Ex CEO de Citi quiere olvidar la crisis

Sandy Weill habla acerca de su labor filantrópica y de su desacuerdo con las nuevas regulaciones; el hombre acusado del colapso económico advierte que la salida depende de la deuda en Europa.
sandy weill  (Foto: AP)
Nin-Hai Tseng

Después de una larga carrera en Wall Street, el ex CEO y presidente de Citigroup, Sandy Weill, está tratando de dejar atrás el casi colapso del banco. En los últimos años, Weill ha enfocado la mayor parte de su tiempo, si no es que todo, a la filantropía; un esfuerzo que espera que defina su legado.

El lunes, Weill y su esposa Joan fueron homenajeados en la gala benéfica por el aniversario número 30 de la National Academy Foundation (NAF), en Manhattan, Nueva York. Weill creó la NAF en 1982 -la fundación apoya academias especializadas en carreras como finanzas, hostelería, turismo, información, tecnología e ingeniería en más de 500 escuelas preparatorias de Estados Unidos. El alcance filantrópico de Weill también ha tocado a las artes y la salud- en 1998, dotó con fondos a la escuela de Medicina de la Universidad Cornell, conocida como el Colegio Médico Weill Cornell. También es presidente del consejo de administración del Carnegie Hall. Y en marzo pasado, él y su esposa anunciaron una donación de 12 millones de dólares a la Universidad Sonoma State para ayudar a completar su sala de conciertos.

De hecho, éste es un nuevo (y probablemente más silencioso) capítulo de Weill.

Hasta 2006, el banquero y financiero de 79 años de edad ayudó a dirigir lo que una vez fue el banco más grande del mundo. Weill esencialmente convirtió a Citigroup en el 'supermercado' financiero que era cuando la crisis de crédito golpeó. Él ha sido señalado como uno de los culpables de la crisis, después de haber combatido con éxito cambios en leyes que habían impedido que los bancos, aseguradoras y firmas de corretaje se fusionaran. En algún momento después de su renuncia, en la época en que Citi sufría grandes pérdidas, Weill quiso ayudar a la recuperación del banco. Su oferta quedó sin respuesta.

Fortune se encontró con Weill en su oficina en el piso 46 del edificio General Motors en Manhattan la semana pasada. El espacio es impresionante, con vistas panorámicas hacia Central Park y la Quinta Avenida. Weill se rodea con recordatorios de sus días en Wall Street. Hay fotos de los Weill sonriendo junto a élites políticas como los Bush. Y como grandes defensores de las artes y la música, también hay varias fotos de la pareja con el reconocido violonchelista Yo-Yo Ma, a quien consideran un buen amigo. Pero lo que sobresale de inmediato es una foto de la casa de la infancia de Sandy Weill en Bensonhurst, Brooklyn. Le recuerda su origen humilde, algo que ha llevado consigo a lo largo de su carrera, ya sea en Wall Street o en la filantropía.

A continuación presentamos una transcripción editada de la entrevista con Weill. En ella, habla acerca de la caridad, la educación, la economía y el cheque de pago de Vikram Pandit

¿Por qué la filantropía es importante para ti?

Básicamente ocupo todo mi tiempo de trabajo haciendo labor para organizaciones no lucrativas. Realmente todo lo que hacemos no es sólo cuestión de dinero, se trata de usar la capacidad que hemos desarrollado en nuestras vidas anteriores para trabajar con personas fundamentales para lograr metas que coloquen a nuestra sociedad en un lugar mejor.

Fundaste la National Academy Foundation hace 30 años este año. ¿Qué es lo más inspirador acerca de ella?

Cuando observas el sistema escolar de educación preparatoria en los Estados Unidos no clasificamos en el top 15 de los países. Eso es realmente terrible para alguien que aspira a ser un líder en el futuro. Tenemos que educar a nuestra gente en donde están las oportunidades.

Hace cien años éramos felices cuando estos niños no se graduaban porque se les necesitaba de vuelta en las granjas familiares. Las grandes oportunidades de empleo eran los puestos de mano de obra no calificados que estaban en este país y que ahora, en su mayoría, están en el extranjero. Y (Estados Unidos) ahora está mucho más orientado a los servicios y la alta tecnología.

La NAF se ejecuta dentro del sistema escolar público. No es como una escuela chárter (escuelas públicas independientes) en la que no estás lidiando con sindicatos o gobiernos locales. Se realiza en colaboración con el sistema de escuelas públicas y con las empresas de la zona que están dispuestas a apoyar el programa y asesorar a las personas jóvenes y dar a los niños en su primer año de preparatoria una pasantía de verano de seis semanas, que no se trata sólo de lamer sobres. La mayoría de ellos tienen un buen desempeño y a muchos se le pide que regresen durante las vacaciones escolares.

¿Qué tipo de estudiante eras cuando eras joven?

