Best Buy, el regreso del apalancamiento

La oferta lanzada para adquirir a la minorista podría estar respaldada por financiamiento externo; una mayor cantidad de deuda en acuerdos corporativos revive los temores de una burbuja crediticia.
Best Buy 2  (Foto: Cortesía Fortune)
Stephen Gandel
NUEVA YORK -

La reacción de los analistas a la oferta de compra de Best Buy por parte del ex presidente de la empresa fue la siguiente: No va a suceder. Dicen que los inversionistas de capital de riesgo se mostrarán reacios a la cantidad de deuda que Richard Schulze tendría que recaudar para hacer despegar la oferta. "Esto sería un acuerdo muy difícil de lograr", dijo Michael Pachter, que sigue a Best Buy para Wedbush Securities.

Si los acuerdos recientes sirven de guía, la oferta de Schulze para recuperar la compañía que fundó podría tener una mejor oportunidad de la que algunos auguran. La fuente de apalancamiento para operaciones de capital de riesgo, que se secó durante la crisis financiera, parece dispuesta a fluir de nuevo.

En el segundo trimestre, las firmas de capital de riesgo utilizaron deuda para pagar 64% de los grandes acuerdos de compras de empresas promedio, según S&P Capital IQ. Ése es el punto más alto que ha alcanzado la cifra desde el inicio de la crisis financiera.

Aunque está debajo de su nivel en 2005 y 2006, cuando la deuda promedió alrededor de 70%, algunos acuerdos parecen estar acercándose a los niveles precrisis. Por ejemplo, las firmas de capital de riesgo Carlyle y BC Partners planean financiar su reciente compra de las divisiones industriales de la unidad de United Technologies, Hamilton Sundstrand, con una deuda de dos tercios de los 3,500 millones de dólares que pagó, dijo un banquero que tiene conocimiento del acuerdo.

Una de las razones de que el apalancamiento -financiamiento externo- esté de vuelta es que la deuda permanece barata. Las bajas tasas de interés han provocado que los bancos y los inversores busquen inversiones con mayor rendimiento.

Esto ha facilitado a las empresas de capital de riesgo obtener financiamiento a mejores precios. También ha abierto la puerta a las llamadas ofertas ligeras en convenios en las que los bancos prestan dinero con pocas condiciones. Estos tipos de préstamos ahora representan 21% de los préstamos bancarios sindicados, un alza desde el 5% hace dos años.

Esto es una buena noticia para las firmas de capital de riesgo que buscan hacer acuerdos y aumentar sus rendimientos. Para los bancos, podría ser una historia diferente. Algunos temen que el apresuramiento por financiar estas operaciones pueda impulsar una nueva burbuja de capital de riesgo, y una crisis de deuda.

Por ahora, sin embargo, esos temores parecen exagerados. Eso es porque los precios de las compras apalancadas han bajado 20% en comparación con hace 3 años. Como resultado, incluso con una deuda más alta, la mayoría de las ofertas aún parecen menos riesgosas que aquellas que eran cerradas hace sólo unos años.

La relación deuda/EBITDA (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) -una medida de apalancamiento en relación con el flujo de caja de una empresa- del acuerdo de capital de riesgo promedio en el primer semestre de 2012 fue de 4.85. En 2007, las relaciones de apalancamiento eran superiores al 6.

El lunes, Schulze dijo que estaba formando un grupo que pagaría entre 24 y 26 dólares por cada acción de Best Buy, o aproximadamente 8,800 millones de dólares. Como parte del acuerdo, Schulze dijo que iba a contribuir con su participación, que vale alrededor de 1,000 millones de dólares. Los analistas dijeron que los Schulze y otros inversores de capital de riesgo podrían invertir otros 2,000 millones de dólares. Eso deja 5,800 millones de dólares restantes para ser financiados a través de deuda, o casi 66%, que es similar al acuerdo por Hamilton Sunstrand.

El apalancamiento de la oferta superará los 1,700 millones de dólares en deuda a largo plazo que Best Buy ya tenía en sus libros. Eso se añade a que el acuerdo ya tiene una relación deuda/EBITDA de 3.2, que parece baja.

Sin embargo, esto se basa en que Best Buy es capaz de mantener su flujo de caja, el cual parece estar reduciéndose. Pero en un momento en que los bancos se están apresurando por financiar acuerdos, no está claro si les importará ese tipo de consideraciones.

Ahora ve
Estos ‘huevos revueltos’ son preparados sin huevos
No te pierdas
×