¿Por qué no despega Mexicana?

Falta de seriedad de los interesados y de apoyo del Gobierno han dificultado el regreso de la firma; el valor por su marca y rutas a EU parece esfumarse tras haber sido retomadas por otras empresas.
mexicana aviacion mostrador  (Foto: AP)
Jesús Ugarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Este lunes Mexicana de Aviación, la aerolínea más antigua de México y América Latina, cumplió 15 meses de haber salido del mercado. Pese al acercamiento de casi 30 grupos de inversionistas "interesados", hasta ahora ninguno ha demostrado tener la solvencia financiera necesaria (de 250 millones de dólares), una de las cuatro capacidades que exige la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para poder otorgar el llamado "certificado de operador" aéreo.

Adicional a esto, el próximo 10 de febrero vence el plazo de 365 días que marca la Ley de Concursos Mercantiles para que la empresa y acreedores firmen el convenio concursal. Sin embargo, de no haber inversionista alguno, en esa fecha para firmar dicho convenio, Felipe Consuelo Soto, juez Décimo Primero de Distrito en Materia Civil con sede en el Distrito Federal, estará decretando la quiebra de la compañía.

Quizá los grupos de inversionistas que más prometían y que en su momento generaron grandes expectativas para levantar el vuelo de Mexicana fueron; PC Capital, Met Atlántica y el más reciente, el que encabeza Iván Barona, que fue dejado por su fondeador el canadiense Mikhael Chamis, tras argumentar que no encontró las condiciones para seguir apoyando el proyecto del empresario.

Los tres grupos prometieron exhibir, etiquetar y transferir los recursos en cierta fecha para el despegue de la aerolínea y ninguno cumplió.

Aun se habla de cinco interesados: Union Swiss, Humberto Lobo de Protexa, Avanza Capital, además de la insistencia de Med Atlántica y del propio Barona, que ha señalado que presentará a su fondeador nuevas garantías para tener a la brevedad los recursos por 400 millones de dólares (mdd) a que se había comprometido.

El 17 de noviembre, Fernando Perfecto, secretario general de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA) y Mario Alberto Di Costanzo, integrante de la Comisión de Seguimiento al Proceso de Adquisición y Reestructuración de Mexicana de Aviación de la Cámara de Diputados, calificaron de desafortunadas y lamentables las declaraciones del secretario del Trabajo, Javier Lozano Alarcón, quien sugirió a los trabajadores de Mexicana que valoren la pertinencia de ser liquidados antes de que los activos de la aerolínea se deprecien más.

En general, la postura de los tres líderes sindicales de trabajadores de la aerolínea (incluidos Ricardo del Valle, secretario general de la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) y de Miguel Ángel Yudico, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de Transportes, Transformación, Aviación, Servicios y Similares (SNTTTASS), ha sido la de agotar los tiempos del concurso mercantil, en espera de que llegue el inversionista e incluso, han hablado de aplicar un plan "B" que evite la quiebra de la empresa.

Este plan implicaría la capitalización de todo el pasivo laboral, de alrededor de los 4,800 millones de pesos (mdp) y hacer aportaciones de capital menores a los 250 mdd que se exige bajo el actual plan de negocios. Dichos recursos vendrían de la monetización de pensiones de los trabajadores y/o de inversionistas privados.

La participación de un socio capitalista que no tenga el control o la decisión en la operación de la empresa se antoja muy difícil, además de que los trabajadores consigan por su cuenta el fondeo, máxime en las condiciones actuales de los mercados financieros.

A un año y medio de haber dejado de surcar los cielos líderes, analistas aprecian varios factores que han impedido el regreso de Mexicana. Entre estos se encuentran:

1) La falta de seriedad de los grupos de inversionistas. Ha faltado que los interesados asuman un papel de emprendedores y decidan arriesgar su capital como en cualquier otro negocio. "Muchos lo que han hecho es jugar con una situación de un concurso mercantil, de una situación de crisis, incluso, de costos políticos del Gobierno para asumir con la contundencia con la que se requiere el hecho de plantear una inversión real y no supuestos de inversión", dijo a principios de septiembre pasado Lizette Clavel, ex-secretaria general de ASSA.

2) Insuficiente apoyo y flexibilidad del Gobierno federal al proceso de rescate de Mexicana. Los líderes sindicales ubican a éste como el principal obstáculo para retomar las operaciones de la compañía.

