Aviacsa, ‘demorada’ en los tribunales

En el ámbito judicial se dirime la deuda de la empresa con el IMSS y un despacho de contadores; la aerolínea debe pagar adeudos a aeropuertos, pese a que no hay recurso legal que le impida volar.
Aviacsa  (Foto: Cortesía Aviacsa)
Jesús Ugarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

A más de siete meses de haber intentado reanudar operaciones, Aviacsa sigue en tierra y en medio de amparos y litigios relacionados con la reestructura de su deuda, por lo que su futuro es incierto.

Pese a que a mediados de agosto pasado la línea aérea superó la apelación que interpusieron algunos acreedores en contra del convenio concursal firmado a principios de este año y a que se resolvió un reclamo de reconocimiento de créditos, resurgieron las querellas relacionadas con estos temas y actualmente se dirimen en los tribunales.

"Las personas no hacen litigios cortos, un medio de defensa va en serie con el otro. Efectivamente llevaban dos líneas de discusión por un lado: quiénes eran los acreedores y el monto de adeudos con éstos, y el segundo tema es la aprobación o no de la sentencia del convenio concursal", explicó Gricelda Nieblas, directora general del Instituto Federal de Especialistas de Concursos Mercantiles (IFECOM).

En el primer caso, el juzgado había definido desde hace tiempo la identidad de los acreedores, los montos a pagarles y en qué orden. Sin embargo, algunos de estos promovieron un recurso de apelación, el cual prácticamente confirmó la sentencia del juez, con alguna variante al aumentar un poco el monto del adeudo que tiene Aviacsa con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Ante esto, vuelve a estar en duda el estatus del crédito del IMSS, si quedará como lo decidió originalmente el juez o el Primer Tribunal Unitario del Cuarto Circuito ubicado en Monterrey, Nuevo León. Adicional a esto, un despacho de contadores que prestaba servicios a la línea aérea (Muñoz Contadores y Auditores S.C.) reclama adeudos más altos de los que se le han reconocido hasta ahora.

El reconocimiento de créditos repercute a su vez en la aprobación del convenio concursal con acreedores, añadió Nieblas Aldana. En este sentido, el no tener firmes las cantidades a pagar dificulta a la empresa la programación de plazos de pago de créditos, y en este sentido una sentencia ha repercutido en la otra. "Entonces esa segunda sentencia, la de aprobación de convenio, se está tramitando con suspensión del procedimiento, y luego se resolvió la apelación, la confirmaron, pero ahí van todos al amparo", indicó. Sin embargo, confió en que en un plazo breve quedarán resueltos estos medios de defensa para tener una definición.

Con autorización para despegar

Dado que los amparos interpuestos por los acreedores en contra de Aviacsa no tienen suspensión, la aerolínea podría volar de inmediato.

"Puede volar, de tal manera que en cuento reúna las sumas que el pide el Aeropuerto (Internacional de la Ciudad de México), ciertas cantidades para combustible, que hagan sostenible su operación durante cierto plazo, va a recibir de la Secretaría (de Comunicaciones y Transportes) las autorizaciones necesarias", consideró la directora general del IFECOM.

Cabe recordar que ante los pasivos que tiene con el AICM, el 2 de mayo de 2011 Aviacsa se vio impedida de reiniciar operaciones como lo tenía previsto desde el Aeropuerto de la Ciudad de México a varios destinos del sureste del país como Tuxtla Gutiérrez, Oaxaca, Cancún, Mérida, Villahermosa y Tapachula.

El aeropuerto capitalino, dirigido por Héctor Velázquez, condicionó la utilización del AICM al pago de 22 millones de pesos (mdp).  Asimismo, los grupos aeroportuarios del Centro-Norte (OMA) y del Pacífico (GAP), han exigido cada uno el pago de alrededor de 20 mdp por concepto de la Tarifa de Uso Aeroportuario (TUA) que la aerolínea cobró a nombre de estos.

CNNExpansión buscó a funcionarios del AICM y a directivos de la propia aerolínea, pero no estuvieron disponibles.

"El juzgado no tiene inconveniente en que la aerolínea vuele, pero las autoridades administrativas deben velar porque la persona, en ejercicio de un permiso o concesión que explota un servicio público, tenga la capacidad técnica y financiera, entre otras cosas", comentó la directora general del IFECOM.

También reconoció que normalmente los inversionistas no desembolsan recursos sino tienen una certeza jurídica de que están un convenio viable que puedan cumplir y que pueda estar sujeto a cambios.

El pasado 24 de enero, Aviacsa anunció que había concluido exitosamente el concurso mercantil en el que estuvo inmersa desde el 9 de julio de 2009. El juez encargado del proceso aprobó dicho concurso tras haberse negociado los adeudos con los principales acreedores y acordado la capitalización de la empresa por parte de Grupo Madero.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

A lo largo del proceso, que duró 18 meses, se realizaron negociaciones con los principales acreedores de la compañía, entre ellos Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y varios grupos aeroportuarios. Como parte de los acuerdos con los acreedores, se lograron quitas de deuda y reprogramar pagos a un plazo de tres años por un monto de 670 mdp.

Aviacsa suspendió operaciones el 9 de julio de 2009 y entró a concurso mercantil con adeudos que rondaban 1,750 mdp. Sus principales acreedores eran ASA, con 260 mdp; el Sistema de Administración Tributaria (SAT), con 960 mdp, mientras que a los grupos aeroportuarios y al  AICM les debía 203 mdp y 127 mdp, respectivamente.

Ahora ve
Lo más buscado por los mexicanos en Google durante 2017
No te pierdas
×