Los sobornos no sólo incluyen a Walmart

La empresa señalada por corrupción es sólo una más en la lista de firmas investigadas en EU; Avon, Disney, Hewlett-Packard y Qualcom también podrían haber dado sobornos en el extranjero.
sobornos  (Foto: Thinkstock)
Stephen Gandel

Tal vez Walmart debería apostar por la defensa de "todos los demás lo hacen".

El gigante minorista, que está acusado de sobornar a funcionarios mexicanos regularmente con el fin de obtener rápidamente permisos para abrir tiendas, está lejos de ser la única empresa estadounidense que ha sido sorprendida engrasando los engranajes de los negocios en los últimos años. Dos ejemplos más surgieron el miércoles. La Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) acusó al ex ejecutivo de Morgan Stanley Garth Peterson de sobornar a un funcionario de una compañía china propiedad del Estado con el fin de obtener negocios para la empresa de inversión. También el miércoles, el conglomerado de medios News Corp. confirmó que también es objeto de una investigación de soborno en Estados Unidos, una consecuencia más del escándalo de intervención de llamadas telefónicas.

Hay por lo menos 81 empresas públicas bajo investigación por la SEC o por el Departamento de Justicia estadounidense por entrar en conflicto con la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (Foreign Corrupt Practices Act o FCPA), que hace que el soborno en el extranjero sea punible en Estados Unidos. Además, un número creciente de empresas han comenzado a introducir renuncias de responsabilidad en sus documentos financieros que indican que sus empleados en ocasiones podrían violar la ley estadounidense de soborno en el extranjero, a pesar de los esfuerzos de la compañía por prevenirlo.

Otras empresas parecen estar completamente a favor de los sobornos si no es porque las leyes estadounidenses los prohíben. Por ejemplo, Lakeland Industries, de Long Island, Nueva York, fabricante de prendas de vestir de seguridad industrial, dijo recientemente que su incapacidad para pagar sobornos, debido al hecho de que, a diferencia de sus competidores, respeta las leyes de Estados Unidos, ha reducido las ventas de la compañía. Sin lugar a dudas, las leyes de contabilidad también están obligando a que la compañía reporte menores ganancias de las que quisiera.

Entre las empresas que ya están en la mira del gobierno estadounidense por cometer soborno están Hewlett-Packard, la firma de telecomunicaciones Qualcomm, el fabricante de equipo agrícola Deere & Co., la compañía cosmética Avon, la firma de casinos Las Vegas Sands y Koch Industries, el conglomerado de Texas dirigido por los destacados donantes republicanos Charles y David Koch. Además de eso, la SEC también ha lanzado recientemente una investigación para averiguar si los estudios cinematográficos estadounidenses han estado utilizando sobornos para entrar en el mercado de entretenimiento chino. 20th Century Fox de News Corp, Disney y DreamWorks Animation han sido contactadas por la SEC, según reportes. Por su parte, el Departamento de Justicia estadounidense informó el año pasado que había abierto 150 investigaciones bajo la FCPA. Algunas de ellas podrían ser en contra de individuos así como de empresas.

Una serie de compañías ya ha pagado grandes multas. En abril pasado, Johnson & Johnson pagó 78 millones de dólares para resolver acusaciones de que violaba el programa de Petróleo por Alimentos de la Organización de las Naciones Unidas. En 2009, Halliburton pagó más de 550 millones de dólares para resolver los reclamos de que funcionarios de una división desaparecida, incluyendo su líder, habían sobornado a funcionarios de Nigeria, mientras construían una planta de gas allí. Los sobornos en el conglomerado alemán Siemens, que cotiza en la Bolsa estadounidense, fueron tan generalizados a nivel mundial que se vio obligada a pagar 800 millones de dólares para resolver los cargos, la multa más alta bajo la FCPA hasta la fecha. En total, el gobierno estadounidense abrió 20 casos contra empresas bajo la ley de los sobornos en 2010, frente a 2 en 2002. El número bajó a 16 el año pasado, pero los abogados dicen que no hay señales de que el gobierno esté cediendo.

