Televisa-Iusacell evita un mayor castigo

La televisora se quedó a un voto de perder a TVI por el cruce de ejecutivos con la telefónica; la falta pudo ameritar que la firma se deshiciera de la cablera que en 2011 generó casi 2,200 mdp.
Azcarraga y salinas pliego  (Foto: Reuters)
Edgar Sigler /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Televisa se quedó a un voto de verse obligada a separarse de su filial de televisión restringida en el norte de México, Cablevisión Monterrey (TVI), luego de que el regulador antimonopolios decidiera multarla por violar las condiciones de esta compra.

La Comisión Federal de Competencia (CFC) determinó que Grupo Televisa, a través de directivos de diversas de sus filiales, influyó en las actividades de Iusacell antes de que el regulador permitiera la concentración, con lo cual violó una de las condiciones que la televisora aceptó en 2007 para adquirir el 50% de TVI.

El ente antimonopolios multó con casi 54 millones de pesos a la televisora de Emilio Azcárraga Jean por nombrar ejecutivos en la telefónica de Ricardo Salinas Pliego, con lo que violentó la condición de no tener representación en "competidores potenciales en el mercado de audio y televisión restringido", según se lee en la resolución RA-029-2006-I, publicada el viernes pasado.

"El propósito de la condición aludida consiste en impedir que una misma persona participe en los órganos de decisión o gobierno de dos o más competidoras actuales o potenciales. De esta manera se garantiza que las competidoras actuales o potenciales de Grupo Televisa en el mercado relevante puedan tomar decisión de manera completamente independiente", explica la CFC sobre la imposición de esta condición en 2007.

El regulador menciona que ejecutivos de Grupo Televisa comenzaron a tomar puestos con poder de decisión en Iusacell antes de que se le autorizara la compra de 50% de la telefónica, es decir, en ese potencial competidor en TV de paga, puesto que Iusacell controlaba de manera indirecta a TotalPlay.

Con motivo de este desacato se fijó la multa de 53 millones 838,000 de pesos, y en esto se votó de manera unánime, pero el Pleno dividió su opinión sobre si Televisa debía, además, desincorporar a Cablevisión Monterrey, lo que habría significado un duro golpe para el grupo.

Al final, tres comisionados (Eduardo Pérez Motta, Cristina Massa y Rodrigo Morales Elcoro) decidieron que la conducta no ameritaba tal castigo, mientras que el resto del Pleno (Luis Alberto Ibarra y Miguel Flores Bernés) dijeron que con la falta "quedaba sin efecto la autorización concedida para la transacción notificada en el expediente RA-029-2006", es decir, la aceptación del acuerdo Televisa-TVI.

"Adicionalmente, el comisionado Miguel Flores Bernés considera que, derivado del hecho de que la transacción notificada queda sin autorización de esta autoridad, procedería ordenar la desconcentración", expresó el ente en su resolución del caso.

Los comisionados que votaron en contra de perdonar a Iusacell la falta se atuvieron a la resolución original que preveía la desinversión inmediata si se faltaba a las condicionantes, comentó Irene Levy, presidenta del centro de estudios Observatel.

"El precedente me parece peligroso porque los otros comisionados actuaron con discrecionalidad", expuso la analista.

Levy dejó abierta la puerta a que otro agente como Telcel interponga un juicio de amparo contra la resolución, para obligar al ente a que cumpla con la desconcentración de Televisa y TVI.

Cablevisión Monterrey contaba con 370,411 clientes, y sus ingresos alcanzaron los 2,172.7 millones de pesos al cierre de 2011, según datos ofrecidos por la CFC en la resolución.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
México, EU y Colombia dialogan para combatir en conjunto el consumo de drogas
No te pierdas
×