Televisa se desmarca del caso MVS

La televisora se dijo extrañada sobre las declaraciones de Joaquín Vargas sobre la banda 2.5 GHz; la empresa aseguró que es ajena a la discusión desarrollada entre MVS y el Estado mexicano.
azcarraga  (Foto: AP)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Grupo Televisa se desmarcó este miércoles de los señalamientos de MVS en el sentido de que la televisora se encuentra detrás de la decisión del Gobierno federal de "rescatar" la banda de 2.5 Gigahertz (GHz), en su mayoría en poder de MVS, para licitarla nuevamente. "Causan extrañeza las declaraciones de Joaquín Vargas Guajardo, presidente de MVS Comunicaciones, respecto a los señalamientos hechos a Grupo Televisa en torno al rescate de la banda de 2.5 GHz", dijo Televisa en un breve comunicado.

"El tema central que afronta MVS es un diferendo con el Gobierno sobre el monto de la contraprestación que tiene que pagar al Estado mexicano. Televisa es ajena a esas discusiones", añadió.

Más temprano este miércoles, Joaquín Vargas afirmó en conferencia de prensa que el Gobierno de Felipe Calderón ha tomado decisiones a favor de la televisora.

"Ahora son ellos, Televisa y Iusacell, los únicos que pueden ofrecer paquetes de telefonía fija, móvil, televisión e Internet", comentó en conferencia de prensa.

"Televisa se ha desistido de litigios respecto al nuevo programa de licitaciones de frecuencias de televisión, con el fin de impulsar una mayor competencia",  aseveró la televisora en su comunicado.

"Ojalá MVS se sume a una era de apertura, modernidad y competencia, en beneficio de los consumidores mexicanos", abundó Televisa.

Joaquín Vargas enumeró una serie de decisiones gubernamentales que según él beneficiaron a Grupo Televisa, como la obligación de las televisoras para vender sus señales de televisión abierta, y que representan ingresos por 2,700 millones de pesos al año. MVS pidió en su momento que las autoridades regulatorias impusieran a Televisa y TV Azteca el ofrecimiento de sus señales de manera gratuita.

MVS también acusó un supuesto chantaje del Gobierno federal para negociar el refrendo de sus concesiones de la banda de 2.5 GHz, que le obligaban a no impugnar la operación Televisa-Iusacell y despedir a la periodista Carmen Aristegui.

Al respecto, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Dionisio Pérez-Jácome, rechazó que haya habido chantaje o algún condicionamiento.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El funcionario dijo que el Gobierno Federal dio a MVS Comunicaciones y a su propietario, Joaquín Vargas, todas las facilidades para utilizar las frecuencias y lo que se le pedía era que pagara la contraprestación económica a la que tiene derecho el Estado mexicano. 

 

Ahora ve
En el metro de Tokio, las embarazadas pueden conseguir asiento con una app
No te pierdas
×