Exigen en EU condenas por caso Libor

Varios congresistas han pedido que los responsables directos de la manipulación sean sentenciados; aseguran que personal de bajo rango puede ser imputado como una forma de rendir cuentas.
carcel  (Foto: AP)
James O’Toole
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Los bancos no son los únicos que están bajo la mira en el escándalo de la fijación de la tasa de interés Libor. A medida que crece la indignación pública, los observadores están presionando a los órganos de procuración de justicia para que garanticen que los individuos involucrados terminarán tras las rejas.

El mes pasado, el gigante bancario británico Barclays admitió que sus operadores se habían coludido con sus pares de otros bancos para manipular la tasa interbancaria de Londres o Libor, un indicador de referencia clave para miles de millones de dólares en préstamos y derivados en todo el mundo.

En respuesta, un grupo de senadores estadounidenses, entre ellos Carl Levin de Michigan y Jack Reed, de Rhode Island, escribieron al Fiscal General Eric Holder y al secretario del Tesoro, Tim Geithner, apremiando al Gobierno a tomar medidas enérgicas.

"Los bancos y sus empleados culpables de haber infringido la ley deben enfrentar el juicio penal ​​y las acciones civiles pertinentes", escribieron los legisladores.

En tanto, en la Cámara de Representantes Peter Welch hizo circular una carta a principios de este mes exigiendo que los banqueros implicados en la controversia "pasen tiempo tras las rejas".

Las peticiones del Capitolio secundan las de los observadores que están instando al Gobierno a entablar acciones penales contra individuos, una forma de rendición de cuentas que ha estado ausente en los principales escándalos de Wall Street en los últimos años. En la controversia actual, sin embargo, los analistas creen que tales casos podrían ser viables.

"Las probabilidades son decentes", comenta William Black, profesor de derecho en la Universidad de Missouri-Kansas City. "El caso es sólido, hay gente de rango bajo que puede ser fácilmente imputada, y hay una necesidad política de hacer algo".

Al anunciar el acuerdo con Barclays, el Departamento de Justicia dijo que continuaba su investigación de "otras instituciones financieras e individuos," conducida por sus divisiones antifraude y antimonopolio. Eso podría incluir potencialmente al personal de Barclays que no está protegido por el acuerdo de no enjuiciamiento pactado por la institución bancaria.

Además, entidades como el Deutsche Bank, JPMorgan, Citigroup y UBS han revelado que están cooperando con las investigaciones.

Hasta la fecha, ninguno de los empleados de Barclays o personal de los otros bancos implicados en la manipulación del Libor han sido formalmente acusados ​​de algún delito, y el Departamento de Justicia se negó a comentar sobre el asunto. No obstante, los documentos divulgados como parte del acuerdo de Barclays sugieren que algunos banqueros deberían, de hecho, estar preocupados.

En los correos electrónicos que los empleados de Barclays enviaron a colegas del mismo banco y a operadores de otras firmas, hablan abiertamente acerca de la manipulación de la tasa Libor para su propio beneficio, lo que podría proporcionar a los fiscales la evidencia que necesitan para probar la intención delictiva.

"Si dices una palabra de esto no te volveré a contar nada", escribió un operador en el año 2007.

Entre los cargos que podrían formularse en el caso están el fraude electrónico y el fraude por correo, los cuales pueden conllevar sentencias de prisión, advierte Michael Clark, especialista en delitos de cuello blanco del bufete de abogados Duane Morris y ex fiscal federal. También existe la posibilidad de conspiración y cargos antimonopolio si se demuestra que los banqueros de múltiples instituciones han confabulado entre sí.

Los fiscales probablemente tratarán de usar evidencia en contra de empleados de bajo nivel para construir casos contra el personal de alto rango cuando sea posible, anticipa Nick Harbist, ex fiscal federal y copresidente del comité de delitos de cuello blanco de la American Bar Association.

"Creo que habrá mucha presión para que se le atribuya responsabilidad a individuos en específico", señala Harbist.

Por lo menos, los gerentes de las mesas de operaciones de Barclays involucradas están  "potencialmente en peligro", coincide Clark.

En su propia orden de acción legal en relación con el caso, la Comisión de Comercio de Futuros sobre Mercancía de Estados Unidos, indicó que las prácticas irregulares de Barclays "se producían casi diariamente" y que abarcaban a "múltiples mesas, operadores, oficinas y divisas".

Con todo, Brad Simon, abogado defensor y ex fiscal federal, advirtió que el historial del Departamento de Justicia en los últimos años suscita dudas respecto a su actual esfuerzo. "No ha habido una gran cantidad de casos que surjan de los escándalos financieros de los últimos cuatro años, con la excepción del uso de información privilegiada", apuntó. "En 2008 hubo mucha bravuconada relativa a todas estas investigaciones, y luego no pasó nada".

Las autoridades reguladoras estadounidenses no son las únicas que siguen el caso. Dado el alcance global de la tasa Libor, funcionarios de países como Canadá, Suiza, Reino Unido y Japón también están investigando el tema, y podría entablar juicios por su cuenta.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En Estados Unidos, por su parte, Brad Simon concedió que las autoridades están sensibles a la indignación pública sobre el asunto. Las detenciones de los operadores presuntamente implicados pueden darse en las próximas semanas, informó Reuters el domingo.

"A las fuerzas del orden les gusta demostrar que son relevantes y están respondiendo a los escándalos. No hay duda de que la presión externa juega un papel", admitió Simon.

Ahora ve
Los bomberos rescatan a un perro atrapado en un arroyo congelado
No te pierdas
×