Cómo sacará Mexicana el pase de abordar

El primer paso es firmar el convenio con acreedores, entre ellos Banorte y Bancomext, dice el juez; de la conclusión de este paso depende que Med Atlántica obtenga el certificado de operador aéreo.
mexicana aviacion crisis tg group  (Foto: AP)
Jesús Ugarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El pasado viernes cuando el juez Felipe Consuelo Soto anunció que Med Atlántica comprobó la existencia y procedencia de fondos por 300 millones de dólares para capitalizar a Mexicana de Aviación, trabajadores de los diferentes sindicatos de la aerolínea festejaron el acontecimiento. No era para menos, en los 18 meses que las aerolíneas de Grupo Mexicana llevan sin operar han desfilado 29 grupos de inversionistas interesados en la compañía sin poder comprobar su solvencia financiera para rescatar a la erolínea.

Aunque los planes de Christian Cadenas, representante de Med Atlántica, ya contemplan retomar las operaciones de Mexicana en la próxima temporada de Semana Santa, el empresario y la propia aerolínea todavía deben completar varios procesos para levantar el vuelo.

El primero tiene que ver con llevar a buen puerto la reestructura financiera de la empresa, lo que implica la firma de un convenio concursal entre los acreedores y Mexicana, cosa que depende, en buena medida, de concretar acuerdos con dos bancos.

"Primero se debe de dar un paso importantísimo y fundamental, porque con eso ya no habría obstáculo para que se suscriba el convenio concursal, concretar el acuerdo con dos acreedores muy importantes; Banorte y Bancomext que están en el convenio, que lo presente el conciliador y administrador del concursos mercantil (Gerardo Badín), una vez hecho eso, yo lo reviso para su aprobación", explicó Felipe Consuelo Soto, juez Décimo Primero de Distrito en Materia Civil con sede en el Distrito Federal.

El monto total a reestructurar con Banorte era originalmente de 1,200 millones de pesos (mdp) , sin considerar las quitas de deuda. "Con este acreedor ya hay un preacuerdo y sólo falta que se formalice", reveló el magistrado. Esta institución tiene en garantía o pignoradas las acciones de Mexicana.

"En el caso de Bancomext se tiene que finiquitar el fideicomiso que hay, y aparte, algo que ya está preconvenido es que el comprador de los aviones va a rentárselo a Mexicana. Entonces Bancomext recibirá el producto de la venta de los equipos (alrededor de 9) y Mexicana va a recibir las aeronaves en arrendamiento", añadió el juez.

Desde finales de 2011 el conciliador y administrador del concurso mercantil, Gerardo Badín, reveló que había logrado el acuerdo con acreedores que representan el 51% del total del pasivo de la firma. Sin embargo, es muy importante sumar a Banorte y Bancomext, ye en opinión del magistrado, daría mayor seguridad a la operación.

Ante estos avances con ambas instituciones, Consuelo Soto confió en que la firma del convenio concursal se pueda concretar esta semana. "Yo creo que sí, no veo obstáculos, esperemos, ya vez que esto ha sido de sorpresas impresionantes", indicó.

Este martes en un comunicado de prensa, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) señala que el pasado viernes el juez se comprometió a emitir hoy un acuerdo para instruir a Gerardo Badín a que proceda a formalizar y suscribir el convenio con acreedores. "Se informa que a la fecha el Juez no ha emitido dicha notificación, ni se tiene conocimiento de los avances alcanzados en la elaboración del convenio de acreedores", añade la dependencia.

Recuerda que aprobación de dicho convenio es indispensable para lograr la solvencia económica de la aerolínea y poder obtener el certificado de operador aéreo para retomar operaciones.

SCT debe cumplir 

Un segundo paso, quizá el más decisivo, será la entrega del certificado de operador aéreo a Med Atlántica por parte de la SCT. Desde hace algunas semanas, la dependencia que encabeza Dionisio Pérez-Jácome dejó en claro que conforme a lo establecido en la Ley de Aviación Civil, el grupo de inversionistas que busque retomar las operaciones de la aerolínea deberá cumplir con cuatro capacidades: financiera, técnica, administrativa y jurídica.

En varios comunicados de prensa, la SCT ha reiterado su disposición a facilitar el proceso de obtención del certificado de operador aéreo. "No hay hasta ahora algún obstáculo que impida que esto no camine, a menos que el Gobierno vuelva a manejar la cuestión de que no quiera que vuele Mexicana, pero creo que a estas alturas sería un punto menos que imposible", dijo Felipe Consuelo Soto.

Sobre la capacidad técnica, Ricardo del Valle, secretario general de la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA), comentó que esta semana se procederán a realizar varios vuelos de recertificación de la aerolínea, además de planear el reinicio de operaciones, contemplada por Cadenas para la temporada de Semana Santa.

Un tema a considerar, es la resistencia que desde la semana antepasada mostraron aerolíneas como Interjet, Aeroméxico y VivaAerobus para devolver las rutas y slots (horarios de despegues y aterrizajes) que pertenecen a Mexicana de Aviación. La primera se amparó y la segunda ha señalado que defenderá lo que a su derecho corresponda.

Para Felipe Consuelo Soto, al estar salvaguardados estos activos por el convenio concursal, los inversionistas apuestan a que se debe respetar el marco legal que los protege. La SCT ha reiterado que los slots y rutas de Mexicana de Aviación se encuentran disponibles para cuando la empresa reinicie operaciones, esto, conforme a la normatividad aplicable.

La firma del convenio concursal y la obtención misma del certificado de operador aéreo no siempre son garantía para que una aerolínea reanude operaciones. Un ejemplo de esto, es Aviacsa, que a nueve meses de haber intentado volver, sigue en tierra y en medio de amparos y litigios relacionados con la reestructura de su deuda.

Pese a que a desde mediados de agosto pasado la línea aérea superó la apelación que interpusieron algunos acreedores en contra del convenio concursal firmado a principios de 2011 y que se resolvió un reclamo de reconocimiento de créditos, resurgieron las querellas relacionadas con estos temas y actualmente se dirimen en los tribunales.

El 28 de agosto de 2010, Nuevo Grupo Aeronáutico (NGA), propietario de las tres aerolíneas de Grupo Mexicana (Compañía Mexicana de Aviación, Mexicana Click y Mexicana Link) decidió cancelar las operaciones aéreas ante los graves problemas de liquidez que atravesaban y  la imposibilidad de alcanzar acuerdos para cambiar el contrato colectivo con trabajadores y reestructurar pasivos con acreedores.

Según datos de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), al primer semestre de 2010 Grupo Mexicana de Aviación tenía una participación de 28.7% en el mercado doméstico de pasaje, ubicándose en segundo lugar después de Aeroméxico (la empresa número 63 de 'Las 500' de Expansión), que poseía un 32%.

 

 

 

 

Ahora ve
México y EU avanzan en combatir al crimen organizado, afirma Osorio Chong
No te pierdas
×