Iusacell ‘se aprovecha’ de Telefónica

La firma de Ricardo Salinas Pliego ganaría terreno a la española a raíz de su acuerdo: analistas; las dificultades que enfrenta Telefónica a escala global la orillaron a esta alianza, señalan.
telefonia celular tarifa interconexion telcel  (Foto: Thinkstock)
Edgar Sigler /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La firma del acuerdo entre Iusacell y Telefónica puede resultar contraproducente para la filial de la española en México, aunque en estos momentos ayudará a ambas compañías, señalan analistas del sector telecomunicaciones.

Las telefónicas firmaron este miércoles una alianza para compartir torres, ductos o despliegue de redes con el fin de evitar la duplicidad de gasto en infraestructura, lo que les permitirá destinar sus inversiones valuadas en 1,500 millones de dólares este año.

La sociedad llega en un momento de turbulencias financieras para Telefónica tanto a nivel nacional como mundial, por lo que el mayor beneficiado del acuerdo resultará Iusacell, opinó Valeria Romo, analista de Monex.

Iusacell se enfoca en un sector de alto consumo y compite en este mercado con Nextel, el cuarto operador por tamaño; mientras que Telefónica mantiene un espectro más amplio de usuarios.

Si Iusacell se mantiene en este camino, Telefónica le da la oportunidad a la compañía de Salinas Pliego de arrebatarle suscriptores de alto consumo.

"El primer beneficiado es Iusacell por los problemas de Telefónica, porque para la firma española no me queda claro el beneficio", agregó Alejandro Gallostra, analista de BBVA Research.

Aunque la base de usuarios móviles de Telefónica, a través de Movistar, está en su mayoría concentrada en clientes de prepago, la firma mantiene una cartera de 1.52 millones de clientes de postpago, la cual entra en el mercado que ataca Iusacell, comentó Gallostra.

El experto no descarta que si la telefónica de Salinas Pliego decide cambiar su estrategia de negocio pueda ganarle aún más usuarios a Telefónica de bajos ingresos.

"(Iusacell) no pueden crecer tanto como quieren si se enfocan sólo al cliente Premium", comentó el analista de BBVA Research.

Telefónica, que acapara cerca del 20% del mercado en México, aportará la mayor parte de la infraestructura que se compartirá en el acuerdo, aunque las empresas aseguraron que existirán apoyos para la cobertura en ambos casos.

"Debe haber algún factor para nivelar el acuerdo, y compensar a Telefónica, quien cuenta con la mayor parte de la infraestructura que compartirán", opinó un analista que pidió no ser identificado.

Telefónica registró una caída del 6.4% en sus ingresos en el primer trimestre del año, a la vez que perdió 531,000 usuarios para cerrar el periodo con 19.21 millones de clientes en telefonía móvil.

La compañía recibió una rebaja de su calificación tanto a nivel mundial como en México a finales de mayo por parte de Standar and Poor's, debido a su alta exposición a España, donde ha registrado una caída en número de clientes y valor en Bolsa.

La española anunció recientemente la venta de sus acciones en China Unicom para recaudar 1,129 millones de euros.

"Telefónica está apostando por México a tope metiendo inversiones fuertes", aseguró Juan Abellán, presidente de la filial en el país, al término de su participación en la conferencia donde firmó el acuerdo con el presidente ejecutivo de Iusacell, Adrián Steckel.

Para Iusacell, el acuerdo impulsará la cobertura de su red al pasar del 75% a casi el 90% de la población, y si bien el acuerdo no significa que no se incurra en un gasto extra para lograrlo (se pagará una contraprestación), será sustancialmente más bajo que la instalación de infraestructura, consideró el analista.

"El ARPU (ingreso por usuario) podría mejorar porque va a salir más barato agregar un suscriptor", expresó Valeria Romo.

La telefónica de Grupo Salinas ha logrado repuntar en los últimos años luego de que se declarara en bancarrota en 2010.

Iusacell pasó de una participación media de mercado del 4% a más del 6% con 5.4 millones de usuarios al cierre del 2011, según datos reportados a las autoridades bursátiles estadounidenses.

La compañía también gozó del dinero que invirtió Televisa como parte de su acuerdo para adquirir el 50%, el cual le ha permitido sanear parte de sus finanzas y que ha invertido para su estrategia.

¿Riesgo de colusión?

Las compañías presentaron la alianza en presencia del comisionado presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones, Mony de Swaan, quien aseguró que no veía algún tipo de requerimiento legal por parte de la dependencia o aprobación para el acuerdo.

Analistas coincidieron en que aunque a primera vista no se vislumbra alguna práctica de colusión que deban revisar los reguladores, esta posibilidad tampoco se puede descartar.

"No queda claro hasta dónde llegará la compartición de infraestructura; si se limita a la compartición de torres, no veo problema. Pero si hubiera una renta de espectro entre las empresas, entonces sí la Cofetel debería revisar el acuerdo", comentó Irene Levy, presidenta de Observatel, un centro de estudio del sector telecomunicaciones.

Por otra parte, para que la Comisión Federal de Competencia (CFC) pudiera revisar los términos del acuerdo, se requeriría de una denuncia por parte de algún actor del sector, la cual tendría que sustentarse en hechos de afectación del mercado por el acuerdo entre Telefónica-Iusacell, expresó Marcos Ávalos, catedrático de la Universidad Iberoamericana.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Ahora es difícil determinar si existe una práctica de colusión", dijo el experto en temas de competencia.

Telefónica ha firmado varios acuerdos para compartir infraestructura en otros países, el más reciente en Reino Unido con la operadora Vodafone.

Ahora ve
Los 10 escándalos de empresas en México durante el 2017
No te pierdas
×