El ‘agarrón’ de Apple y Proview

La firma china pide se deje de vender la iPad con ese nombre y reclama millones de indemnización; la tecnológica revira que la oriental no tiene “ni producto, ni mercado ni proveedores, nada”.
ipad hombre chino  (Foto: CNN)
Philip Elmer-DeWitt

Apple y Proview se enfrentaron en un tribunal de Shanghái este miércoles. La compañía más valiosa del mundo combatió a un atribulado fabricante chino de productos electrónicos, que está a punto de ser deslistado de la Bolsa de Hong Kong a menos de que reúna algo de dinero. Lo que está en juego: la marca registrada de la iPad de Apple, el gadget electrónico más exitoso desde... el iPhone.

Apple asegura que compró los derechos mundiales de la marca hace tres años por 55,000 dólares.  Proview, que mantuvo una breve sociedad con la empresa National Semiconductor para comercializar la i-Pad, una imitación de bajo costo de la iMac de Apple, afirma que Apple cometió un desliz y olvidó comprarle los derechos a Shenzhen Proview Technology, la subsidiaria china de la compañía ubicada en la localidad de Shenzhen.

"Apple no tiene el derecho de vender iPads bajo ese nombre," dijo el abogado de Shenzhen Proview de acuerdo a un reporte de la agencia AP.

"Proview no tiene producto, ni mercados, ni clientes, ni proveedores. No tiene nada," contraatacó el representante legal de Apple, según informó el Washington Post. "Apple tiene enormes ventas en China. Sus fans se forman para comprar productos Apple. La prohibición (de comercializar la iPad), si se ejecuta, no sólo perjudicaría las ventas de Apple, también afectaría los intereses nacionales chinos."

Pero el abogado de Proview no se amedrentó: "Si la gente padece hambre porque ustedes no pueden vender iPads en China no es la cuestión," dijo. "La corte debe fallar de acuerdo a la ley. ¿Están absolutamente obligados a vender el producto? ¿No pueden venderlo usando un nombre diferente?"

Más de cien reporteros se aglutinaron en el tribunal para observar el borrascoso intercambio verbal. Tras exhortar a ambas partes a respetar las reglas de la corte, el juez levantó la sesión.

La decisión que tome el juez depende en los detalles de la transacción celebrada en 2009 en la cual una firma británica, trabajando secretamente para Apple, compró lo que se presume son todos los derechos de la marca registrada iPad a la división taiwanesa de Proview International Holdings (propietaria también de la división china Shenzhen Proview Technology). Shenzhen Proview arguye que los derechos en China no formaban parte de ese acuerdo.

En el verano pasado, una corte de Hong Kong dictaminó a favor de Apple, señalando que Shenzhen Proview intentaba "aprovecharse" de la situación. Pero en diciembre, Proview ganó un juicio contra Apple en una corte provincial de China, que se tradujo en la retirada de iPads de las tiendas de algunos minoristas. La audiencia de apelación de Apple está programada para el 29 de febrero.

Proview ha dicho que está abierta a un acuerdo extrajudicial, pero que también ha enviado a un equipo legal a Estados Unidos para exigir 2,000 millones de dólares en daños.

"Todo se trata de dinero. La gente está ansiosa por ver si Shenzhen Proview, que ha caído en tiempos difíciles, puede obligar a Apple a pagar por el descuidado trabajo legal que hicieron al establecer su marca comercial," resume una editorial del periódico China Daily.

Pero parece que Apple no tiene humor para un acuerdo. En una carta enviada el lunes al presidente de Proview, la tecnológica asegura tener evidencias de que él personalmente autorizó la venta de todos los derechos, tanto chinos como taiwaneses. La carta amenaza con demandarlo por difamación, un cargo que en China puede ser castigado con la muerte.

 

Ahora ve
El rescate de un ciervo de un lago congelado se vuelve viral
No te pierdas
×