Juez aprueba reestructura de Vitro

El plan presentado tiene el apoyo de acreedores que representan 74.2% de la deuda reestructurada; la propuesta, por 3,400 mdd, prevé la sustitución de garantías previas por nuevos compromisos.
Vitro  La utilidad de operación consolidada de la empresa alcanzó los 43 millones de dólares.  (Foto: Cortesía Vitro)
CIUDAD DE MÉXICO (Agencias) -

El productor mexicano de vidrio Vitro dijo este martes que un juez mexicano aprobó el acuerdo de reestructuración de su pesada deuda, que presentó junto con sus acreedores por alrededor de 3,400 millones de dólares. Vitro obtuvo en abril del 2011 la protección de la justicia mexicana para reestructurar su deuda a través de un proceso conocido como "concurso mercantil preacordado", luego de que acreditó pasivos entre la compañía y sus subsidiarias.

"Nuestra reestructura ha sido formalmente reconocida por un Juez Federal en total consistencia con las leyes mexicanas", dijo la compañía en un comunicado.

El director general ejecutivo de Vitro, Hugo Lara García, manifestó su beneplácito con esta sentencia, la cual constituye un momento histórico en la vida de más de 100 años de la empresa, y aseguró que trabajarán en ejecutar el plan de reestructura a la mayor brevedad posible.

"Estamos seguros de que nuestros clientes, proveedores, nuestros más de 17,300 trabajadores y las comunidades en las que tenemos operaciones compartirán nuestro entusiasmo por este veredicto", dijo el directivo de acuerdo con el comunicado.

Según la empresa, el Juzgado Cuarto de Distrito en Materia Civil y del Trabajo en la ciudad de Monterrey dictó sentencia definitiva.

El plan de concurso presentado por el conciliador cuenta con el apoyo de la gran mayoría de los acreedores reconocidos, que representan 74.2% de la deuda reestructurada.

Dicho plan prevé la sustitución de las garantías que previamente habían otorgado las subsidiaras de Vitro, reemplazándolas por las de la nueva deuda a emitir, precisa la compañía regiomontana.

El director general de la reestructura, Claudio del Valle, expuso que con la sentencia la reestructura es formalmente reconocida por un juez federal en total consistencia con las leyes de México.

Sin embargo, aclara, el llamado comité ad hoc de tenedores de bonos, integrado por inversionistas sofisticados, estableció un patrón de comportamiento altamente litigioso y "seguramente seguirá con sus intentos infructuosos de descarrilar este proceso".

Optimismo en cumplir obligaciones

El plan de reestructura de Vitro se elaboró de forma minuciosa y conforme a las expectativas de flujo para la empresa en los siguientes años, por lo que se cumplirá cabalmente, aseguraron directivos de la compañía.

Por lo anterior, "no vemos problemas en poder cumplir cabalmente" como lo ha hecho Vitro a lo largo de su historia, con el plan de reestructura, precisó en conferencia de prensa por teléfono Claudio del Valle, director general de Administración y Finanzas de Vitro.

Tras la sentencia de la juez federal, lo que sigue inmediatamente es la implementación de la reordenación, lo cual se llevará a cabo en unas semanas, ya que se requiere concluir con una serie de procesos administrativos que dependen de terceros, agregó del Valle, quien también es director general de la reestructura.

El directivo apuntó que la operación de la empresa se mantuvo aislada del proceso de reestructura, "por lo que los planes de los negocios, de la operación de los negocios, siguen trabajando como se tenían previstos y no vemos ningún cambio al respecto".

En este sentido, el director de Relación con Inversionistas, Adrián Meouchi, añadió que al contar con un balance más fortalecido, con una carga financiera mejor alineada a los flujos que se esperan para la empresa hacia delante, pues "nos sentimos confortables que esta va a ser una deuda que vamos a poder continuar dándole servicio".

Precisó que parte del intercambio de deuda que ofrece Vitro plantea la emisión de un nuevo bono por 814 millones de dólares que vence en 2018.

Asimismo, considera otro bono convertible por 20% del capital social de la empresa en caso de que no sea pagado, hacia finales de 2015, por 96 millones de dólares.

"Al final del día si tomamos la deuda al 30 de septiembre de 2011, que era por aproximadamente 1,518 millones de dólares, estamos hablando que la compañía quedaría con una deuda total de 1,144 millones de dólares", precisó.

Respecto a la posibilidad de que los acreedores disidentes pueden apelar la sentencia de la juez federal, los directivos precisaron que ellos tienen nueve días hábiles para presentar apelación a esta sentencia, que empiezan a correr a partir del día de mañana.

Agregaron que una posible apelación de la contraparte no detiene la implementación de la reestructura, al tiempo de aclarar que estos disidentes no podrían cobrar la adeuda hasta que no acepten los términos de los nuevos pasivos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Por otra parte, informaron que Vitro Packaging de México presentó una solicitud de concurso mercantil voluntario, y la semana pasada se presentó la lista preliminar de proveedores; este proceso es separado del concurso mercantil de Vitro que concluyó hoy. Se espera una resolución en julio o agosto de este año.

Con información de Reuters y Notimex

Ahora ve
Así fue el inicio de las precampañas de Anaya, López Obrador y Meade
No te pierdas
×