"Definitivamente, la lucha contra la corrupción ha estado en la cima de la agenda de la aplicación de justicia recientemente", dice Richard Cassin, un experto sobre la FCPA cuyo blog presenta la lista de empresas que han revelado ser blanco de investigaciones. "Esta área de la ley solía ser una especialidad oscura. Ahora, cada gran bufete de abogados tiene una práctica".

Muchas de las investigaciones llevan varios años abiertas, y varias de ellas nunca conducirán a cargos verdaderos. Sin embargo, una serie de investigaciones han sido lanzadas en el último año. El mes pasado, Qualcomm informó que en enero se enteró de que el Departamento de Justicia estaba investigando a la empresa por una violación de la FCPA. Y podría existir alguna evidencia de que el gigante de las telecomunicaciones intentó ocultar las acusaciones. La compañía dijo que un denunciante se acercó al consejo directivo de la empresa a finales de 2009. La compañía dijo que investigó el asunto, y no encontró ninguna falta. Un año más tarde, la empresa reveló que estaba siendo investigada por la SEC. El mes pasado fue la primera vez que dijo a los inversionistas que esas acusaciones tenían que ver con sobornos. Qualcomm no pudo ser contactado para hacer comentarios.

"Los denunciantes son más implacables de lo que solían ser", dice James Mintz, quien dirige una firma de servicios de investigación que realiza el seguimiento de casos de la FCPA. "En estos días, se ha vuelto más común que las empresas los reporten. No hemos visto un encubrimiento a la vieja usanza, como el que parece haber ocurrido en Walmart, desde hace mucho tiempo".

En Hewlett-Packard, el gobierno está investigando si ex empleados participaron en sobornos, malversación de fondos y evasión fiscal con el fin de ayudar a una antigua filial alemana de la empresa a conseguir un contrato de tecnologías de la información en Rusia. Los sobornos fueron pagados a la Fiscalía General de la Federación Rusa y podrían haber durado cinco años, de 2001 a 2006. La empresa dijo que los investigadores estadounidenses también están analizando acuerdos que la firma consiguió en cinco países europeos, los cuales se remontan a 2000.

El verano pasado, la SEC comenzó a investigar Deere por denuncias de corrupción en Rusia. Avon, que recientemente presionó por la salida de su veterana presidenta ejecutiva, está siendo investigada por sus negocios en China. El gigante casino Las Vegas Sands informó que ha estado bajo investigación desde febrero por la SEC y el Departamento de Justicia por posibles violaciones a la FCPA.

Una filial europea de Koch Industries presuntamente sobornó a funcionarios gubernamentales y a otros para obtener contratos en India, África y Medio Oriente. Koch despedido a varios empleados, entre ellos el director de Ética, que estaba inicialmente a cargo de la investigación interna de la empresa acerca de los sobornos. Eventualmente, la empresa limpió de todo cargo a todos los ejecutivos de alto nivel de la división. Los reguladores estadounidenses están investigando.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

De acuerdo con la demanda recientemente presentada por la SEC, Morgan Stanley hizo a su ejecutivo Peterson, director gerente de la división de bienes raíces de la empresa, 35 distintas notificaciones en las que le recordaba las leyes de soborno estadounidenses, incluyendo indicaciones específicas de que los pagos a un funcionario de una compañía china propiedad del Estado en Shanghai irían en contra de la ley. Sin embargo, Peterson arreglo dividir 1.8 millones de dólares en pagos secretos entre él y el funcionario chino. También negoció un acuerdo beneficioso para él y el funcionario chino para comprar una propiedad de 3.4 millones de dólares de Morgan Stanley.

"Peterson cruzó la línea no una, sino dos veces. Secretamente sobornó a un funcionario del gobierno para ganar ilegalmente negocios para su empleador y enriquecerse a sí mismo, violando su deber fiduciario para con los clientes de Morgan Stanley", dijo Robert Khuzami, director de aplicación de la ley de la SEC. "Este caso ilustra el compromiso de la SEC para hacer responsables a los individuos por violaciones a la FCPA, en particular a los empleados que deliberadamente eludan los controles internos de su empresa".

Ahora ve
La vaquita marina, el negocio de la extinción
No te pierdas
×