Movistar marca el paso a su competencia

Las nuevas ofertas de Telefónica obligarán a Telcel y otras firmas a aplicar programas similares; la española eliminó el servicio de ‘roaming’ en un intento por atraer al mercado rural.
telefonica mexico espana  (Foto: AP)
Edgar Sigler /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Movistar, la filial en México del gigante español, Telefónica, ha lanzado una agresiva modificación de su estructura comercial y de costos, luego de meses en plena depresión por un cambio regulatorio que impactó de manera dura a sus ingresos.

La firma presentó la semana pasada una serie de ofertas y productos como la eliminación del cobro de roaming nacional e internacional a Estados Unidos y Canadá o la opción de incluir un número fijo, móvil y de radio al mismo celular.

La estrategia de Movistar generará en el mediano plazo que los competidores en el sector se muevan a ofertas similares, incluyendo a Telcel, el mayor participante del mercado, anticipan analistas.

"Telefónica no es cualquier operador. Yo creo que en algún momento Telcel tendrá que hacerlo, y si Iusacell-Televisa quieren competir también tendrán que replicarlo", consideró Fernando Butler, director de la consultora BHMC.

¿Qué presentó Telefónica?

- Una tarifa única para llamar a cualquier parte de México, Estados Unidos y Canadá de 98 centavos.

 - Los planes de cobro por segundo de 6 centavos.

- Movistar Música: un plan adicional de 100 pesos para tener acceso a una base de 3 millones de canciones.

- La posibilidad de escoger números para llamadas ilimitadas sin necesidad de que sean números en la red de Movistar.

- Los planes Movistar Total para portar en un celular el número de línea móvil, radio, fija (de cualquier operador), además de Internet.

Este último servicio resulta el más innovador, pues la eliminación del roaming es una estrategia que Telefónica ya ha implementado en otros países, recordó José Otero, presidente de Signals Telecom, una consultora especializada en el sector.

"Convirtieron a México en una sola Área de Servicio Local (ASL), y se diferencia de todos sus competidores móviles", comentó Otero.

Las ASL son las zonas en cómo los operadores dividen el cobro de las largas distancias, y en estos momentos la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) trabaja un proyecto para reducir las ASL que cobra Telmex, por lo que la acción de Movistar apoya de alguna manera la postura del regulador, expresó Butler.

Con la unificación de las tarifas internacionales, Telefónica puede aprovechar el tráfico entre Estados Unidos y México, que se estima en unos 11,000 millones de minutos al año, lo que aumentaría su presencia en zonas rurales, dijo Jorge Negrete, presidente de Mediatelecom, una agencia especializada en el sector.

"Para darnos una idea, el tráfico entre México y Estados Unidos es mayor que el cruzado entre Estados Unidos y toda la Unión Europa", explicó Negrete.

Pero para Otero la estrategia de Movistar va claramente enfocada a atraer clientes de post pago de alto consumo.

"La gente que viaja es la que más puede aprovechar la eliminación del roaming, y esas personas son de perfil empresarial muchas veces", expresó el analista.

Telefónica inició en México con una fuerte estrategia de bajas tarifas apuntando al segmento de prepago, que le ayudó a ganar terreno hasta acaparar el 22% de los usuarios.

Pero esa estrategia no le ayudó para captar ingresos, y a pesar de sus casi 20 millones de clientes, la empresa registra el ingreso por cliente más bajo entre los grandes operadores.

Nextel reina en este modelo donde se ubica como el segundo operador por ingresos, con sólo el 4% del mercado.

Al final, quien parece ganar en con estos movimientos será el consumidor, en un mercado que con la entrada de Televisa-Iusacell y la puesta en marcha de la nueva red de Nextel, comienza a mostrar avances más allá de los litigios, consideraron los analistas consultados.

"Siempre será mejor para el usuario entre menos compañías intervengan en el proceso de cobro", consideró Ernesto Piedras, director general de The Competitive Intelligence Unit (CIU).

El analista apuntó que los usuarios llegan a tener ahorros de hasta el 40% cuando se ofrecen nuevos servicios empaquetados como los que ofrece ahora Movistar.

A remontar

En el último año Telefónica México ha visto otro golpe a sus ingresos como consecuencia de las tarifas de interconexión, es decir lo que se cobran entre operadores cuando una llamada de un usuario cruza por la red de otro cliente de otra compañía.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) decidió blindar las decisiones en materia de interconexión de la Cofetel, que había impuesto una tarifa de 0.3914 pesos.

"Los ingresos del servicio totalizan 1,387 millones de euros (en México) descendiendo  interanualmente un -13.3% en moneda local principalmente por las reducciones de tarifas de interconexión", mencionó la empresa en su reporte anual de 2011.

La nueva oferta puede equilibrar su balance entre usuarios de prepago y postpago, que por ahora muestran una sobredependencia del primer segmento, consideró Negrete.

Movistar tiene 17.7 millones de usuarios en prepago (una caída del 4.3% anual) y 1.52 en postpago (una baja de 3.8% anual), según datos de su reporte del primer trimestre de 2012.

La compañía también ha disminuido el ritmo de sus inversiones en México, en buena parte por la difícil situación que vive su matriz en España por el impacto de la crisis griega en el mercado europeo.

La inversión de Telefónica subió 29.3% entre 2009 y 2010, pero registró un severo descenso al crece sólo 2.4% entre 2010 y 2011, según muestran sus datos anuales.

Pero la alianza para compartir infraestructura con Iusacell puede ayudarle a focalizar mejor sus costos de inversión en el futuro, para centrarlos en otros segmentos del negocio.

"Con la alianza de Iusacell se preocupa por una estructura de costos más aceptable", expresó Fernando Butler.

El acuerdo puede resultar contraproducente para Telefónica México si termina por beneficiar más a su rival Iusacell, pero José Otero opinó que este tipo de estrategias comerciales demuestran la intención de la española por competir de manera agresiva frente a la firma de Ricardo Salinas Pliego.

"Ahora ya tienes una clara diferencia entre Telefónica-Iusacell", expresó en analista.

Telefónica México espera invertir cerca de 7,000 millones de pesos, unos 500 millones de dólares, durante este año, una cifra en principio algo menor que lo gastado en 2011.

Ahora ve
Estos ‘huevos revueltos’ son preparados sin huevos
No te pierdas
×