"Hoy por hoy quien no ha permitido también que Mexicana regrese a volar es el Gobierno federal, porque de los 29 inversionistas que han pasado ninguno ha podido operar la aerolínea, algunos te han demostrado fehacientemente que han venido a burlase de nosotros", consideró Ricardo del Valle, actual líder de ASSA.

Cuestionó el porqué dependencias como las secretarías de Comunicaciones y Transportes y Hacienda no han condonado las deudas de Mexicana cuando lo han hecho en otras situaciones.

Por su parte Miguen Ángel Yúdico del SNTTTASS, consideró que el Gobierno pudo evitar que la firma dejara de operar si hubiera aplicado la requisa al tiempo que lo ha responsabilizado de negarle a la aerolínea realizar operaciones charter en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) sino paga 20 millones de pesos de adeudos.

Para el líder de los pilotos, el Gobierno de Felipe Calderón omitió desplegar de manera efectiva sus facultades y su deber de verificación de la estabilidad y permanencia de la concesión federal (de Mexicana), además de que en los 16 meses en que Mexicana ha estado fuera del mercado, cuatro meses se perdieron trabajando en el proyecto de PC Capital "impulsado desde el Gobierno federal, que resultó un fiasco".

En tanto que la SCT ha reiterado en varias ocasiones su disposición a coadyuvar en el proceso de reestructura y en cumplimiento de la Ley y la transparencia. Además de la solvencia financiera, los interesados en Mexicana deben de tener capacidad administrativa, jurídica y operativa.

3) Los abultados pasivos laborales. Desde el año pasado se ha considerado a este como un factor desalentador para los inversionistas ya que estos representan más de una tercera parte de los adeudos totales de la firma. Sin embargo, desde noviembre del año pasado se modificó y acordó un nuevo acuerdo colectivo de trabajado con los trabajadores, con un perfil de bajo costo.

4) El entorno financiero no ayuda. La volatilidad financiera es un aspecto que no facilita el fondeo de un negocio de alto riesgo (con costos dolarizados) como la aviación. Empresas como Aeroméxico y Mexicana han quebrado en más de una vez bajo otras administraciones.

5) Mecanismo de venta de acciones poco claro. Desde hace tiempo Iván Barona, Avanza Capital y Altus Prot han manifestado su interés en adquirir la empresa, aunque también expresaron al juez que la compra de las acciones no es clara.

"Porque la Secretaría de Comunicaciones y  Transportes y la Secretaría del Trabajo les exigen, primero, que demuestren que tienen etiquetado el dinero para la adquisición de Mexicana y, después, tendrían acceso a la información relativa a los libros y las acciones", explicó en su momento el juez Felipe Consuelo Soto.

6) El valor de Mexicana se ha deteriorado. Cuando recién dejó de operar se hablaba de un valor importante de la marca, rutas a Estados Unidos y de la concesión misma, estos parecen haberse depreciado. Desde el año pasado se reconfiguró el mercado con la salida de la línea aérea.

La mayor parte de las rutas que operaba Mexicana fueron retomadas por Aeroméxico, Interjet, Volaris y VivaAarobus no sólo en México sino en el extranjero. Además, los slots (horarios de despegue y aterrizaje) de Mexicana fueron distribuidos por las autoridades entre estos jugadores.

7) De manera recurrente, los líderes sindicales de trabajadores de la aerolínea han hablado de una estrategia implementada por el Gobierno y algunas líneas aéreas actualmente en operación para evitar que Mexicana regrese. Sin embargo, hasta ahora no hay evidencia clara de ello.

Tras haberse complicado y alejado la posibilidad de que Iván Barona capitalizara Mexicana, Gerardo Badín, conciliador y administrador de Mexicana, ha señalado que los grupos que siguen manifestando interés en la firma continúan en el proceso dentro de los tiempos establecidos del concurso mercantil.

El 28 de agosto de 2010 Nuevo Grupo Aeronáutico (NGA), propietario de las tres aerolíneas de Grupo Mexicana (Compañía Mexicana de Aviación, Mexicana Click y Mexicana Link) decidió cancelar las operaciones de estas líneas aéreas ante los graves problemas de liquidez que atravesaba y ante la imposibilidad de alcanzar acuerdos para cambiar el contrato colectivo con trabajadores y reestructurar pasivos con acreedores.

Según datos de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), al primer semestre de 2010 Grupo Mexicana de Aviación tenía una participación de 28.7% en el mercado doméstico de pasaje, ubicándose en segundo lugar después Aeroméxico (la empresa número 63 de Las 500  de Expansión) que poseía un 32%.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
Ford producirá en su planta de Cuautitlán el primer auto eléctrico en México
No te pierdas
×