Apuestan por Facebook y pierden dinero

Una falla en el Nasdaq provocó que inversionistas fueran afectados al adquirir acciones de la firma; las órdenes de ejecución se realizaron con retrasos a pesar de que el precio del papel iba...
facebook  (Foto: AP)
Hibah Yousuf
NUEVA YORK -

Carole Parker trató de comprar 400 acciones de Facebook la semana pasada a través de su cuenta Fidelity, mientras terminó con 800, y ahora está a la espera de saber quién se hará responsable de los 3,400 dólares que perdió.

Cuando el Nasdaq se disponía a ofrecer títulos de Facebook en el mercado público el pasado viernes, Parker descubría que no había conseguido ningún título mediante la orden que colocó tres días antes. Así que en lugar de darse por vencida, la consultora medioambiental de 53 años de edad originaria de Piedmont, California, decidió intentar por otra vía y adquirir acciones en el mercado abierto.

Unos 15 minutos antes de que Facebook hiciera su esperado debut, Parker consiguió colocar dos órdenes de 400 acciones - una con un límite de 41 dólares y otra con un límite de 40.04 dólares - aunque rápidamente canceló la orden de mayor precio.

Pero la tarde del viernes, cuando revisó su cuenta Fidelity, no había recibido ninguna noticia sobre la situación que guardaban sus órdenes. En cambio, Parker vio una notificación que alertaba a los clientes sobre un tema que estaba causando retrasos en la ejecución de las órdenes de Facebook.

Normalmente, las confirmaciones son procesadas en un lapso de milisegundos después de que la orden ha sido ejecutada, según los expertos.

Parker inmediatamente llamó por teléfono a un representante de Fidelity, quien le aseguró que investigaría lo que estaba ocurriendo.

La mañana del sábado, Parker recibió dos correos electrónicos duplicados confirmando que había logrado comprar 400 acciones de Facebook a 39.56 dólares cada una. Pero cuando Parker, quien ha invertido a través de Fidelity por más de 20 años y ya tiene experiencia en el ‘day trading', revisó su cuenta en la mañana del lunes, vio algo totalmente diferente.

Además de las 400 acciones a 39.56 dólares cada una, vio que poseía otras 400 acciones a 39 dólares cada una.

Furiosa, Parker escribió al departamento de atención al cliente de Fidelity, explicando sus órdenes y operaciones, y presentó una reclamación por las dos series de compras, alegando que si bien ella está "contenta de aceptar los riesgos involucrados en la transacción de una OPI, no está contenta con el hecho de hacer las transacciones a ciegas, sin información oportuna sobre la ejecución o confirmación de las órdenes".

Y la cosa no termina allí. El martes al medio día - mucho después de que ella presentara su reclamación - Fidelity le envió otro correo duplicado confirmándole la segunda orden de 400 acciones que ella había cancelado antes incluso de que Facebook empezara a cotizar.

Parker narra que en la  tarde del martes recibió una llamada de un representante de Fidelity, que le explicó que "para ayudar a su caso" debía vender las 400 acciones que no tenía intención de comprar, a pesar de las pérdidas que tendría que asumir debido a la caída de las acciones de Facebook.

Parker tuvo que tragar y vendió sus 400 acciones no deseadas sólo dos minutos antes de cierre de la sesión del martes, asumiendo una pérdida del 20%, alrededor de 3,400 dólares, debido a la caída de las acciones.

"Ahora estoy a la espera de ver si Fidelity va a recuperar mis pérdidas", indica Parker, que todavía no ha decidido qué hará con las 400 acciones de Facebook que todavía posee.

Parker no es la única en esta situación. Numerosos inversionistas son las víctimas involuntarias de un efecto dominó que comenzó con una falla en el Nasdaq. Aunque los detalles eran escasos el viernes pasado, Nasdaq ha dicho que las confirmaciones de órdenes eran enviadas a los creadores de mercado (market makers, las firmas que entran y ejecutan órdenes en nombre de casas de corretaje como Fidelity) hasta casi dos horas después de haber sido ejecutadas.

Además de la enorme confusión y frustración, el retraso de Nasdaq ralentizó todo el proceso.

Para agravar los problemas, las órdenes, cambios y cancelaciones que se hicieron durante los 20 minutos previos a la primera operación de Facebook - el periodo durante el cual Parker colocó e intentó cancelar sus órdenes - fueron especialmente problemáticos. Debido a la falla técnica, Nasdaq dijo que las órdenes no se realizaban o bien se cumplieron a un precio inferior más tarde en el día.

La casa de corretaje Fidelity dijo a CNNMoney que hasta el miércoles, "todas las operaciones con acciones de Facebook en las cuentas de clientes hechas el 18 de mayo se han confirmado".

La correduría añadió que, en nombre de los clientes, la gerencia de Fidelity ha estado trabajando con los reguladores, los creadores de mercado y el Nasdaq para presentar todos los problemas de trading padecidos por los clientes el 18 de mayo, y continuará haciéndolo hasta que "estemos seguros que el Nasdaq ha hecho todo posible para mitigar el impacto sufrido por nuestros clientes".

Barry Graubart, un ejecutivo de marketing de 47 años de edad radicado en Irvington, Nueva York, colocó una orden para comprar títulos de Facebook con un precio límite de 41 dólares por acción poco después de que los papeles comenzaran a cotizar el viernes pasado. Aunque las acciones de Facebook se negociaron por debajo de ese precio gran parte del viernes, Graubart recibió una notificación del asesor de inversiones Charles Schwab, al final del día, donde le informaba que no pudo cumplir la orden y que ésta había expirado.

"En retrospectiva, creo que fui uno de los afortunados pues mi orden no se ejecutó. En este momento, creo que conviene comprar en el rango de 24 a 26 dólares," comenta Graubart.

De acuerdo a la correduría TD Ameritrade, los retrasos del Nasdaq afectaron a un "pequeño porcentaje" de sus clientes, pero la firma trabajó directamente con ellos  para asegurarse de que todos los problemas estuvieran resueltos al final del día, el viernes pasado. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La firma de corretaje Sharebuilder, propiedad de ING, que recibió una cantidad récord de órdenes para Facebook el pasado viernes, dijo que algunos de sus clientes habían resultado afectados, pero que todas las órdenes ya estaban ejecutadas y los clientes habían recibido la confirmación.

E*Trade, otra firma de corretaje que también fue una de los 33 suscriptores en la OPI de Facebook, declinó comentar sobre el tema.  

Ahora ve
El 2017 comienza a despedirse con una lluvia de estrellas gemínidas
No te pierdas
×