El tino empresarial de Roberto González

Con Gruma, el fallecido empresario y su padre transformaron la forma de hacer y vender tortillas; en 1992 adquirió Banorte, hoy en día el mayor banco mexicano en manos de accionistas locales.
robertog3  (Foto: Tomada del sitio web de Gruma)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El empresario Roberto González Barrera, quien falleciera este sábado a los 82 años de edad en Houston, fue un hombre que pese a carecer de una instrucción académica amplia, tuvo una gran habilidad para los negocios.

La tortilla, base del éxito

Grupo Maseca (Gruma) es el mayor productor de harina de maíz y tortilla en el mundo y cuenta con al menos 20,000 empleados.

El grupo, creado en 1949 por Roberto González y su padre Roberto M. González en Cerralvo, Nuevo León, tiene el sitio 38 del ranking 2012 de ‘Las 500 empresas más importantes de México' de la revista Expansión.

Además de México, la empresa está en los mercados de Estados Unidos, Centroamérica, Venezuela, Europa, Asia y Oceanía. Al menos 102 países, de acuerdo con información del grupo.

Gruma produce pan, conservas, frituras, tortillas de harina de maíz y trigo, palmito, arroz, avena y pastas, entre otros productos.

Pero la firma no sólo comercializa alimentos, pues también vende máquinas para la elaboración de insumos a través de su subsidiaria Tecnomaíz.

Con sus 25 plantas certificadas, el grupo produce 40 tipos de harina y sus máquinas pueden generar hasta 1,200 tortillas por minuto.

Gruma cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores y en la de Nueva York. En México sus claves de pizarra son MASECA B y GRUMA B, y en Estados Unidos, MSK  y GMK.

En 2012, el grupo se sumó como patrocinador de la Selección Mexicana de Futbol a través de su marca Maseca.

La empresa registró en el segundo trimestre de este año ventas por 16,304 millones de pesos, un aumento de 21% respecto al mismo periodo de 2011.

La utilidad neta en ese periodo alcanzó los 606 millones de pesos, cifra superior en 327 millones de pesos a la reportada en el segundo trimestre del año pasado.

Durante esos tres meses la multinacional logró un flujo operativo por 1,415 millones de pesos, lo que representó un aumento de 22%.

Las inversiones de la empresa durante el segundo trimestre de 2012 ascendieron a 46 millones de dólares, y tienen por objetivo la expansión de la capacidad instalada y lograr mejoras tecnológicas en las plantas.

La mano del regiomontano en Banorte

Durante el proceso de privatización de la banca en México, en 1992 el banco fue adquirido por un grupo de accionistas encabezado por Roberto González  Barrera, quien fungió como presidente vitalicio de la entidad financiera.

En 1996 y 1997 el grupo adquirió a Banco del Centro y Banpaís, con lo que logró una cobertura nacional.

En 2010 las deudas de Gruma representaban poco más de cinco veces (5.05) su flujo operativo, por lo que en enero de 2011 vendió su participación en la entidad financiera.

La venta le dio a Gruma 9,232 millones de pesos de recursos líquidos y  destinó todos los fondos a pagar casi la mitad de los 21,400 millones de pesos de su deuda, además contrató nueva por 15,220 millones de pesos con mejores condiciones y plazos.

Hoy en día Banorte es el mayor banco mexicano en manos de accionistas locales y cotiza en el mercado accionario nacional con la clave de pizarra GFNORTE.

El grupo financiero tuvo una utilidad de 2,635 millones de pesos en el segundo trimestre de 2012, 29% más que en el mismo periodo del año pasado.

La cartera de crédito de la financiera creció 21% interanual, a 378,4472 millones de pesos, mientras que la cartera vencida se ubicó en 1.8% al cierre del trimestre, uno de los más bajos del sistema financiero, de acuerdo con el propio banco.

En el acumulado de lo que iba hasta el cierre del segundo trimestre, Banorte registró una utilidad neta de 5,098 millones de pesos, 32% más que en primer semestre de 2011.

Además, la firma tuvo un incremento de 19% en los depósitos a la vista y de 10% en los depósitos a largo plazo en ventanilla.

Ahora ve
La vaquita marina, el negocio de la extinción
No te pierdas
×