Chevron, disculpa o pago de 18,000 mdd

La petrolera dijo que no saldará la multa y tampoco admitirá los daños ecológicos en Ecuador; los demandantes prometen hacer todo porque la empresa se disculpe o pague.
chevron gas  (Foto: AP)
QUITO (AP) -

La petrolera estadounidense Chevron afirmó este viernes que no se disculpará con quienes la acusaron de contaminar la amazonia de este país, por lo cual la multa impuesta por la justicia automáticamente podría elevarse a 18,000 millones de dólares, el doble de la sanción decretada.

La justicia ecuatoriana había fijado al 3 de febrero como plazo final para que Chevron se disculpe con los afectados por la contaminación, y horas antes de que se venza ese plazo, su vocero, James Craig, en diálogo telefónico con AP, afirmó que "Chevron no se disculpará ...".

"La emisión de tal disculpa requeriría que Chevron hiciera una admisión falsa de responsabilidad de impactos medioambientales que no causó", agregó Craig.

"La Corte hizo caso omiso de la evidencia científica abrumadora de que las operaciones de Texaco en Ecuador antes de la 1990 no causaron riesgo significativo para la salud humana o el medio ambiente", expresó.

Craig aseveró que Chevron está segura que "la sentencia no será ejecutable en cualquier nación que mantenga el estado de derecho, la compañía está bien posicionada en varios frentes para defenderse contra cualquier esfuerzo para hacer cumplir esta sentencia corrupta".

La sentencia judicial sanciona la contaminación causada por Texaco entre 1972 y 1990, durante sus operaciones petroleras en la amazonia norte de este país. La empresa compró a Texaco en el 2001 y asumió sus responsabilidades.

El abogado de los demandantes Pablo Fajardo, expresó a la AP que "es una grave error de Chevron, creo que lo más coherente, un elemento importante para limpiar su imagen, era reconocer que ha causado un grave daño a la amazonia ecuatoriana, pero al no hacerlo demuestra la arrogancia, la prepotencia y la actitud racista de la empresa".

Fajardo destacó en entrevista telefónica que "si no piden disculpas públicas vamos a exigir y buscar los mecanismos jurídicos necesarios para que Chevron pague hasta el último centavo de la cuantía económica fijada en la sentencia".

Fajardo aclaró aunque se venció el plazo, queda pendiente que la Corte Provincial de Sucumbíos disponga por escrito la ejecución de la sentencia y además debe aclarar el monto total que debe pagar Chevron, que en cualquier caso estaría alrededor de los 18.000 millones de dólares.

La justicia ecuatoriana, mediante sentencia de segunda instancia en enero de este año, dispuso el pago de 9.510 millones de dólares, cifra que incluye una multa del 10% por infringir la ley de gestión ambiental. Ese porcentaje para unos es parte del monto que debe duplicarse, mientras que para otros debe quedar fuera.

El coordinador del Frente de Defensa de la Amazonia, Luis Yantza, quien representa a los indígenas y campesinos demandantes expresó a la AP que "nosotros presumíamos aquello de que no iban a disculparse ... en todo caso la decisión del juez fue muy clara, si no se disculpan hasta hoy, el monto se duplica".

"Vamos a ocupar ese dinero adicional para cubrir los daños que no fueron considerados en la sentencia, como por ejemplo para reparar los territorios indígenas y las pérdidas económicas de los campesinos que fueron afectados por la contaminación causada por Texaco", aseveró.

El 5 de enero la Corte de Sucumbíos ratificó en segunda y definitiva instancia una sentencia de febrero de 2011, pero los demandantes interpusieron un último recurso cuyo plazo final venció este viernes.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El juicio contra Chevron comenzó en 1993 cuando 88 ecuatorianos presentaron ante una corte federal de Texas una demanda por daño ambiental. En 1994, el mismo grupo presentó una demanda ante tribunales de Nueva York. Ambas cortes desecharon la demanda, que finalmente recayó en la corte de la provincia de Sucumbíos, que tardó 18 años en dictar la sentencia.

En la ciudad de Lago Agrio en Sucumbíos, 180 kilómetros al noreste de Quito, se encuentran los principales yacimientos petrolíferos del país, que entre 1972 y 1990 fueron operados por Texaco, adquirida por Chevron.

Ahora ve
El esperado octavo episodio de la saga ‘Star Wars’ llega a los cines del mundo
No te pierdas
×