Microsoft, sobreviviente en era post-PC

La empresa no dominará, pero ha convencido a los inversores de que tendrá un rol importante; la tecnológica parece estar posicionándose para años de crecimiento sostenido y moderado.
microsoft  (Foto: AP)
Kevin Kelleher

Microsoft siempre tendrá sus detractores. La verdad es que Bill Gates se alejó de la compañía que él fundó justo cuando la dinastía de Windows estaba siendo suplantada por tecnologías rivales. Eso dejó a Steve Ballmer, presidente ejecutivo de la firma, con la ingrata tarea de tratar de encontrar un lugar para Microsoft en una industria donde empresas como Apple, Google y Facebook parecían estar determinando la agenda en mayor medida.

Esa sensación de desencanto ha sido especialmente fuerte entre los inversores, que han pedido reiteradamente que Ballmer renuncie. En 2010 y 2011, Microsoft se desempeñó de manera significativamente inferior al mercado en general, cayendo 15% durante el periodo de dos años en que el promedio industrial Dow Jones ganó 17%. Y se desempeñó de manera inferior a sus compañeros del Dow a pesar de que tenía una relación precio-ganancia que estaba constantemente cerca de 10, muy por debajo de la relación precio-ganancia promedio del Dow.

En 2012, las cosas están cambiando. En lo que va de este año, las acciones de Microsoft han subido 19%, frente a un aumento del 5% en el Dow Jones, y ha estado coqueteando con un nivel de precio de acción de 32 dólares, el cual no ha visto desde principios de 2008.

Y la principal razón parece ser que es que Microsoft está finalmente convenciendo a los inversionistas de que va a estar bien en el mundo post-PC.

Por supuesto, Microsoft no va a dominar el mundo post-PC, aunque tampoco tendrá un papel irrelevante. Ha cambiado su asiento en la cabecera de la mesa por sólo un asiento más. Los inversores temían que el auge de las tablets y los smartphones significara un lento declive para la empresa. Sin embargo, Microsoft parece estar posicionándose para años de crecimiento sostenido y moderado.

Esto también parece ser el mensaje que Wall Street ha estado enviando a Microsoft este año. En el último trimestre, los ingresos por software de Windows, que desde hace décadas son la mayor fuente de ingresos de Microsoft, cayeron 6% a 4,740 millones de dólares debido principalmente a una disminución del 70% en las ventas de netbooks. En el pasado, ese dato habría sido una mala noticia, pero la acción de Microsoft ha subido 8% de manera constante desde la divulgación.

¿Por qué? En primer lugar, porque las otras divisiones están compensando de más la desaceleración de las ventas de Windows.

Los ingresos de la división de entretenimiento y dispositivos (que incluye la consola de videojuegos Xbox) aumentaron 15% a 4,240 millones de dólares. Y los ingresos provenientes de servidores y herramientas crecieron 11% a 4,770 millones de dólares. En otras palabras, los ingresos por servidores crecieron lo suficientemente rápido como para eclipsar los ingresos de Windows en el último trimestre. Y los ingresos de entretenimiento están cerca de superarlos también.

Así que, incluso si Windows fuera una franquicia moribunda, Microsoft ha establecido planes para continuar el crecimiento de sus ingresos y beneficios en otras áreas. Y aunque es demasiado pronto para afirmarlo, Windows podría no ser una franquicia moribunda. De hecho, podría ser una franquicia a punto de experimentar un crecimiento renovado durante años.

Todo depende de lo bien que Windows 8 funcione. Se espera que el sistema operativo llegue hasta la segunda mitad del año, pero las primeras críticas son positivas. Windows 8 parece ser el rediseño más ambicioso del software operativo central de Microsoft desde Windows 95. Según reportes, se reinicia en menos de ocho segundos, requiere de un reinicio sólo una vez al mes y cuenta con la interfaz Metro.

Metro es la clave para el futuro de Windows 8. Es una interfaz táctil sencilla de usar diseñada para funcionar en smartphones con Windows Phone 7, tablets que funcionan con procesadores ARM, PCs que utilizan chips de Intel y tal vez incluso el Xbox 360.

A Apple le tomó varios años hacer que el software iOS funcionara sin problemas en múltiples dispositivos: iPhones, iPads y, tal vez eventualmente, en MacBook Airs. Microsoft está planeando realizar esto en un solo golpe. Algunos críticos dudan que eso sea posible. Otros ven que Microsoft está tratando de hacer que funcione. Por supuesto, todo se reduce a los detalles, pero si funciona, Microsoft podría convertirse en un competidor viable de Apple, no sólo en el sector de las PCs y portátiles, sino también en tablets y teléfonos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La idea de que Microsoft podría decaer en el mundo post-PC ha sido una nube que ha flotado sobre la empresa durante años. Pero ahora, el peor escenario posible para Microsoft es que Windows se vuelva irrelevante y la empresa se enfoque en otras iniciativas, como los servidores, el software de negocios y el Xbox.

Por primera vez en años, existe también un mejor escenario posible. Junto con sus otras líneas de negocio en crecimiento, Windows 8 convertirá a Microsoft en un jugador fuerte en el sector de las tablets, los teléfonos inteligentes y las computadoras. Eso reivindicaría a Ballmer frente todos los críticos que pedían su renuncia. (Hay rumores de que Ballmer hará precisamente eso después del lanzamiento de Windows 8 más adelante este año). Éxito o decepción, Windows 8 podría ser el "canto de cisne" de Ballmer. Si es un éxito, podría sustituir una salida agridulce, debido a que Windows 8 podría ser la tecnología que demuestre que Microsoft todavía puede ser relevante.

Ahora ve
Policía investiga explosión cerca de terminal de autobuses de Manhattan
No te pierdas
×