Mayor golpe de WikiLeaks, en camino

La filtración con secretos empresariales traerá un impacto mayor que las revelaciones diplomáticas; Coca-Cola pidió indagar a PETA, y Dow Chemical a The Yes Men, según unos correos privados.
julian assange
Dan Mitchell

Apenas unas horas después de que WikiLeaks comenzara a publicar los 5 millones de mensajes de correo electrónico que afirma provienen de la firma de inteligencia mundial Stratfor, ha quedado claro que esta filtración de datos podría tener un impacto mucho mayor que la anterior publicación de WikiLeaks sobre miles de cables diplomáticos.

Esos cables revelaron, en su mayor parte, meros chismes y conversaciones de bajo nivel. Sin embargo, los mensajes de correo electrónico de Stratfor podrían resultar explosivos para empresas, Gobiernos e individuos alrededor del mundo, sobre todo para esa compañía. O puede que no. Por lo menos, este lote de datos parece mucho más interesante.

En el corto plazo, parece que los departamentos de relaciones públicas de muchas empresas estarán trabajando muchas horas extra. En el largo plazo, depende de lo que sea revelado en el próximo par de semanas.

Los correos electrónicos muestran a los empleados de Stratfor en conversaciones con ejecutivos de empresas, que incluyen a algunas de las mayores corporaciones multinacionales del planeta.

Hasta ahora, sólo algunos cientos de correos electrónicos han sido publicados. Si no hay bombas a punto de explotar, al menos la próxima información promete ser interesante.

La autenticidad de los mensajes de correo electrónico no ha sido verificada en todos los casos, pero de acuerdo con algunos de los mensajes, esto es lo que hay hasta el momento:

- Empleados de Stratfor discutieron en mayo de 2011 la posibilidad de que la participación de Wachovia en el lavado de dinero de los cárteles mexicanos de drogas podría ser más profunda e involucrar más dinero del que ya era conocido, y que continuaba una investigación sobre el banco.

De acuerdo con el supuesto correo electrónico de un empleado de Stratford enviado a algunos de sus colegas, uno de sus "compinches de la CIA" le había dicho que Wachovia era objeto de una "investigación en curso". La empresa, ahora propiedad de Wells Fargo, como lo era cuando esta discusión tuvo lugar, resolvió el caso en su contra sin admitir ningún delito. Wachovia fue penalizado con 110 millones de dólares en 2010 y recibió una multa por otros 50 millones de dólares.

- Coca-Cola pidió a Stratfor en 2009 reunir información sobre el grupo defensor de los derechos de los animales Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA por sus siglas en inglés), de acuerdo con otra supuesta discusión por correo electrónico. La compañía estaba preocupada por las posibles actividades de protesta durante los Juegos Olímpicos de Invierno en Vancouver el año siguiente.

- Stratfor reunió información de inteligencia sobre el grupo de agitación y propaganda anticorporativa The Yes Men, a nombre de Dow Chemical Company, como lo demuestran varias discusiones entre los empleados de Stratfor y Dow, y otras personas, de acuerdo con WikiLeaks. La compañía estaba preocupada por el activismo en el aniversario número 25 del desastre de Bhopal en 1984.

- Quizá lo más llamativo, al menos para Stratfor en sí mismo, es la revelación de que la empresa tenía la intención de crear un fondo, llamado StratCap, a través del cual negociaría la información de inteligencia que reunía.

- Un correo electrónico supuestamente escrito por George Friedman, fundador y presidente de Stratfor, dijo que el fondo "nos permitiría utilizar la inteligencia que hemos reunido alrededor del mundo en un nuevo pero relacionado sitio: un fondo de inversión. Donde hemos asesorado previamente a otros fondos de cobertura, tendríamos uno propio...".

En esa discusión estaba envuelto Shea Morenz, quien entonces trabajaba en Goldman Sachs. Friedman escribió, según WikiLeaks: "Lo que StratCap hará es usar nuestra inteligencia y análisis para comerciar una amplia gama de instrumentos geopolíticos, particularmente en bonos gubernamentales, monedas y otros similares". Morenz invirtió, de acuerdo con el correo electrónico, "sustancialmente" más de 4 millones de dólares.

Más allá del hecho de que la autenticidad de los mensajes de correo electrónico aún no ha sido confirmada, el mero hecho de tal filtración de datos plantea todo tipo de problemas potenciales.

Los mensajes de correo electrónico simplemente están allí asentados, sin ningún contexto o interpretación proporcionados. Los correos electrónicos acerca de Coca-Cola y PETA, por ejemplo, suenan un tanto siniestros a juzgar por el titular de WikiLeaks: 'Coca-Cola contrata a Stratfor para espiar a PETA'.

Pero es una práctica común para las empresas recopilar información sobre los grupos que pueden causar problemas de relaciones públicas, y la información que Coca-Cola busca en este caso parece bastante mundana: ¿Qué tan fuerte es PETA en Canadá? ¿Podrían los activistas estadounidenses de PETA viajar a Vancouver?

No está claro si Stratfor averiguó algo y qué se hizo respecto a la cualquier información que haya sido recopilada. Lo más sorprendente es que un empleado de Stratfor supuestamente escribió hacia el final de las discusiones: "El FBI tiene una investigación confidencial sobre los operativos de PETA. Veré lo que puedo descubrir".

No está claro si alguna ley fue violada a causa de estas actividades. Dow Chemical ha publicado una declaración sobre el tema de Yes Men:

"Las grandes empresas, incluyendo a Dow Jones, son a menudo obligadas a tomar las medidas adecuadas para proteger a su personal y salvaguardar sus instalaciones en todo el mundo de aquellos que amenazan, perturban y distorsionan a la empresa y sus empleados.

Dow toma muy en serio la obligación de garantizar la seguridad de su personal e instalaciones y continuará haciéndolo dentro de los límites de la ley. Somos fuertes defensores de la libertad de expresión y fomentamos el debate público sobre los temas importantes. Sin embargo, aunque todavía no hemos visto los documentos específicos en cuestión, el robo de cualquier documento privado no puede ser tolerado".

WikiLeaks dice que tiene alianzas con 25 firmas de medios para difundir los mensajes de correo electrónico. Eso incluye a dos socios en Estados Unidos: McClatchy Newspapers y la revista Rolling Stone.

Hasta el momento, ninguno de los dos socios ha publicado nada acerca de los mensajes de correo electrónico, dejando a los periodistas y otras personas la lucha por dar sentido a la enorme cantidad de información bruta.

Las computadoras de Stratfor fueron invadidas a finales del año pasado al parecer por el grupo vandálico de hackers Anonymous (en concreto, por su ala AntiSec), que reveló información personal como datos de tarjetas de crédito y direcciones de correo electrónico de miles de clientes de Stratfor.

Parece probable que los correos electrónicos publicados por WikiLeaks provengan de esa intrusión, aunque WikiLeaks no ha revelado cómo los recibió.

Stratfor emitió una declaración llamando a la publicación de los mensajes de correo electrónico "una deplorable, lamentable -e ilegal- violación de privacidad".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Algunos de los correos electrónicos pueden haber sido falsificados o alterados para incluir inexactitudes, y algunos pueden ser auténticos", continuó el comunicado. "No vamos a validar ninguna de las dos opciones.

Tampoco vamos a explicar el pensamiento que los generó. Tras haber sufrido el robo de nuestra propiedad, no vamos a ser víctimas por segunda vez al someternos a cuestionamientos acerca de ellos".

Ahora ve
La compra de Fox y otras predicciones acertadas de ‘Los Simpson’
No te pierdas
×