Un ‘choque de culturas’ en Goldman Sachs

Las acusaciones al banco sobre el trato a clientes parece tener causas personales y no laborales; existe una pugna entre quienes hacen carrera en la firma y los empleados de recién ingreso.
goldman sachs  (Foto: CNN)
Stephen Gandel

La principal pregunta que me hago al leer el ya famoso artículo de opinión que escribió Greg Smith en el New York Times, ese texto donde el ex ejecutivo acusa a Goldman Sachs de hacer lo que, desde hace años, todo el mundo ha dicho que la firma hace es... "¿Por qué ahora?"

Mucho antes de que Goldman recibiera el apodo de ‘calamar vampiro', se daba por hecho que podía "sacarle los ojos" a sus clientes con el fin de hacer dinero. Y si quedaba alguna duda, hace casi dos años, el caso Abacus de la Comisión de Bolsa y Valores contra Goldman dejó en claro que la empresa no tiene empacho en sacrificar a algunos clientes con tal de ganar dinero para otros y para sí misma.

Así que la pregunta que me carcome es ¿qué fue lo que finalmente llevó a Greg Smith al  hartazgo como para que justo ahora le prendiera fuego a la firma y, con toda probabilidad, a su carrera en Wall Street?

Acudí a la gente de Wall Street para resolver mi duda. La mayoría de las personas a las que llamé me dijeron que habían leído la columna en el periódico, que estaba en boca de todos. Nadie se sorprendió de que llamara para conocer su opinión. Y, para ser francos, varias personas no estaban de acuerdo con Smith.

El gestor de fondos Whitney Tilson me dijo que él es cliente de Goldman y ha estado "universalmente satisfecho" con su experiencia. Otra persona, familiarizada con la investigación interna que se lleva a cabo en la firma desde hace un año, me dijo que la indagatoria no había arrojado ninguna prueba de que los empleados pusieran, de forma rutinaria, los intereses de Goldman por delante de los intereses de sus clientes.

Sin embargo, la mejor respuesta que obtuve fue que las cosas efectivamente han cambiado en Wall Street, pero no en la manera que Smith explica. En los últimos años, Goldman ha estado llenando cada vez más su plantilla con personas que iniciaron sus carreras en otros sitios. El ejemplo más destacado es David Salomon, quien comenzó en Bear Stearns y ha llegado a ser el codirector de la banca de inversión de Goldman (y, según se rumora, aspirante al puesto de presidente ejecutivo ocupado hoy por Lloyd Blankfein). Una década antes, una posición como esa hubiera sido asignada a un empleado de Goldman de toda la vida, una persona como el propio Smith,  que comenzó en la compañía como pasante y se abrió camino hasta la cúpula.

Al parecer, a raíz de la crisis financiera, ha habido un choque de culturas en Goldman entre los operadores (traders) y los banqueros de inversión. Estos últimos quieren que uno de ellos reemplace a Blankfein. Hasta ahora, parece que Blankfein y sus lugartenientes, que en su mayoría provienen del mundo de los traders, han ganado esa pugna.

Pero en realidad hay un segundo choque de culturas en proceso. Y se da entre las personas que han hecho en Goldman toda su carrera profesional y esperan terminarla allí, y las personas de reciente ingreso. En el pasado, eso tal vez no importaba;  había un montón de oportunidades y un montón de beneficios para todos.

Sin embargo, en estos días la banca de inversión genera menos ganancias. Además, la legislación Dodd-Frank y su freno a las operaciones por cuenta propia (proprietary trading) repercutirán en las ganancias de la compañía: las tácticas que Goldman solía emplear para ganar dinero quedaron prohibidas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Eso no quiere decir que Goldman no trata a sus clientes como "marionetas", abriéndoles la boca a la fuerza para atiborrarlos con las peores transacciones de la firma y cobrándoles comisiones por ello. Si lo hacen ahora más que antes, no sabría decirlo. Pero lo que ha cambiado es que Goldman ha dejado de ser una empresa que tiene espacio para gente como Greg Smith, como alguna vez lo fue.

 

Ahora ve
Las razones que hacen del aguacate el “oro verde” de Michoacán y de México
No te pierdas
×