Samsung presenta prueba ‘touch’ vs Apple

La firma coreana llevó ante el jurado un dispositivo de Mitsubishi con tecnología pinch-and-zoom; con esto pretende convencer al jurado de que las patentes de Cupertino no son válidas.
diamond touch  (Foto: Cortesía Fortune)
Philip Elmer-DeWitt
NUEVA YORK -

Hasta ahora, mi momento favorito en el multimillonario juicio por infracción de patentes que libran Apple y Samsung ocurrió la tarde del lunes.

El equipo legal de Samsung acababa de concluir el interrogatorio a su segundo testigo de la defensa, un ingeniero de Mitsubishi llamado Adam Bogue.

Bogue testificó que en 2003 mostró a los ingenieros de Apple un dispositivo llamado el ‘Diamond Touch' que permitía a los usuarios reducir y ampliar imágenes en pantalla al "pellizcar" sus esquinas virtuales y jalar hacia un lado o el otro.

Para un miembro del jurado dispuesto a aceptar la afirmación hecha por Samsung de que no había nada nuevo u original en la tecnología pinch-and-zoom de Apple (una de las patentes que Apple acusa a Samsung de violar) el vídeo que Bogue presentó puede haber sido bastante persuasivo.

Seguidamente, Apple comenzó su contrainterrogatorio. Howard Mintz, quien blogueaba en vivo para el San Jose Mercury News, describe lo que sucedió a continuación:

El abogado de Apple, Mike Jacobs, ahora contrainterroga a Bogue. Pregunta dónde está actualmente la unidad Diamond Touch que mostró en su día. La vendieron a Quinn Emanuel, dice Bogue. Esa sería la firma de abogados que representa a Samsung. El equipo de Quinn se apresura para traerla a la sala del juzgado. Es una especie de monstruosidad tecnológica sobre un trípode que ahora está en medio de la corte.

Como mis hermanos del sector tecnológico se apresuraron a señalar, esta criatura metálica ahora frente al jurado no es exactamente el moderno iPhone. Traducción: Apple dirá algo como, "¿Me estás tomando el pelo?".

Allí, en algo un poco más grande que una cáscara de nuez, está el quid de lo que el jurado debe decidir. Durante dos semanas se ha demostrado que los productos de Samsung parecen ser copias deliberadas del iPhone y la iPad de Apple, desde los píxeles de las pantallas hasta el embalaje en el que son enviados.

Ahora Samsung está tratando de demostrar que era libre de copiar la tecnología de Apple, ya que Apple, a su vez, había copiado cada pedacito de ella a otra persona.

¿El jurado encontrará convincente esta pantalla de proyección del tamaño de una mesa de Mitsubishi?

Es difícil saberlo. Sobre todo porque Apple no ha terminado su contrainterrogatorio. Este martes podría señalar que una empresa llamada Fingerworks estaba construyendo dispositivos multi-táctiles mucho antes de que Mitsubishi construyera el Diamond Touch.

Y Apple compró Fingerworks -junto con sus patentes- dos años antes de lanzar el iPhone.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Aquí puedes ver el vídeo que muestra al Diamond Touch.

 

Ahora ve
Así fue el inicio de las precampañas de Anaya, López Obrador y Meade
No te pierdas
×