Televisa, ‘encadenada’ a Iusacell

La compra de deuda de la telefónica la obliga a pelear por su unión pese a la negativa de la CFC; la gigante de los medios tiene la opción de llevar el proceso hasta el 2015.
televisa iusacell fusion cfc inversion  (Foto: Thinkstock)
Edgar Sigler /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Tras el revés que recibió la concentración entre Televisa y Iusacell el miércoles pasado, la duda entre analistas financieros está en el desenlace de los 1,600 millones de dólares que la televisora entregó para hacerse del 50% de la operadora de telefonía celular.  "No es una cantidad menor. Representa el 34% de sus ventas pronosticadas para 2011", comentó Valeria Romo, analista de Grupo Financiero Monex, para poner en perspectiva lo que este fracaso puede significar para el conglomerado de medios.

Las firmas advirtieron el miércoles que defenderán la operación, y considerando la información que Televisa entregó al mercado, quizá no tenga una mejor salida.

La jornada del miércoles transcurrió entre desplegados, rumores, golpes y ‘cambios de domicilio' hasta que ambas compañías dieron a conocer que la Comisión Federal de Competencia (CFC) rechazó el acuerdo por el cual la televisora buscaba convertir los 1,565 millones de dólares que tiene en deuda de Iusacell por acciones en la telefónica.

Televisa confirmó a través de un comunicado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y a la Comisión de Valores  de Estados Unidos (SECpor sus siglas en inglés) que realizó el total de la inversión en el cuarto trimestre de 2011, agregando que Iusacell ya comenzó a usar esos recursos para "fondear su plan de negocios, expandir su infraestructura, y crecer la base de clientes".

"Esto es lo más preocupante. Hace más complicado el pensar en un reembolso de la inversión, porque hasta donde sabemos es una empresa muy endeudada", comentó un analista que pidió no ser identificado.

Aún está pendiente de conocerse mucha información sobre el acuerdo firmado en abril del año pasado, por ejemplo, saber las obligaciones que se impusieron (conocidos como covenants), y en qué fecha vencen los bonos.

"Los datos dados ayer por Televisa dan un poco de luz al acuerdo, pero no mucha", dijo la fuente.

Televisa mencionó en su aviso a la BMV que la deuda tiene un plazo de convertibilidad que se puede ejercer hasta el 2015.

"Esto va a empujar a Televisa a intentar ahora, el año que viene o el siguiente a que le autoricen la conversión",  explicó Gregorio Tomassi, analista de Santander.

Para Valeria Romo el plazo también es un indicativo de que seguirán peleando por la compra, pero considera que de mantenerse la negativa del ente antimonopolios, la compañía que preside Emilio Azcárraga Jean deberá llevar el caso a los tribunales para recuperar su inversión.

"Yo creo que las empresas sabían que había riesgos importantes de que no se llegara a buen fin", explicó la analista de Monex sobre el plazo de convertibilidad.

"No han dejado claro si pueden dejar la inversión, porque no piensan en eso. Ahora se van a enfocar en convencer a los reguladores en que no hay conflicto de intereses", expresó Alejandro Gallostra, analista en telecomunicaciones de BBVA Research.

El banco UBS ve que existen aún varias fases para defender el acuerdo ya sea en el recurso de reconsideración, pedir la recusación de Eduardo Pérez Motta, comisionado presidente de la CFC (como sucedió en el caso de la mega multa a Telcel), o llegar a los tribunales.

"Televisa no recuperará su dinero y se irá caminando. La estructura del acuerdo, al final, no permite esa opción. Ni tampoco es el interés de Televisa en este punto", expresó en un reporte el banco suizo UBS.

UBS mantiene su recomendación de compra sobre la acción de Televisa, pero aumentó su valuación de las acciones de 61 a 66.5 pesos.

El presente se ve mejor sin Iusacell

La unión con Iusacell hubiera supuesto una importante inversión adicional de Televisa para impulsar y competir en el mercado de la telefonía móvil.

La compañía de Ricardo Salinas Pliego cuenta con sólo un poco más de 4% del mercado de celulares, muy por debajo de Telefónica o Telcel. 

Si Televisa llegara a retirarse, eso beneficiará a los inversionistas en el corto plazo, pues supondrá que la compañía no sacrifique recursos para impulsar a Iusacell.

"Esto aumentaría nuestra valuación en tres pesos por acción", comentó el analista de BBVA Research, que valora a la acción en 61 pesos.

Para Televisa no tiene ningún efecto que no se haya aceptado el acuerdo en la parte del negocio. 

"Por la parte de márgenes y cuestiones orgánicas, el rechazo incluso va a beneficiar este año a los inversionistas", argumentó Romo.

La analista de Monex estima que Televisa reporte ventas por 4,835 millones de dólares en 2011, mientras qu la Casa de Bolsa sitúa el precio de la acción en 65.5 pesos, con una recomendación de mantener.

Para el analista de BBVA Research las opciones de Televisa continúan abiertas, aunque cree que la televisora defenderá la convertibilidad de la deuda en acciones de Iusacell.

"Ven en la inversión un activo como algo estratégico. Ven a la tecnología inalámbrica como el futuro", dijo Gallostra.

BBVA Research tiene en recomendación por debajo del mercado a Televisa.

La televisora criticó la decisión de la CFC pues considera que evita la entrada de un nuevo participante a un mercado dominado por Telcel.

La televisora destacó en su comunicado del miércoles que estudios internacionales denuncian la falta de competencia en el sector mexicano de telecomunicaciones y que, como resultado, "estiman que la economía pierde 2.2% del PIB cada año, impactando así el bienestar de la población", en referencia al estudio presentado por la OCDE sobre el sector telecomunicaciones de México esta semana.

Regalazo de interés

Televisa reveló que la deuda convertible que adquirió de Iusacell paga un interés de 2% por año, cuando otras compañías en situaciones financieras similares pagan entre 10% a 15%, según un reporte de BBVA Research.

Cemex paga 12.7% por su deuda con maduración al 11 de enero de 2018, mientras Axtel 13.7% por su bono con maduración al 1 de febrero de 2017, según datos del reporte.

Barclays Capital compara la tasa de 2% con la que paga Televisa por sus bonos en dólares de 6.5%.

La mesa de análisis del banco recordó que la apelación de Televisa y Iusacell tomará unos 90 días (30 para el recurso de reconsideración, más 60 de la CFC para revisarla).

Barclays se preguntó "¿por qué Televisa pagó a Iusacell antes de recibir la aprobación?", y percibieron en sus pláticas con la televisora que la compañía no se esperaba una negativa.

Una de las razones para el rechazo pudo ser la decisión de Televisa de no vender espacios publicitarios a Grupo Carso, comentó Barclays Capital.

El banco mantiene su recomendación por debajo del mercado para Televisa. 

Ahora ve
Los hechos económicos que marcaron a México durante el 2017
No te pierdas
×