El fisco ya ‘saborea’ OPI de Facebook

Cada empleado que tenga acciones pagará 1.1 mdd en impuestos con la salida a Bolsa de la firma; para expertos, esta operación no tiene precedentes ni en la escala ni en el ‘timing’.
facebook  (Foto: AP)
Stacy Cowley
NUEVA YORK -

El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, no será el único en recibir miles de millones de dólares de la Oferta Pública Inicial de la compañía: el Tío Sam y el estado de California también recibirán una gran tajada.

Los recaudadores de impuestos le darán un enorme bocado a los millones de dólares que pronto se embolsarán miles de empleados de la red social. La factura impositiva promedio es de 1.1 millones de dólares (mdd) por empleado.

Es un cálculo bastante aproximado, basado en la plantilla de Facebook de poco más de 3,500 empleados y su reciente revelación de que tiene planes de reservar la alucinante cifra de 4,000 mdd para cubrir las facturas de impuestos de este año. Para muchos trabajadores, los impuestos consumirán alrededor del 45% de su repentina riqueza, señaló la red social en su última documentación regulatoria.

Es un golpe tributario que, de acuerdo a expertos fiscales, no tiene precedentes ni en la escala ni en el ‘timing'.

"Prácticamente nunca se ha sabido de un caso en que se paguen todos estos impuestos de una sola vez", dice Sam Hamadeh, abogado y fundador de la firma de análisis de empresas no cotizadas PrivCo.

Las compañías tecnológicas, incluso las que todavía no debutan en Bolsa, tradicionalmente recompensan a sus empleados con opciones sobre acciones que se ejercen con el tiempo. Eso significa que los empleados reciben su riqueza de forma gradual, según un calendario escalonado.

Pero Facebook ha sido pionera en un nuevo plan de participación en el capital para empleados utilizando "unidades de acciones restringidas" (RSU o restricted stock units) que no se convierten en auténticas acciones hasta que se presente un "evento de liquidez", en este caso, la OPI de la empresa.

El objetivo de Facebook era permanecer por debajo de un límite legal para la cantidad de accionistas que una compañía puede tener antes de que se le exija divulgar públicamente sus resultados financieros. La táctica funcionó.

La Comisión estadounidense de Bolsa y Valores (SEC) autorizó la estrategia de Facebook, que fue luego copiada por otras dos startups candentes, Zynga y Twitter. La maniobra ayudó a Facebook a posponer la fecha de su salida a Bolsa hasta ahora. Twitter todavía tiene que presentar su OPI y Zynga debutó en diciembre.

Sin embargo, las nuevas unidades de acciones o RSU han creado un efecto secundario inusual: Miles de empleados de Facebook, actuales y antiguos, podrán ejercer sus acciones en breve, dentro de cinco a seis meses después de la OPI de Facebook. En esa ventana de un mes, Facebook planea emitir cerca de 227 millones de acciones para cumplir con las obligaciones de sus RSU.

Si en ese momento las acciones de Facebook se negocian en unos 35 dólares por título (el nivel máximo propuesto en el rango de precio de su OPI), la bonanza de acciones tendría un valor aproximado de 9,700 mdd.

Los empleados más antiguos de la red social obtendrán la mayor participación en el capital pagado. Un paquete típico para un ingeniero de software que se unió a la compañía a fines de 2009 incluía alrededor de 10,000 RSU, de acuerdo con un hilo de discusión de gente de Silicon Valley en el sitio web Quora. Gracias a una división accionaria o split de 5:1 a finales de 2010, ese ingeniero tendría ahora 50,000 acciones, valoradas en 1.8 mdd si consideramos el extremo máximo del rango de precio de Facebook (35 dólares).

Aquí viene lo bueno: El servicio estadounidense de recaudación de impuestos, el IRS, grava las unidades de acciones restringidas o RSU como si se tratara de un ingreso ordinario, esto es, considera su precio de mercado al ser ejercidas. La lógica es: "Oye, la empresa te está dando acciones valiosas. Es parte de tu compensación regular y deberías pagar los impuestos cuando te den las acciones, no cuando las vendas".

Eso significa que los empleados de Facebook adeudarán en impuestos federales y estatales este año lo que corresponda al monto obtenido al completo, incluso si deciden quedarse con la mayoría de sus acciones.

"Con las opciones sobre acciones, hay mucho que puedes planear en torno a los impuestos, ejercer algunas, quedarte con otras, extender el tiempo", explica Ray Thorson, director de la firma de gestión de impuestos WTAS. "Con las RSU, no hay absolutamente nada que puedas hacer al respecto".

Como la mayoría de las compañías que emiten RSU, Facebook se encarga de la logística fiscal por sus empleados. Y planea retener una gran cantidad de las acciones de sus empleados - 122 millones - y venderlas en el mercado para cubrir la factura del fisco.

Así, si un empleado de la red social está por recibir 10,000 acciones y cae dentro del tramo impositivo del 45% (incluidos el cobro estatal y federal), el empleado en realidad recibirá 5,500 acciones y Facebook venderá las restantes 4,500.

La estimación más reciente de Facebook sobre la obligación tributaria total de sus empleados es 4,000 mdd, pero esa cifra se recaudará fácilmente si el precio de los títulos de Facebook se ubica en el rango de los 30 y pico dólares o más.

Por su parte, el estado de California, cuya tasa impositiva máxima sobre la renta para personas físicas es de 10.3%, obtendrá una buena tajada cuando los trabajadores de Facebook reciban su participación en el capital. Un análisis preliminar de la Oficina de Análisis Legislativo de California estimó que la recaudación estatal derivada de los impuestos sobre la renta de las personas físicas de Facebook para el próximo año fiscal (que comienza el 1 de julio) asciende a 1,500 mdd - casi el 3% del total de los impuestos sobre la renta de personas físicas ingresado en el año.

Entregar casi la mitad de tus ganancias en papel al fisco puede ser doloroso, incluso si no vendes ninguna de tus acciones restantes, pero la mayoría de los empleados de Silicon Valley que poseen unidades de acciones restringidas o RSU consultan previsoramente con asesores y no se llevan sorpresas durante el proceso de ejercerlas, advierte Thornson, quien tiene como clientes a varios empleados de la red social.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Es un problema para un creciente número de trabajadores en el sector tecnológico. Las acciones restringidas están reemplazando a las opciones sobre acciones como el principal plan de participación en el capital, de acuerdo a varios planificadores financieros del área. Para las startups que intentan mantenerse fuera de la Bolsa, la flexibilidad de usarlas para demorar una OPI las hace especialmente atractivas.

"Estamos lidiando con ellas (las RSU) con numerosas personas en Twitter", señala Stan Pollock, contador de San Francisco. "Se están volviendo cada vez más comunes".

Ahora ve
El primer crucero ecológico y sustentable será realidad en 2020
No te pierdas
×