UBS, la mayor víctima de Facebook

Los expertos estiman que el banco perdió 350 mdd por vender las acciones de la red social; el banco informó que considera demandar al Nasdaq por las fallas en el debut en la Bolsa.
ubs  (Foto: CNN)
Stephen Gandel

La semana pasada, el director ejecutivo de Morgan Stanley, James Gorman, llamó "ingenuos" a quienes compraron acciones en la OPI (Oferta Pública inicial) de Facebook esperando que subieran. Pero ahora parece que los inversionistas individuales no fueron los únicos que apostaron con las acciones de la red social y perdieron. Wall Street también salió raspada. El viernes pasado, el banco suizo UBS confirmó también había perdido dinero negociando las acciones de Facebook en los días posteriores al debut bursátil de la compañía.

El banco no especificó la cantidad, pero el diario Wall Street Journal y la cadena CNBC estimaron la pérdida en 350 millones de dólares (mdd), convirtiéndolo en el perdedor más grande de Facebook hasta la fecha.

Originalmente, las pérdidas registradas por Wall Street a causa de Facebook se estimaron en alrededor de 100 mdd. Sin embargo, la semana pasada algunos calcularon que era el doble. Si a ello  se le suman las pérdidas de UBS, resulta que las pérdidas que Facebook le acarreó a Wall Street podrían superar los 500 mdd.

UBS es un creador de mercado, y como otros corredores intentaba ayudar a sus clientes a obtener títulos de la red social. Con todo, es difícil creer que UBS pudiera perder esta cantidad de dinero simplemente comprando y vendiendo las acciones a nombre de otros. La compañía indicó que trató de vender las acciones de Facebook que había comprado en 35 dólares, pero terminó desprendiéndose de algunas de sus acciones por debajo de los 30 dólares.

Las acciones de Facebook se estrenaron a 42 dólares. Así que si asumimos que UBS compró papeles en la apertura (no era suscriptor en la oferta por lo que no obtuvo un precio preferencial) y los vendió a un promedio 30 dólares, eso se traduciría en una pérdida para el banco de 12 dólares por acción.

Si eso lo trasladamos a una pérdida total de 350 mdd, lo que se obtiene es que UBS compró poco más de 29 millones de acciones de Facebook en el día de su OPI. Lo que significa que UBS apostó 1,200 mdd por que los papeles de Facebook subirían. Y eso considerando que vendió la acción en un precio medio de 30 dólares. Si UBS hubiera vendido en el precio promedio de 35 dls, lo que era más probable, entonces la apuesta de la firma en la acción de Facebook hubiera sido tan grande como 2,100 mdd.

Parte de esa compra pudo haber sido para clientes que el banco asumió que querrían comprar acciones, pero nunca se materializó. Pero es más probable que una gran parte de la compra la hiciera algún ‘trader' de la empresa, o varios, que intentaron impulsar su libro de cuentas sobre la estimación de que la OPI de Facebook se dispararía.

UBS dice que sufrió esas pérdidas a causa de fallas técnicas, y que está considerando emprender acciones legales contra la Bolsa Nasdaq. Pero Nasdaq dice que ha revisado cada operación de Facebook a detalle, y que sólo ha encontrado 40 mdd en pérdidas que pueden atribuirse a problemas en la Bolsa.

Desde luego, es probable que Nasdaq esté minimizando la cifra, pero es poco probable que su cifra esté tan errada, por un factor de diez. E incluso si asumimos que la cantidad real atribuible a las fallas del Nasdaq está en algún lugar intermedio, digamos unos 200 mdd, todavía significa que las firmas de Wall Street apostaron enormes cantidades en que la OPI de Facebook se dispararía.

Para mí, lo interesante aquí es lo que esta situación deja entrever sobre la regla Volcker, cuyo objetivo es impedir que las firmas realicen el tipo de apuesta arriesgada que UBS al parecer realizó en Facebook, y sobre cuánta especulación se da todavía en  Wall Street en general.

Varias firmas de Wall Street aseguran que han puesto fin a las llamadas transacciones por cuenta propia (proprietary trading), pero dadas las enormes pérdidas generadas por Facebook, parece que no dicen la verdad. Lo que es más, UBS está diciendo que experimentó la pérdida en su división de market making o creación de mercado, un negocio permitido bajo la regla Volcker.

La regla todavía no es efectiva, pero está claro que incluso después de entrar en vigor, Wall Street será capaz de ocultar una buena cantidad de sus actividades riesgosas de la mirada de los reguladores.

Ahora ve
Policía investiga explosión cerca de terminal de autobuses de Manhattan
No te pierdas
×