¿Qué significa Buffett para Berkshire?

Inversionistas dudan que el magnate se ausente del corporativo a pesar de que padece cáncer; el mayor valor que aporta a Berkshire es su capacidad para elegir negocios e inversiones.
Buffett  (Foto: AP)
Stephen Gandel

Al parecer, la firma de Warren Buffett vale hoy menos que antes.

Las acciones de Berkshire Hathaway, el conglomerado de Buffett, sufrieron una leve caída de alrededor del 1% el miércoles, un día después de que el legendario CEO anunciara que le fue diagnosticado cáncer de próstata en fase inicial.

Buffett dijo que su condición no pone "ni remotamente en peligro" su vida y apenas alterará sus actividades. (No podrá viajar mientras se someta al tratamiento con radiación, por dos meses a partir de mediados de julio.) Esa ligera caída en las acciones se debe, sin duda, a que pocos piensan que Buffett se ausentará. Sin embargo, la moderada reacción del mercado plantea la siguiente pregunta: ¿Cuánto piensan los inversionistas que vale el CEO de 81 años de edad?

Una década atrás, los inversionistas solían hablar de la prima Buffett (the Buffett premium). Un extra que al parecer ha mermado. Las acciones de Berkshire se negocian en 1.2 veces el valor contable de la empresa, apenas la mitad del ratio precio-valor contable de 2.3 que alcanzaron las acciones en 1998.

Una de las causas de la caída de las acciones tiene que ver, obviamente, con la edad de Buffett. Pero también influye el hecho de que no está claro quién dirigirá Berkshire cuando Buffett se vaya. La mejor conjetura, según lo que el magnate ha dicho, es que su puesto se divida en cuatro, tal vez cinco cargos distintos. Berkshire ya ha fichado a los gestores de inversión Todd Combs y Ted Weschler. Y la compañía ha dicho que podría añadir otro gestor más. Ese trío se haría cargo de la parte relacionada con la inversión, si bien no está claro cómo se dividiría el portafolio.

Buffett también ha dicho que planea nombrar a otro sucesor que administrará Burlington Northern y las adquisiciones que la compañía ha realizado a través de los años, entre ellas la cadena de helados Dairy Queen, la compañía de pintura Benjamin Moore y muchas más.

El empresario dice que ya ha elegido al sucesor y se trata de alguien a quien la Junta Directiva de Berkshire conoce muy bien. Se asume que la persona que Buffett tiene en mente es alguien que ya dirige una empresa propiedad de Berkshire. De entre esa terna, el candidato más probable es Ajit Jain, de 59 años, quien ha dirigido la mayor división de seguros de Berkshire durante 25 años. Pero si Buffett opta por la juventud, podría designar a Greg Abel, de 48 años, quien dirige MidAmerican Energy y es uno de los ejecutivos más jóvenes de Berkshire. Con todo, tal vez tenga más sentido el nombramiento de Matt Rose, de 50 años y director de Burlington Northern, pues reflejaría la transformación de Berkshire en algo más que una compañía de seguros. Curiosamente, Buffett dice que la persona que él ha escogido no sabe que ha sido electa. Por tanto, todavía es posible que el favorecido deje la compañía antes que Buffett o, quizás, ni siquiera acepte el trabajo.

Además, ha manifestado que le gustaría que su hijo, Howard, se convirtiera en el presidente de Berkshire, un título que Warren Buffett ostenta hoy. Howard no tendría un papel cotidiano en la empresa. ¿Cómo trabajarían juntas todas estas personas? Buffett no ha lo ha explicado. ¿Por lo menos se llevarían bien? Quién sabe.

La erosión de la prima Buffett también tiene sus raíces en los cambios que Berkshire ha tenido. Una gran parte del valor del conglomerado siempre estuvo relacionado con el efectivo generado por las compañías aseguradoras y con la forma en que Buffett invirtió ese dinero. Sin embargo, ahora el conglomerado genera gran parte de su dinero de las empresas operadoras. Buffett todavía invierte ese dinero, pero ya no requiere hacerlo crecer como antes.

De hecho, hay ardientes seguidores de Buffett que opinan que, en estos días, el valor actual de mercado del "Oráculo de Omaha" es cero. ¿Cómo llegaron a esa conclusión? De acuerdo a David Winters, quien dirige la firma de inversión Wintergreen Advisors, si tuvieras que dividir Berkshire y vender todos sus negocios, el producto sería de unos 160,000 dólares por acción, o aproximadamente un 33% por arriba del precio de cotización actual de 119.650. (Berkshire también tiene acciones clase B, más baratas, que se negocian en 79.76 dólares. El valor de liquidación para esas acciones sería de unos 106 dólares.) "Obtienes gratis el cerebro de Buffett", sostiene Winters.

Pero eso no significa que las acciones de Berkshire no pueden caer si Buffett dejara la compañía de repente (por muerte o por otros motivos). Los conglomerados, que es lo que Berkshire es ahora, suelen cotizar con un descuento de hasta el 50%.

Whitney Tilson, gestor de fondos hedge con inversiones en la firma de Buffett, ha dicho en el pasado que el mercado está infravalorando a Berkshire. Sin embargo, afirma que en el hipotético caso de que el pronóstico para Buffett, como paciente de cáncer, fuera de cuatro meses de vida, las acciones se desplomarían por lo menos un 10%, o alrededor de 11,000 millones de dólares. Quizás, el mayor valor que Buffett aporta a Berkshire es su capacidad para elegir negocios e inversiones en mejores condiciones que otros, simplemente porque es Buffett.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Tilson cita, como ejemplo, que el empresario fue capaz de comprar la compañía metalúrgica israelí Iscar en 2006 a un descuento del 50% de lo que otros hubieran tenido que pagar. Durante la crisis financiera, fue capaz de adquirir acciones de Goldman Sachs en mejores términos que el gobierno estadounidense. Las empresas, en particular las atribuladas, quieren poder decir que Buffett cree en ellos. Todo lo anterior seguramente influye en el valor de las acciones de Berkshire, lo difícil es saber hasta qué punto. "Buffett es un hombre inteligente que hace cosas inteligentes", afirma Winters. "Nadie sabe cuánto tiempo va a vivir ni cuántas cosas inteligentes hará todavía".

Lo que está claro es que la ventana del Oráculo para ejecutar movimientos inteligentes ya no está abierta de par en par, va cerrándose.

Ahora ve
Diego Luna asegura que los políticos no están representando a los mexicanos
No te pierdas
×