la universidad de Stanford.

"El único brazo (facultado) es Pemex; entonces pensamos que la solución es darle más dinero a Pemex, y Pemex lo puede hacer. La capacidad de Pemex es finita, como la de cualquier empresa 'major o supermajor'", destacó.

Pemex es un monopolio constitucional y en sus manos está el desarrollo de la mayor parte de la industria energética del país. Pero la firma canaliza ahora muchos de sus esfuerzos a encontrar en el menor tiempo posible la mayor cantidad de crudo, ante el declive de su enorme yacimiento Cantarell y años de falta de inversión.

Además, Pemex provee alrededor de una cuarta parte de los ingresos fiscales del Gobierno, por lo que mantener al menos la plataforma de exportación de México, el séptimo mayor productor de crudo del mundo, es crucial para las finanzas públicas.

Modelos insuficientes

Las primeras estimaciones de Pemex apuntan a un potencial de entre 150 y 459 billones de pies cúbicos de gas no convencional, un estimado más conservador que el de la EIA.

El director de Exploración y Producción de Pemex, Carlos Morales, dijo el jueves pasado en un evento sobre gas no convencional celebrado en México, que hacer el "mapeo" del territorio mexicano para identificar las reservas podría llevar hasta cuatro años, pues "se tiene que hacer con recursos presupuestales".

Pemex ha establecido en su plan de negocios evaluar el potencial y áreas prioritarias, además de utilizar los llamados "contratos integrales", o incentivados, un nuevo esquema derivado de una reforma legal que permite a privados explorar y explotar y que pagan bonos cuando se excedan objetivos.

Los productos energéticos extraídos permanecen como propiedad del Estado.

Rangel consideró que este esquema podría no funcionar a la velocidad requerida para el aprovechamiento del gas de esquisto.

"El modelo de contrato toma tiempo para diseñarlo (...) Necesitas perforar miles de pozos (...) al año y Pemex no tiene la capacidad de ejecución para hacerlo", dijo.

"Los contratos te dan una fracción muy pequeña de esa capacidad. Legalmente está bien, pero no te da la velocidad a la que quisieras ir", añadió.

El esquema de contratos arrancó en marzo y Pemex asignó los primeros en agosto para la exploración y producción de crudo en 6 campos maduros de 3 áreas petroleras en el sur del país.

Pemex prevé iniciar la próxima semana una segunda ronda de licitaciones de contratos incentivados para seis áreas de campos maduros de crudo en el norte del país.

Expertos aseguran que se requieren millonarias inversiones para la explotación del gas no convencional, pues el costo promedio en Estados Unidos para perforar un pozo es de 10 millones de dólares y el gas que contiene se agota rápidamente.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Un pozo tiene buena producción los primeros meses, pero en menos de un año la producción declina rápidamente", dijo Rangel. "Tienes que estar perforando continuamente, entonces tiene una gran demanda de capital por tener en operación equipos, expertos", explicó.

México es deficitario en gas natural e importa unos 1,000 millones de pies cúbicos al día, alrededor del 10% de su demanda. Algunos funcionarios señalan que el desarrollo del gas de esquisto podría no solo reducir a cero las importaciones sino detonar el desarrollo de la industria.

Ahora ve
Te decimos qué es la neutralidad en la red y por qué debe importarte
No te pierdas
×