Twitter en el negocio publicitario

El mayor control de contenidos de la red social pone en peligro la libertad de innovación del sitio; hasta ahora la publicidad de la plataforma consiste en promocionar cuentas y tweets.
Twitter  (Foto: CNN)
SAN FRANCISCO (CNN) -

¿Twitter es una plataforma de tecnología, una compañía de medios... o ambas? Los días de ser una incipiente nueva compañía llegaron a su fin para Twitter, fundado hace seis años, y que ahora es un importante participante en las grandes batallas que dan forma al futuro de Internet.

Con los cambios recientes de Twitter apuntando hacia una "compañía de medios", existe una creciente preocupación entre los tecnólogos de que una tendencia hacia un mayor control de contenidos pondrá en peligro tanto la innovación como el futuro del sitio a favor de ganancias a corto plazo.

Los tecnólogos quieren que el servicio continúe siendo un entorno abierto, de libre acceso, en donde las nuevas aplicaciones pueden ser construidas sin restricción y la innovación siga siendo el principal objetivo. Pero con más de 1,000 millones de dólares en inversiones, tiene patrocinadores que buscan una Oferta Pública Inicial (OPI).

La más reciente disputa surgió después de que un ejecutivo de alto cargo anunció a fines de junio que la compañía pronto introduciría "lineamientos más estrictos" sobre cómo los desarrolladores independientes pueden construir aplicaciones sobre Twitter.

Durante esos mismos días, el servicio de redes sociales LinkedIn divulgó que ya no tenía permiso para incluir secuencias de Twitter.

Esas medidas son parte de un ajuste más grande respecto a cómo y cuándo el contenido de Twitter -la secuencia de Tweets- es visto por los usuarios, que colectivamente publican 400 millones de mensajes diariamente.

Los usuarios mensuales activos de Twitter han aumentado constantemente a más de 140 millones, aunque continúa estando muy por detrás de Facebook, que afirma tener más de 900 millones.

Para Twitter, incrementar el control prepara el camino para vender publicidad y otros acuerdos que generan dinero.

Un mayor control hace que sea más fácil para Twitter vender publicidad contra su contenido, el tradicional dilema de la industria de los medios.

Además, podría facilitar iniciativas futuras en el comercio electrónico, en donde Twitter podría permitir a los compradores hacer click sobre acuerdos dentro de los mensajes y obtener una porción del ingreso.

Lo que parece ser una postura cada vez más enfocada hacia la publicidad de Twitter está consternando a los desarrolladores externos, mucho de los cuales ayudaron al servicio a ganar popularidad en sus inicios al proveer características que por sí solo no lo hacía; desde los ingeniosos clientes de portales como Tweetdeck hasta herramientas para subir fotografías como Twitpic.

"Van a seguir comprometiéndose a sí mismos una y otra vez porque necesitan hacer dinero", dijo Dalton Cladwell, un programador que fundó el servicio de música en tiempo real imeem y App.net, una herramienta de software para desarrolladores.

"No podemos criticarlos por seguir su modelo de negocio. "Pero nos va a decepcionar. Es una lástima", añadió.

El negocio de la publicidad de Twitter comenzó a tomar forma después del ascenso en 2010 de su presidente ejecutivo Dick Costolo, que definió al principal negocio de la compañía de vender publicidad como "tweets promocionados" dentro del flujo de Twitter, y que establece "temas de moda" (trending topics).

Twitter tiene como propósito mostrar los tweets significativos respaldados por los usuarios individuales presumiendo el interés de las cuentas que un usuario sigue.

Costolo ha reformado significativamente las operaciones de venta de Twitter, expandiendo el equipo desde un pequeño puñado de empleados a más de 250 alrededor del mundo.

También construyó las ofertas de contenido con elementos desde la característica más ampliada "Discover", que presenta historias populares compartidas en Twitter con un formato de tipo noticias, a eventos especiales e incluso la producción de videos originales que está integrada con grandes campañas de publicidad.

No obstante, Costolo ha rechazado sistemáticamente la concepción de que Twitter es una compañía de medios, caracterizando en cambio el servicio como nada más que una nueva red de distribución de moda.

"No somos una compañía de medios", dijo Costolo en enero en una conferencia de la industria de medios auspiciada por All ThingsG. "Estamos en el negocio de los medios. Distribuimos tráfico", agregó.

Esa postura ayuda a calmar las preocupaciones por parte de las muchas empresas de comunicaciones que utilizan Twitter extensamente de que la plataforma no es un competidor.

También ha servido a Twitter para presentarse como una empresa de tecnología cuando se trata de una posible carga regulatoria o legal, dijo Lou Kerner, fundador de Social Internet Fund.

Twitter adoptó la posición legal de que no existe un propietario de los tweets individuales.

El asunto pasó a primera plana en mayo, cuando un tribunal de Nueva York ordenó a la compañía a entregar información sobre un usuario que fue arrestado durante la protesta de Occupy Wall Street.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Si bien no establece ningún derecho al contenido de los tweets, Twitter se ha movido agresivamente para absorber y aplastar a las compañías que construyen productos sobre la plataforma del sitio.

En el 2010, Twitter adquirió al fabricante de Tweetie, un popular cliente de iPhone. Al año siguiente compró a Tweetdeck, y luego buscó cerrar a UberMedia, una compañía que fabricó otro competitivo software de Twitter.

Ahora ve
Este traje busca eliminar el riesgo de que un astronauta se pierda en el espacio
No te pierdas
×