Lexus, hacia la era de autos sin chofer

El nuevo sedán LS460 de Toyota impide que los conductores se estrellen contra casi cualquier objeto; sus sistemas de seguridad son uno de los adelantos que abrirán la puerta a la conducción...
Lexus Toyota  (Foto: Cortesía Fortune)
Doron Levin
NUEVA YORK -

Los sistemas de seguridad automotriz que perciben cuando un vehículo está a punto de chocar e inician el frenado mientras aprietan los cinturones de seguridad para mitigar los daños están evolucionando en sistemas que pueden evitar completamente algunas colisiones.

El Lexus LS460 2013, la línea de lujo insignia de Toyota, comenzará a llegar a Estados Unidos en noviembre con un "sistema de pre-colisión avanzado", disponible como opción. Cuando se conduce a velocidades inferiores a los 47 kilómetros por hora (29 millas por hora), el sistema utiliza sensores ópticos y radares para determinar si es probable que un auto choque contra un peatón o un objeto más adelante.

El sistema de Toyota puede anular el control de un conductor distraído, descuidado o incapacitado y hacer que el auto se detenga antes del impacto. Podría resultar especialmente útil para prevenir lesiones y muertes de peatones.

El dispositivo de seguridad de Toyota, que algún día podría estar incluido en muchos o en todos los vehículos, marca otro paso en la continua automatización del manejo, un proceso que muchos creen que conducirá inevitablemente a vehículos sin conductor en un futuro no muy lejano.

"Este tipo de sistemas representan un mayor progreso hacia los autos sin conductor", dijo Rebecca Lindland, una analista de la industria para HIS Automotive. Podríamos ver este tipo de autos por primera vez dentro de diez años. A la gente le cuesta trabajo creerlo, pero nadie podía creer tampoco que los caballos dieran paso a los automóviles".

General Motors, Ford Motor, Volkswagen y la mayoría de los fabricantes de automóviles y proveedores automotrices están trabajando en sistemas mecánicos-digitales que son esenciales para la conducción sin chofer, también llamada conducción autónoma.

Audi, la división de lujo de VW, ha dado señales de que en dos años ofrecerá un sistema en su auto insignia de próxima generación A8 que permitirá a un conductor atrapado en el tráfico de baja velocidad y paradas frecuentes de la autopista poner el vehículo en "piloto automático". En esta modalidad, el vehículo avanza, acelera y frena automáticamente de acuerdo con el flujo de tráfico y evita otros vehículos a su alrededor.

Los ingenieros y técnicos de Toyota establecieron una pista de prueba para periodistas en un gran estacionamiento al este de Palo Alto, cerca de la sede de Google, para demostrar su nuevo sistema. (Google ha llegado a los titulares con su iniciativa de conducción sin piloto). Yo estuve entre los invitados a conducir un prototipo del LS460, equipado con el sistema, hacia una barrera de tela que representaba la imagen de un auto.

Tras aumentar hasta cerca de 48 kilómetros por hora, yo estaba dirigiendo el LS460 hacia el objetivo de tela. Primero, una advertencia visual de un obstáculo en el camino apareció en el tablero de instrumentos. Luego, sonó una campana. De todos modos, y sintiéndome un poco nervioso, mantuve mi pie en el acelerador. Una colisión parecía inevitable cuando de repente el auto tomó el control y frenó con un fuerte chirrido hasta detenerse justo antes de la barrera.

Un técnico que me acompañaba en el asiento delantero del pasajero explicó que la fuerza de frenado del sistema fue de aproximadamente el doble de lo que un conductor normal puede lograr al pisar con fuerza el pedal. Otro sistema llamado Sistema de Monitoreo de Atención del Conductor fija cámaras en la cara del conductor y determina cuando un conductor se está distrayendo, quita los ojos del camino demasiado tiempo o se ha quedado dormido, entonces emite una advertencia y suena un timbre. Si estas medidas no funcionan, el sistema puede aplicar los frenos.

Aunque Toyota está trabajando en la conducción autónoma en centros de investigación y desarrollo en Estados Unidos y Japón, la automotriz se ha mostrado renuente a revelar los detalles de cuándo podría estar listo para las pruebas un auto totalmente autónomo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El proyecto de auto sin conductor de Google ha probado una versión modificada del Toyota Prius en la vía pública durante más de 160,000 kilómetros sin otro incidente más allá de un alcance leve. En 2011, Nevada se convirtió en el primer estado en Estados Unidos en modificar sus leyes de tránsito para permitir el funcionamiento de autos sin conductor. Google emitió el primer permiso para un Prius en marzo de este año.

El nuevo Lexus LS está lejos de estar listo para conducir completamente por su cuenta. Sin embargo, sus propietarios podrían empezar a entender cómo la tecnología podría funcionar si su Sistema Pre-Colisión Avanzado los salva de un accidente.

Ahora ve
¿Estados Unidos aún quiere ser el líder de la carrera espacial?
No te pierdas