La Enciclopedia Británica deja el papel

La firma dejará de imprimir su colección para centrarse en su versión digital; la Enciclopedia afirma que es parte de su evolución tras más de dos siglos de vida.
britannica  (Foto: CNN)
Julianne Pepitone

Después de 244 años, la Enciclopedia Británica dejará de producir en papel su icónica colección de varios volúmenes.

La institución usualmente imprime una nueva colección de tomos cada dos años, pero la edición de 2010 de 32 volúmenes será la última. En su lugar, la compañía se centrará solamente en su enciclopedia digital y en herramientas educativas.

La noticia seguramente entristecerá a los defensores de la palabra impresa, pero el presidente de Británica, Jorge Cauz, indicó que la medida es parte natural de la evolución de la compañía. "Todos querrán calificar esta decisión como el fin de una era, y lo entiendo. Pero para nosotros no es un momento triste. Pienso que otros sienten más nostalgia por los libros que yo", dijo.

A decir verdad, aclaró Cauz, el fin estaba anunciado desde hace tiempo. Aunque el nombre "Britannica" está estrechamente asociado a los volúmenes impresos, éstos representan menos del 1% de las ventas totales de la compañía.

"La colección impresa es un ícono, pero no hace justicia a cuánto hemos cambiado durante los años", señaló Cauz.

La versión en línea de la enciclopedia, publicada por primera vez en 1994, representa el 15% de los ingresos de la empresa. El 85% restante son ventas de productos educativos: herramientas didácticas en Internet, productos curriculares y demás.

La noticia no sorprende a Michael Norris, analista del sector en Simba Information, quien afirma que los libros de referencia han sido los más afectados por el auge de los contenidos digitales. "La gente todavía compra, lee y ama los libros impresos. Pero la relación que tienen con una novela es muy diferente a la relación que tienen con un artículo de información", comenta.

En opinión de Cauz, "Ésta ha sido la realidad de los libros de referencia por años. Actualizar docenas de libros cada dos años parece hoy tan pedestre. Ahora las generaciones más jóvenes consumen los datos de forma diferente, y queremos adaptarnos".

Pero, ¿pagarán por la enciclopedia Británica? La generación joven está acostumbrada a encontrar contenido gratuito vía Google o esa otra enciclopedia en línea: Wikipedia. No queda pues claro que la gente esté dispuesta a pagar por una suscripción familiar, que asciende a 70 dólares por año, o una aplicación móvil por 1.99 dólares mensuales.

"El algoritmo de Google no distingue entre qué es un hecho y qué una ficción," concede Cauz. "Por lo que Wikipedia es con frecuencia el primer o segundo resultado en la búsqueda. Pero apostaría dinero a que la mayoría de las personas preferirían usar la Británica que la Wikipedia".

La compañía comenzará a ofrecer más contenido gratuito para atraer a suscriptores potenciales. Sin embargo, Cauz no espera que la Británica sustituya o supere a Wikipedia. Él ve la situación como "diferentes sentidos de responsabilidad." Es decir, "Wikipedia es una tecnología maravillosa para recopilar todo, desde grandes reflexiones a falsedades e insinuaciones. No es que todo sea malo o todo bueno, sino disparejo. Es el murmullo de la sociedad, millones de voces en lugar de una voz única informada."

En consecuencia, advierte Cauz, los consumidores están ávidos de precisión y están dispuestos a pagar por ella. "Tenemos un importante papel que jugar. Creo que Wikipedia nos ve como una reliquia de una vieja era. Pero los hechos siempre importan, pese a la forma en que se presenten. Nuestra misión no ha cambiado, solamente el método".

Como un guiño a esos cambios, la institución relanzará el sitio Web en tres semanas para añadir más conexiones sociales e interactividad. Cauz dice que celebra esos cambios tanto como el fin de la colección impresa, publicada por primera vez en Escocia en 1768. De hecho, Británica hará una fiesta el miércoles.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Habrá un pastel con la forma de una enciclopedia impresa". comenta riéndose. "¿No es mórbido?"

 

Ahora ve
La vaquita marina, el negocio de la extinción
No te pierdas
×