Aeroméxico se defiende de sobrecargos

El grupo reconoce que el pacto de ahorros vence hoy, pero sólo puede suspenderse por acuerdo mutuo; la firma estima que sus sobrecargos ganan 60% más que en su competencia y 24% arriba de 2008.
aeromexico  (Foto: AP)
Jesús Ugarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Grupo Aeroméxico asegura que no ha incurrido en violación alguna al contrato colectivo de trabajo ni en el programa de ahorros que tiene con la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA), firmado hace tres años, de acuerdo con Abraham Zamora Torres, director ejecutivo de Asuntos Corporativos y de Industria de la empresa.

Lo anterior, luego de que este martes Ricardo del Valle, secretario general de ASSA, dijo a CNNExpansión que en 2008 el gremio que encabeza convino con la compañía un programa de ahorros anuales por 209 millones de pesos (mdp) por cada 100 plazas, mismo que vence este miércoles 30 de noviembre.

"Sin embargo, la compañía le da su propia interpretación (al acuerdo), nosotros consideramos que la situación actual de Aeroméxico no es la de hace tres años", dijo el representante sindical martes por la noche. Debido a ello, ASSA señaló que evalúa emplazar a huelga a Aeroméxico, argumentando violaciones al contrato colectivo de trabajo y al propio convenio de ahorros.

"Estamos bastante sorprendidos de las declaraciones que ha hecho Ricardo del Valle (líder de ASSA), la verdad es que hoy la condición de los sobrecargos en la empresa es bastante estable y buena, la compañía está sólida y la planta de los sobrecargos está bien remunerada, muy por encima del promedio nacional de las otras aerolíneas mexicanas", dijo Zamora Torres en entrevista telefónica con CNNExpansión.

Los sobrecargos que prestan sus servicios en Aeroméxico tienen remuneraciones 60% más altas de lo que ganan trabajadores similares y al menos 24% en promedio superiores de lo que percibían hace tres años cuando se firmó el convenio de ahorros, señaló.

"La empresa en ningún caso ha afectado sus condiciones y hoy ganan más de lo que perciben los empleados de nuestros competidores, y dado que vuelan más su parte variable del ingreso se incrementa", agregó.

Zamora Torres reconoce que dicho acuerdo fenece este miércoles, pero también explica que las condiciones de las cláusulas de convenio pueden continuar vigentes en tanto no exista un acuerdo contrario entre sindicato y empresa.

"Entonces no estamos en ninguna violación al convenio ni nada como mencionan (los sobrecargos)", agregó.

Cabe señalar que Aeroméxico ha ampliano su red de rutas y flota de aviones. Las eficiencias y ampliación de sus operaciones le permitieron por primera vez en mayo entregar un reparto de utilidades a sus trabajadores (PTU), cosa que no ocurría en muchos años.

El director ejecutivo de Asuntos Corporativos y de Industria de Aeroméxico también reveló que han tenido de manera frecuente pláticas con Ricardo del Valle y con toda la planta de sobrecargos a fin de alcanzar un acuerdo respecto a las cláusulas.

"Las cláusulas pueden mantenerse vigentes en tanto no se tenga un acuerdo en contrario, es decir, el convenio establece que los acuerdos deben continuar a menos que ambas partes pacten algo diferente, y desde hace dos meses hemos estado sentados en la mesa con el sindicato haciéndoles propuestas para hacer prevaler algunas de estas cosas sin afectar la situación económica de los sobrecargos actuales", enfatizó.

Se trata de las cláusulas Segunda, Tercera y Cuarta del Convenio que establece la necesidad de llegar a un acuerdo en común (de ambas partes). "Consideramos que las cláusulas deben de prevalecer porque eso hace más competitiva a la empresa, aun con estas cláusulas estamos 60% arriba en salarios que nuestros competidores y por eso creemos que nos hacen competitivos en salarios",  consideró el ejecutivo.

El pasado 26 de junio Aeroméxico, empresa dirigida por Andrés Conesa, dio a conocer sus resultados del tercer trimestre de 2011 con aumentos de 24% en ingresos y 81% en la utilidad neta, la cual sumó 1,873 millones de pesos (mdp). La compañía presumió que el factor de ocupación del trimestre se ubicó en 80.8%, ubicándose como el más alto para un trimestre en su historia.

Otro de las inconformidades de ASSA tiene que ver con el número de sobrecargos de categoría inicial que se debe de llevar en los vuelos con aviones de cabina angosta y ancha.

El líder de ASSA indicó que en el primer caso (con aeronaves Boeing 737 de 102 asientos), bajo el convenio pactado no podría ir más de un sobrecargo y la empresa lleva dos y el segundo (Boeing 767-200 o 300 de 190 y 220 plazas, respectivamente, o en los tipo 777 con más de 270 lugares) no debe de haber más de dos y la firma utiliza tres. "Estas violaciones están acreditadas", consideró.

Al respecto, Zamora Torres indicó que todos los programas de los roles (de trabajo) programados que hace la empresa no prevé nada de lo que señala Del Valle. Según el directivo los roles son revisados por una comisión mixta (donde participa el sindicato) donde el gremio avala los roles que mes con mes se mandan a los sobrecargos.

Reveló que han propuesto a ASSA la implementación de un nuevo sistema que ocupan otras aerolíneas, para generar una asignación de servicio mensual con base en las preferencias individuales de los sobrecargos. Con esto, cada trabajador podría programar y escoger sus vuelos, para cual requiere del aval del sindicato.

En total, en la línea aérea más grande de México (por el tamaño de su flota y volumen de pasajeros transportados) prestan sus servicios un total de 1,350 sobrecargos afiliados a ASSA.

"Ya se tiene el planteamiento del Comité Ejecutivo de ASSA, se integrará el expediente ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) y la decisión del emplazamiento a huelga será sometida para votación ante la asamblea del sindicato", detalló ayer Del Valle.

Hasta ahora, el objetivo es meter el emplazamiento a huelga entre el 14 y 15 de diciembre y estallar la huelga el 24 de diciembre próximo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Grupo Aeroméxico (la empresa número 63 de 'Las 500' de Expansión) es una sociedad controladora, cuyas subsidiarias se dedican a la aviación comercial en México y a la promoción de programas de lealtad de pasajeros. Cuenta con una flota de aviones Boeing 777,´767, 737, así como Embraer 145 y 190 de última generación.

Tiene su centro principal de operaciones (hub) en la terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y opera más de 550 vuelos diarios a distintas ciudades en México, Estados Unidos, Centro y Sudamérica, así como en Europa y Asia.  Es sociofundador de Skyteam, la alianza aérea global que agrupa a 15 aerolíneas.

Ahora ve
Este gel permite un mejor estudio sobre el comportamiento del cáncer
No te pierdas
×