Yo era un mal estudiante cuando estaba en la escuela secundaria y al comienzo de la escuela preparatoria. Mis padres se mudaron de regreso a Nueva York justo después de la Segunda Guerra Mundial y no podían encontrar un lugar para vivir por lo se fueron a vivir con mis abuelos. Yo estaba saliendo pésimamente por lo que me enviaron a la escuela militar. La disciplina fue muy buena para mí. Iba a quedarme durante un año y me quedé los cuatro años completos, y lo hice bien allí. Pensé que era lo suficientemente inteligente como para convertirme en ingeniero, así que fui a la Universidad de Cornell para estudiar Ingeniería y estaba reprobado para el Día de Acción de Gracias de mi primer año. Me cambié a Artes Liberales. Pero la disciplina que aprendí realmente provino de los cuatro años que estuve en la escuela militar.

Hablemos de la economía estadounidense ¿En qué estado crees que está hoy en día, en comparación con el sitio en que estaba durante la crisis financiera?

Creo que nuestra economía va mejor. Creo que la temporada de resultados que estamos a punto de terminar muestra que las empresas estadounidenses tuvieron mejores resultados de lo que la mayoría de las personas creyeron posible. Tienen mucha liquidez, pero en realidad no están gastando e invirtiendo como podrían o deberían porque hay mucha incertidumbre acerca del futuro. Los ejecutivos se están preguntando hasta dónde podrían caer las tasas de interés; cuál será la postura de nuestro gobierno; si será un entorno favorable para las empresas; si seguiremos desarrollando lo mejor y lo más brillante; y si tendremos políticas más abiertas de inmigración que puedan atraer a más personas de todo el mundo.

¿Qué crees que esté evitando que Estados Unidos tenga un crecimiento económico más acelerado?

Creo que es la incertidumbre sobre la dirección del gobierno y la política. Creo que Europa es también un problema. Creo que Asia va a estar bien. Creo que China va a estar bien, pero depende de qué tan grande se vuelva el problema de la crisis de deuda europea.

Estados Unidos está pasando ahora por casi cinco años de desapalancamiento de consumidores que habían estado demasiado apalancados.

¿Cómo crees que los mayores bancos de Estados Unidos se han recuperado de la crisis financiera?

Creo que los bancos están en muy buena forma en este momento. No me gustan las nuevas regulaciones financieras. Lo que más me molesta es que creo que los bancos podrían ser controlados o gestionados teniendo buenos reglamentos y mayor transparencia,. Creo que todo este concepto de 'demasiado grandes para colapsar' es un problema porque cuando creas un ambiente donde no puedes cometer un error, entonces también estás creando un entorno en el que nada bueno va a suceder.

Pero muchos de los estadounidenses culpan a las regulaciones laxas y a los grandes bancos por la crisis financiera. ¿Qué les dirías a ellos?

Yo diría que hay suficiente culpa para todos. Creo que el sector financiero cometió algunos errores que crearon problemas, nuestro gobierno cometió errores que crearon problemas, los reguladores cometieron errores que crearon problemas. La gente cometió errores que crearon problemas.

Mucha gente también tuvo la culpa. Creo que tenemos seguir adelante. Llega un momento en que dejas de castigar a la gente y preguntas cómo podemos construir esto de nuevo de una manera en que sea más segura para el futuro. Debemos enfocarnos en el futuro y en el pensamiento positivo.

Hablemos de los pagos en Wall Street. ¿Crees que a los ejecutivos se les paga demasiado?

Las personas deben ser pagadas adecuadamente. Tenemos una sociedad abierta y las empresas tienen que mantener la competitividad.

Algunos dicen que los grandes sueldos alientan comportamientos de riesgo en Wall Street. ¿Estás de acuerdo?

Todo depende de la forma en que la empresa sea dirigida. En Citi, las 35 personas en la parte superior recibían opciones sobre acciones o incentivos sobre acciones. No podían vender ninguna de sus acciones hasta que se jubilaran. Tenían que mantener esa posición. Así que la única manera en que eran capaces de desprenderse de cualquier acción antes del retiro era donarlas a la caridad.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La ley Dodd-Frank obliga a los accionistas en todas las empresas -incluyendo a los bancos- a realizar una votación acerca de la remuneración de los ejecutivos cada año. El mes pasado, los accionistas de Citi votaron en contra de otorgar al presidente ejecutivo, Vikram Pandit, un aumento de 15 millones de dólares para 2011. ¿Cuáles son sus opiniones sobre esto?

¿Por qué el gobierno debe decirle a alguien cuánto debe ganar? El libre mercado se encargará de eso y lo ha hecho. Ha habido muchas quejas acerca de los pagos. Así es como están reaccionando los accionistas. Creo que es bueno, ése es el libre mercado. Si compras una acción debes poder tener voz. De eso se trata el voto.

Ahora ve
Estos fueron los autos más vendidos en México durante 2017
No te pierdas
×