Contenidos y televisoras, retos de Slim

El peso de Televisa y TV Azteca y una programación de TV, los obstáculos a vencer: The Economist; el medio inglés hace una revisión del sector de las telecomunicaciones en México.
Slim  (Foto: AP)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

The Economist afirma que Carlos Slim Helú tiene dos grandes retos en su carrera hacia el mercado de la televisión: la influencia de las dos televisoras más importantes en México y la creación de contenidos. Con las elecciones federales en puerta, pocos políticos se atreverán a "irritar" a Televisa y TV Azteca con una potencial autorización para que el empresario entre al mercado.

"En 2008, Santiago Creel, un senador que había abogado por una mayor competencia en la televisión, se desdibujó en la cobertura de Televisa de un debate en el Senado. La empresa dijo que se trató de un ‘error de edición' ", ejemplifica el medio en un texto publicado este sábado 4 de febrero.

El otro reto, o "debilidad", como indica la publicación, es la carencia de contenido propio.

The Economist manifiesta que ni Televisa ni TV Azteca están dispuestas a vender sus programas a sus rivales de televisión de paga  y ni existen leyes que les obligue a hacerlo. Cita el caso de la empresa Dish.

Por ello, el accionista mayor de América Móvil no sólo tendría que atraer al público con precios bajos, sino con una buena programación mexicana. La publicación no cree que Carlos Slim se interesara en importar productos de otros partes de Latinoamérica debido, entre otras cosas, a la diferencia de acentos en el habla.

En su publicación, The Economist revisa el escenario de las telecomunicaciones en México y las participaciones del hombre más rico del mundo (según Forbes) y de las televisoras Televisa y TV Azteca en el mercado.

Recuerda la fuerte participación de Televisa en el mercado de la televisión abierta y privada y la posición de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) en el sentido de que más competencia en el sector podría reducir precios y crecer el tamaño del mercado en más de un tercio.

The Economist apunta que algunos de los obstáculos que entorpecen la competencia televisiva en México son el gran número de litigios. Ofrece a un dato de la OCDE para ejemplificar: entre 2005 y 2010 el sector generó más de 260 solicitudes de mandamientos judiciales, juicios de nulidad y revisiones judiciales.

Lo anterior, argumenta la publicación inglesa, le ha costado al país muy caro, pues la penetración de la telefonía móvil es del 88%, una de las tasas más bajas en el continente Americano, en cambio Brasil, "un país más pobre",  el porcentaje es de 119%; es decir, la nación sudamericana "tiene más celulares que personas".

La OCDE, dice The Economist, calcula que los excesivos precios del "disfuncional" mercado de telefonía y banda ancha le cuestan a México unos 26,000 millones  por año.

Señala que la convergencia tecnológica podría "estrujar" a Calor Slim, pues cada vez es más común que los servicios de teléfono y de televisión se entreguen a través del mismo cable:

"Desde 2007, las compañías de cable en México han ofrecido paquetes de servicios de teléfono, Internet y televisión, lo que América Móvil no puede hacer".

El medio agrega que la banda ancha inalámbrica es otra amenaza para Carlos Slim y recuerda que en 2010 una nueva licitación del espectro permite a sus competidores ofrecer el servicio de datos 3G.

Menciona además el revés que sufrió Televisa y Grupo Salinas estos días luego de que la Comisión Federal de Competencia rechazara la compra de la mitad de Iusacell por parte de la empresa de Emilio Azcárraga.

Sin embargo, contrasta, esa nueva tecnología también ofrece oportunidades a Slim y da como ejemplo la transmisión de los Juegos Panamericanos de Guadalajara, acción que por cierto le costó una demanda por parte de Grupo Salinas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Además, The Economist menciona el éxito del empresario en su alianza con Dish, proveedor de servicio de televisión de paga.

"En sus primeros dos años Dish ganó 2 millones de clientes, lo que equivale a casi al 40% del mercado de satélites y alrededor del 17% de toda la televisión de paga", apunta.

Ahora ve
¿Cuánto cuesta reparar los daños que dejan los incendios en EE.UU.?
No te pierdas
×