AICM ‘le da el avión’ a las aerolíneas

Al menos 7 empresas pidieron indemnización al aeropuerto por el apagón y no han tenido respuesta; en septiembre pasado, ese incidente afectó 240 vuelos y 30,000 pasajeros, con pérdidas millonarias.
aeropuerto terminal aerea gap oma asur 1  (Foto: Photos to Go)
Jesús Ugarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

A más de dos meses de la suspensión del suministro de energía en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), incidente que afectó durante casi seis horas el servicio de las aerolíneas que operan hacia y desde esta terminal y que les implicó costos económicos importantes, las compañías no han tenido respuesta alguna a sus solicitudes de indemnización.

Abraham Zamora Torres, presidente de la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero), comentó que cada aerolínea manejó por separado su reclamo ante el AICM y solicitó sus montos de los reclamos debido a que tienen su forma de cuantificar lo que se compensó a pasajeros y el sobrecosto operativo derivado del apagón.

"La verdad es que se presentó el reclamo (ante el AICM), y hasta el momento ninguna de las empresas hemos tenido respuesta alguna del aeropuerto, entonces estamos esperando para ver qué vamos a hacer", agregó el ejecutivo.

Otra fuente del sector aéreo reveló que fueron entre seis y siete líneas aéreas las que se inconformaron ante el AICM y pidieron indemnización. Entre éstas estuvieron Volaris, Avianca, Taca, Interjet y Aeroméxico.

El pasado 29 de septiembre, Aeroméxico reveló que a causa de esa falla técnica acontecida entre las 19:45 horas del miércoles 28 de septiembre y las 1:16 horas del jueves, quedó incapacitada para transportar a alrededor de 10,000 pasajeros.

"El efecto se tradujo en que el jueves se dejaron de vender los boletos (en el caso de Aeroméxico) de ese día para poder acomodar a las personas que se quedaron sin el servicio el miércoles. Si se suman a los 10,000 del miércoles, otros 15,000 o 20,000 que no pudieron comprar los boletos para volar el jueves, imagínate el nivel de impacto para las aerolíneas", dijo a finales de septiembre Zamora Torres, quien también es director ejecutivo de Asuntos Corporativos y de Industria de Aeroméxico.

En este sentido, a los viajeros que no pudieron volar el miércoles se les tuvo que acomodar entre el jueves 29 y viernes 30 de septiembre, respectivamente.

Ante la suspensión de las operaciones del AICM (la empresa número 252 de 'Las 500' de Expansión), muchos aviones tuvieron que regresar de donde habían salido, otros se quedaron en la terminal aérea de la Ciudad de México y la mayor parte se fue a otros aeropuertos sin poder llegar a su destino y tuvieron que bajar en las terminales de Toluca, Bajío, Querétaro, Acapulco o Guadalajara.

Por su parte, en comunicado que Volaris manejó en ese momento, reveló que el 29 de septiembre cinco de sus vuelos fueron desviados al aeropuerto de Toluca. "Más de 1,500 clientes han sido trasladados entre los Aeropuertos de la Ciudad de México y de Toluca durante el 28 y el 29 de septiembre gratuitamente", citaba en un reporte.

AICM dice que habló con aerolíneas

Una fuente del AICM que pidió no ser citada dijo que a las aerolíneas ya se le explicaron las causas del apagón y las estrategias que estarán siguiendo las autoridades de la terminal aérea para evitar que no vuelva a ocurrir una suspensión del suministro de energía eléctrica.

Agregó que con base en el peritaje que le fue encomendado al Instituto de Investigaciones Eléctricas (de la Secretaría de Energía), el problema de origen se tuvo en Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam), dependiente de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

El incendio tuvo su origen en la subestación de energía eléctrica de Seneam y fue consecuencia de fallas en los dispositivos de protección tras la sobrecarga eléctrica que se presentó.

"Como el Seneam pertenece a la SCT, no hay mucha voluntad de dar a conocer esto. El peritaje estableció que la subestación del AICM no sufrió daño y funcionó adecuadamente, a pesar del corto no ocurrió nada", mencionó la fuente consultada.

Asimismo, consideró que las aerolíneas van a tener que hacer cuentas con el AICM, ya que varias de las empresas tienen adeudos por TUA (Tarifa de Uso Aeroportuario) y hangar con el aeropuerto. Se estima que dichos pasivos ascienden a alrededor de 600 millones de pesos (mdp) y corresponden al 2011.

Entre otras cosas, la fuente dijo que el peritaje realizado por el Instituto de Investigaciones Eléctricas concluyó que había un envejecimiento de los tres cables que alimentan la luz en el AICM y que no funcionaron los sistemas emergentes porque los conductos se quemaron.

El peritaje recomendó separar los tres cables o circuitos subterráneos para que, en caso de un cortocircuito no se quemen los tres otra vez, agregó.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

De enero a noviembre de 2011, el Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México (AICM) movilizó 23.9 millones de pasajeros nacionales e internacionales y registró 318,970 operaciones aéreas, lo que representó crecimientos de 8% y 2%, respectivamente, en relación con las cifras del mismo periodo de 2010.

Conforme al ritmo de crecimiento registrado a lo largo de este año, se estima que al concluir 2011 los pasajeros movilizados superarán los de 2010, cuando totalizaron 24.1 millones. Del total de los viajeros atendidos a noviembre, 66% correspondió a pasajeros nacionales y el 34% restante a extranjeros.

Ahora ve
Estos cinco escenarios marcaron a México durante el 2017
No te pierdas
×