Indemnización a MVS, sólo por inversión

La SCT detalló que la ley excluye indemnizar al grupo por el valor potencial de la banda de 2.5 GHz; la compañía y sus socios invirtieron 70 millones de dólares para desplegar su servicio de Internet.
Antena  (Foto: Thinkstock)
Edgar Sigler /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La indemnización que el Gobierno mexicano pagará al grupo MVS por la banda de 2.5 GHz sólo cubrirá las inversiones realizadas en este espacio, sin considerar el valor actual estimado del espectro, detalló Héctor Olavarría, subsecretario de Comunicaciones y Transportes. 

"La ley dice que no tomes el valor del bien que vas a rescatar para determinar la indemnización, sino que evalúes el monto de las inversiones que se hayan hecho sobre ese bien concesionado", explicó el funcionario. 

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) anunció la semana pasada el inicio de proceso de "rescate" de las concesiones en esa banda del espectro radioeléctrico, identificada a nivel internacional como óptima para ofrecer servicios de Internet de banda ancha móvil. 

MVS, que cuenta con la mayor parte de las concesiones de la banda de 2.5 GHz, asegura que realizó inversiones por 70 millones de dólares en conjunto con socios como Alestra y Clearwire para el despliegue de su servicio de Internet. 

La compañía dirigida por la familia Vargas usó en un inicio este espacio para ofrecer servicios de televisión por microondas. 

El artículo 19 de la Ley General de Bienes Nacionales establece que la indemnización se realizará conforme a "la inversión efectuada y debidamente comprobada, así como la depreciación de los bienes, equipos e instalaciones destinados directamente a los fines de la concesión", pero declara que en ningún caso podrá tomarse el valor de los bienes como base para fijar el monto de la indemnización. 

En el caso de que MVS se inconforme por el monto de la indemnización, será la autoridad judicial quien determine la cantidad en un plazo de 15 días hábiles, según establece la ley. 

El Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (INDAABIN) deberá encargarse de fijar el monto del pago, en caso de que así lo requiera el Gobierno una vez que se cumpla el plazo de desahogo de pruebas y argumentos, añadió Olavarría. 

"El desahogo de cualquier procedimiento, sea o no un rescate, demora entre 120 y 125 días hábiles, aunque existen algunos medios legales de defensa que retrasen estos plazos", agregó el funcionario. 

Operadores, a la expectativa

Aunque todos los operadores se mostrarán interesados en adquirir espectro en caso de una eventual licitación de la banda de 2.5 GHz, por ahora prefieren que se desahoguen los procesos administrativos sobre este tema, dijo Francisco Gil Díaz, presidente ejecutivo de Telefónica México y Centroamérica. 

"Nosotros tenemos hoy las frecuencias que necesitamos. Claro que nos gustaría un costo de frecuencias más bajo porque las pagamos excesivamente altas", comentó el directivo. 

Se espera que la filial de la firma española en México comience a dar servicios de cuarta generación (4G) el próximo año, gracias a una parte del espectro que ganaron durante la licitación del 2010. 

"Nextel no opina sobre (la banda de) 2.5 GHz, sólo está pendiente de cualquier licitación de espectro para decidir si participa", matizó Gustavo Cantú, vicepresidente de la firma, a través de su cuenta de Twitter. 

La telefónica estadounidense, que opera en otras regiones de América Latina, estrenará apenas en septiembre su nueva red de tercera generación (3G), que desplegó en los últimos años como resultado de la licitación 21. 

Telefónica cuenta con cerca del 20% del mercado de telefonía celular en México, mientras que Nextel abarca el 4%.

Ahora ve
Esta es la propuesta de gabinete de Andrés Manuel López Obrador
No te pierdas
×