GM a conquistar al mundo desde ‘Malibu’

Con su renovado sedán la firma roza la meta de diseñar, construir y vender autos en todo el mundo; este modelo llegará en 2012 y es la gran apuesta de la empresa en el mercado de vehículos medianos.
malibu  (Foto: AP)
Doron Levin

El nuevo Chevrolet Malibu, que llegará a las salas de exposición estadounidenses dentro de unos meses, supone un importante hito para General Motors (GM). Es el primer sedán mediano verdaderamente "internacional" de la automotriz, con vehículos idénticos vendiéndose en Europa, Asia y Norteamérica. Con el Malibu, GM se ha acercado más al cumplimiento de un objetivo que ha perseguido por dos décadas: diseñar vehículos que puedan venderse y construirse en todo el mundo. Ese retraso en alcanzar la eficiencia en la producción global era un síntoma del mal que condujo a GM a la bancarrota en 2009. El alcanzar una eficiencia a nivel mundial le ayudará a reducir costos, y conducir las ganancias de GM al alza.

Sin embargo, el Malibu 2013 significa mucho más. En Estados Unidos, el auto representa el mejor esfuerzo de GM hasta la fecha para romper el dominio que el Camry de Toyota, el Accord de Honda, el Sonata de Hyundai y el Altima de Nissan tienen sobre el segmento de los vehículos medianos. "Siento que este coche será competitivo mundialmente. Camry y Accord ya no son la opción por defecto para los compradores de sedanes familiares de tamaño medio," anticipa Rebecca Lindland, analista de IHS/Global Insight.

El viernes pasado, Dan Akerson, director ejecutivo de GM, dijo que el nuevo Malibu aparecerá en los concesionarios estadounidenses de "seis a ocho meses" antes de lo previsto, con el fin de evitar los descuentos y otros incentivos que tal vez se necesiten para continuar vendiendo el actual modelo. 

El Chevrolet Cruze también fue construido sobre una plataforma global. Usar la escala como ventaja, tal como lo hizo Toyota con el Corolla y otros modelos internacionales "es un trabajo en progreso para GM. Y cada vez lo hace mejor", explica Tracy Handler, analista de producción en IHS/Global Insight. Usar una plataforma unificada le permite a GM repartir costos de diseño entre un gran número de vehículos, así como ordenar los mismos tipos de herramientas de manufactura para todas sus plantas fabriles.

De acuerdo a IHS/Global Insight, el Malibu se construirá en las plantas de ensamblaje que la automotriz tiene en Fairfax, Kansas y Detroit, así como en Shanghái, China, y Pupyong, ubicada en Corea del Sur. El nuevo modelo será ligeramente más corto y ancho, con más espacio interior para pasajeros y un maletero más amplio; el estilo es más deportivo que el de su predecesor. El vehículo tendrá un precio base de 22,000 dólares en las concesionarias estadounidenses.

En lo que va de 2011, el Camry de Toyota lidera en Estados Unidos el segmento de los sedanes familiares medianos, con poco más de 275,000 unidades vendidas. Le sigue el Altima de Nissan, con 243,000 vehículos. El Malibu actual, que será reemplazado por el nuevo modelo, ha vendido alrededor de 192,000 unidades, de las cuales probablemente entre 20 y 30% fueron ventas de menor rentabilidad, destinadas a dependencias gubernamentales y flotas de alquiler.

La primera versión del nuevo Malibu que llegará al mercado estadounidense, etiquetado en 26,000 dólares, será el Malibu Eco con tecnología e-Assist, un sistema híbrido parcial o ‘mild hybrid', y un rendimiento de 25 millas por galón en ciudad y 39 millas por galón en carretera. Cuando se detenga frente a un semáforo, el motor de gasolina se apaga por completo; un generador alimentado con batería puede reencender el vehículo y el motor cuando se pisa el acelerador. Estas versiones híbridas son cada vez más comunes, pues los fabricantes buscan cumplir las normativas federales más estrictas para el ahorro de combustible.

El Cruze ha probado ser un éxito para Chevrolet y para GM, con ventas de 215,000 unidades en lo que va del año, apenas por detrás del auto más vendido de Toyota, el Corolla. Ahora, GM espera que el Malibu tenga el mismo potencial.

Ahora ve
Te decimos lo que debes saber del Xbox One X
No te pierdas
×