JP Morgan cierra cuenta del Vaticano

El banco acordó el cierre en Italia debido a la falta de información de las operaciones; el Instituto de Obras Religiosas batalla para estar dentro de las normas antilavado en Europa.
vaticano personas  (Foto: Thinkstock)
CIUDAD DEL VATICANO, MILÁN (CNN) -

JP Morgan Chase, el gigante estadounidense cerrará la cuenta del banco del Vaticano en una sucursal italiana por las sospechas en torno a la transparencia de la institución financiera de la Santa Sede, reportaron diarios italianos.

La decisión es un golpe para la iniciativa del Vaticano de incluir a su banco en la "lista blanca" de Estados de Europa que cumplen con los estándares internacionales de la lucha contra el fraude y el lavado de dinero.

El banco, formalmente conocido como Instituto de Obras Religiosas (IOR), promulgó grandes reformas el año pasado en un intento de obtener el apoyo de Europa y dejar atrás los escándalos que incluyeron acusaciones de lavado de dinero y fraude.

El principal diario financiero de Italia, Il Sole 24 Ore, reportó el fin de semana que JP Morgan Chase en Milán le informó al instituto sobre el cierre de su cuenta en una carta el 15 de febrero.

La carta indicó que la cuenta del IOR en la capital financiera italiana sería gradualmente desactivada el 16 de marzo y cerrada el 30.

En Milán, JP Morgan Chase se negó a comentar el caso, al igual que el Vaticano. No fue posible contactar a funcionarios del IOR debido a que este lunes es feriado en la Santa Sede.

Il Sole, que publicó el número de la cuenta, dijo que JP Morgan Chase informó a la organización que el motivo del cierre era que la filial del banco en Milán creía que no había brindado información suficiente sobre transferencias de dinero.

El diario agregó que cerca de 1,500 millones de euros pasaron a través de la cuenta en 18 meses y precisó que fue usada como un "instrumento de limpieza", es decir, era vaciada al final de cada día y los fondos se transferían a otra cuenta en Alemania.

La medida de JP Morgan Chase, que también fue informada por los diarios Corriere della Sera y La Stampa, fue un revés para el IOR, cuya imagen ha quedado afectada por una serie de escándalos.

En septiembre del 2010, investigadores italianos congelaron 23 millones de euros (33 millones de dólares) en dos bancos italianos luego de abrir una pesquisa por presunto lavado de dinero.

El banco argumentó que no hizo nada malo y sólo transfirió fondos entre sus cuentas. El dinero fue liberado en junio del 2011, pero jueces de Roma continúan con la investigación.

La imagen pública del banco también se deterioró por el llamado escándalo "Vatileaks", en el que medios italianos publicaron documentos altamente sensibles, incluyendo cartas enviadas al Papa Benedicto XVI.

Algunos de los documentos filtrados aparentemente mostraron un conflicto entre altos funcionarios del Vaticano acerca de cuán transparente debía ser el banco en relación a transacciones que ocurrieron antes de la promulgación de sus nuevas leyes.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El IOR, fundado en 1942 por el Papa Pío XII, maneja las actividades financieras del Vaticano, las órdenes de curas y monjas y otras instituciones religiosas de la Iglesia Católica.

El año pasado, el Vaticano adoptó leyes internas para cumplir con los estándares internacionales sobre crímenes financieros.

Ahora ve
Sobrinos de la primera dama venezolana son sentenciados a 18 años de prisión
No te pierdas
×