No creas en cada ‘compra de Buffett’

El inversionista sigue gestionando la mayor parte de la cartera de Berkshire Hathaway, pero no toda; la prensa a menudo confunde algunas de las compras realizadas por sus administradores.
warren buffett  (Foto: AP)
Carol Loomis

Debido a que a la prensa y a los expertos del mercado de valores les gustan los titulares que comienzan con "Buffett compra...", las aseveraciones de ese tipo aparecen a menudo. Sin embargo, esos titulares frecuentemente son incorrectos por la sencilla razón de que otras personas además de Warren Buffett realizan las compras en Berkshire Hathaway. Además, la confusión se ha agravado en el último par de años.

Durante muchos años, Lou Simpson fue el otro comprador además de Buffett. Las compras que él hacía, frecuentemente eran atribuidas a Buffett. Recuerdo bien el día de 2007 en que el redactor automotriz de Fortune, Alex Taylor, me llamó asombrado, preguntando: "¿Está Buffett comprando acciones de Carmax?" No, le dije, el tamaño relativamente pequeño de la participación -alrededor de 260 millones de dólares, sugería que el comprador era Simpson. Alex comprobó los hechos y consiguió un bonito artículo de 'no era Buffett, era Simpson'.

Simpson se retiró de Berkshire en 2010. Pero cuando dejó la empresa, llevándose consigo el respeto y el agradecimiento de Buffett, Berkshire contrató a Todd Combs, quien había dirigido previamente el fondo de cobertura de Connecticut, Castle Point Management. Combs realizó compras para Berkshire durante 2011. Cuando Berkshire presentó su declaración de participaciones 13F ante la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés), súbitamente aparecieron titulares que rezaban "Buffett compra MasterCard", o Visa, o Dollar General. Por desgracia, todas ellas fueron compras de Combs, no de Buffett.

Más tarde, en 2011, Buffett contrató a Ted Weschler, quien entonces estaba dirigiendo un fondo de cobertura en Charlottesville, Virginia, llamado Peninsula Capital Advisors, para unirse al equipo de inversión de Berkshire. Weschler procedió a iniciar el cierre de su fondo, planeando concluir a principios de 2012. Poseía ciertas acciones en su antiguo fondo que quería tener en su nueva cartera de Berkshire. Así que consiguió la aprobación de Buffett para simplemente transferir algunas de sus acciones a Berkshire, lo cual hizo en las últimas semanas de 2011. Esos movimientos serían los comienzos de la cartera de Berkshire que Weschler dirigirá y que se espera que sea aproximadamente del tamaño de la cartera de Combs, que ahora está en el nivel de los 1,750 millones de dólares.

Cuando la declaración 13F de Berkshire para el fin del año 2011 fue realizada hace unas semanas, comenzaron a aparecer titulares indicando: "Buffett compra DirecTV", o DaVita (que dirige centros de diálisis de riñón), o Liberty Media. Eso no es cierto en cuanto a Buffett se refiere. Todas estas son participaciones de Weschler, transferidas a través de Peninsula en los últimos días de este fondo.

Así que, si Buffett no estaba comprando en 2011 DirecTV o Visa o cualquiera de los otras acciones descritas anteriormente, ¿qué estaba comprando? La enorme respuesta, como todo el mundo sabe desde hace tiempo, es IBM, en donde Berkshire invirtió cerca de 11,000 millones de dólares en 2012. A finales del año, Berkshire tenía una ganancia de alrededor de 900 millones de dólares en la empresa.

Buffett seleccionó otras tres inversiones para su comentario especial en la carta del presidente. Una de ellas fue la adición de 1,000 millones de dólares que Berkshire realizó a su ya gran participación en Wells Fargo, elevando su base de costos a poco más de 9,000 millones de dólares y su propiedad en la compañía al 7.6%. Buffett describió al sector bancario como "de nuevo en pie" y a Wells como "prosperando".

Una segunda inversión financiera fue la de acciones preferenciales de Bank of America por 5,000 millones de dólares, que se produjo con garantías que permiten a Berkshire comprar 700 millones de acciones ordinarias a 7.14 dólares por acción en cualquier momento antes del 2 de septiembre 2021. La acción de Bank of America se está vendiendo actualmente en alrededor de 8 dólares por acción. Buffett dijo acerca de esta inversión: "Nuestras garantías probablemente tendrán un gran valor antes de que expiren".

Acerca de la tercera inversión de Berkshire, Buffett no tiene absolutamente nada bueno que decir. En su carta, admite que arruinó las cosas por completo hace unos años, colocando alrededor de 2,000 millones de dólares en varias emisiones de bonos de alto rendimiento de tenencias de operaciones utilitarias de Energy Future Holdings o EFH (que, en su existencia anterior, antes de que ser privatizada por KKR y otros, se llamaba TXU). Si el precio del gas natural hubiera aumentado y hubiera dado a EFH la oportunidad de ganar un buen dinero con sus plantas de carbón, los bonos de la compañía habría valido oro. En cambio, el precio del gas natural ha caído en picada y convirtió a EFH en un desastre financiero.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Berkshire reportó su inversión en EFH por 1,000 millones de dólares en 2010 y otros 390 millones de dólares en 2011. Buffett es contundente acerca de la evaluación de su juicio en este asunto: "Sin importar como resultaron las cosas, calculé en forma totalmente errónea las probabilidades de ganancia/pérdida cuando compré los bonos. En el lenguaje del tenis, éste fue un gran error no forzado de su presidente".

La autora de este artículo, la editora senior de Fortune Carol Loomis, es una vieja amiga de Warren Buffett y accionista de Berkshire Hathaway. Ha sido editora pro bono de la carta anual de Buffett a sus accionistas durante 35 años.

Ahora ve
Sierra Leona vende ‘el diamante de la paz’ en 6.5 millones de dólares
No te pierdas
×