Obama y Romney, vetados en GM y Chrysler

Las automotrices no dejarán que sus instalaciones sean utilizadas en las campañas presidenciales; ambas firmas recibieron en conjunto 60,000 mdd de rescate durante la crisis financiera.
Obama Romney  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Chris Isidore
NUEVA YORK -

Michigan y Ohio son los estados más disputados en las elecciones presidenciales de Estados Unidos. Sin embargo, General Motors y Chrysler Group quieren que sus plantas automotrices sean islas de neutralidad.

Ambos fabricantes de automóviles, salvados de la liquidación gracias a rescates federales, han dicho que los candidatos políticos no podrán hacer campaña en sus instalaciones.

Además, GM agregó que a los candidatos no se les dará autorización para utilizar, en sus promocionales de campaña, filmaciones de apariciones anteriores.

La regla de "prohibida la entrada a candidatos" aplica desde los candidatos a cargos locales hasta el presidente Obama y su rival republicano, Mitt Romney.

"Históricamente hemos tenido una política muy restrictiva de visitas de los candidatos durante la temporada de campaña", dijo el portavoz de GM Greg Martin. "Somos una compañía automotriz. En eso queremos centrarnos, y así queremos mantenernos".

GM y Chrysler recibieron en conjunto más de 60,000 millones de dólares en fondos federales durante las últimas semanas de la administración del presidente Bush y los primeros seis meses de la administración Obama. El Departamento del Tesoro todavía conserva alrededor de un tercio de las acciones de GM, cuyo precio tendría que duplicarse para que los contribuyentes recuperaran todo el dinero del rescate.

Eso ha convertido a las automotrices en un tema candente durante la campaña. Los republicanos han apodado a GM "Government Motors" y Romney ha calificado los rescates como un ejemplo de "capitalismo de compadres".  

Por otro lado, los demócratas, entre ellos Obama, están ansiosos por presumir el exitoso resurgimiento de GM y Chrysler, sobre todo porque Romney se opuso públicamente a la ayuda gubernamental en ese momento.

Las tres automotrices estadounidenses, Ford Motor incluida, son rentables y han reasumido la contratación, GM además ha recuperado el primer lugar en ventas globales.

Aunque Obama no ha aparecido en ninguna planta de GM o Chrysler este 2012, ha realizado varias visitas a sus plantas en los últimos años.

Martin señaló que en el pasado a los candidatos se les permitió visitar las plantas, pero no podían llevar cámaras ni utilizar el material filmado en los anuncios de campaña. Obama y el candidato presidencial republicano John McCain hicieron cada uno una visita a una instalación de GM en 2008, dijo Martin.

Este año, Martin indicó que GM decidió restringir la política y declinar las visitas. Su política no es única. Ford, que no recibió ningún rescate federal, también tiene una política que prohíbe las campañas en sus instalaciones.

Martin dijo que ni el equipo de campaña de Obama ni el de Romney han solicitado que sus candidatos visiten las fábricas de GM, aunque hubo algunas discusiones a principios de este año acerca de recibir al vicepresidente Biden en una planta que la automotriz opera en Ohio. Expresó que esas conversaciones nunca llegaron al punto en el que GM tuvo que dar un sí o no como respuesta.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Por su parte, la portavoz de Chrysler, Jodi Tilson, indicó que la compañía ha tenido algunas consultas acerca de visitas de políticos, pero no quiso dar más detalles.

 

Ahora ve
En las calles de Tokio puedes jugar Mario Kart, pero en la vida real
No te pierdas
×