Cinépolis, retador de la crisis en EU

El mercado de lujo es el destino de la inversión de la cadena de cines en territorio estadounidense; con 3,000 salas, la firma está lista para robar cámara a cadenas como Regal, AMC y Cinemark.
cinepolis eu  (Foto: Cortesía Cinépolis)
Viridiana Mendoza Escamilla/Enviada
LOS ÁNGELES (CNNExpansión) -

Cuando Cinépolis abrió su complejo Del Mar en San Diego, California, la radio local hizo un reportaje en el que se cuestionaba que una empresa mexicana llevara salas de cine con equipamiento de lujo a Estados Unidos, un producto nuevo para el país que concentra los más altos niveles de riqueza. Aún en medio de la incertidumbre económica que ronda los bolsillos de las familias estadounidenses, Cinépolis no sólo elevó su apuesta por este mercado, sino que lo hizo en el segmento de lujo.

"El hecho de que estemos incursionando este segmento de salas de lujo no es un indicio de que veamos una recuperación en la economía americana, implica que es un segmento desatendido en una de las economías más ricas del mundo, y que siempre ha podido recibir este tipo de servicio, creemos que la elasticidad de la demanda sea es tal que puede soportar una desaceleración", explicó en conferencia de prensa Alejandro Ramírez Magaña, director general de Cinépolis.

Un lujo asequible

La sala número 3,000 de la cadena internacional está en el complejo Cinépolis Luxury Cinemas Westlake, en la ciudad de Los Ángeles, en California, y no sólo se distingue por la proyección en calidad digital que caracteriza a la mayor parte de las salas en México.

Se ubica en un complejo de 8 salas y 616 butacas de lujo con asientos reclinables de piel, lámparas y carpintería artesanal, y un área similar a un restaurante cosmopolita a tono con la metrópoli conocida como la capital del cine norteamericano.

Hasta el momento Cinépolis ha abierto cinco complejos en Los Ángeles y Florida y espera cerrar el año con un nuevo complejo que albergará ocho salas más. La apuesta por el mercado de lujo se centra en la premisa de que asistir a un cine con estas características es un lujo asequible para la mayor parte de las familias, pues el precio de los boletos (alrededor de 18 dólares) aún se ubica por debajo de otras opciones de entretenimiento.

"El concepto ha funcionado muy bien porque la oferta en Estados Unidos no era de tan alta calidad, existe una característica denominada filmzone que impide que se abran complejos o salas de diferentes cadenas en la misma área, como en México esto no existe y todos competimos por el público, se ha sofisticado la oferta y la calidad del servicio se ha vuelto mayor", explica el CEO de la firma.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las 3,000 salas de Cinépolis se distribuyen en 10 países: Guatemala, Honduras, El Salvador, Costa Rica, Panamá, Perú, Colombia, India, Brasil y los complejos de lujo en Estados Unidos. La cadena es la cuarta empresa de cines más grande después de Regal Theaters, AMC y Cinemark.

Para la cadena de cine, los valores agregados serán clave de la expansión en Estados Unidos pues según afirma Mauricio Vaca Tavera, CFO de la firma, a diferencia de México, donde el consumo de alimentos y bebidas es de una proporción de entre 50 y 70% del costo del boleto, Estados Unidos esta proporción es 1 a 1, además el consumo de bebidas alcohólicas representa entre el 30 y 40% del gasto del espectador, cuando en México este porcentaje apenas alcanza un 2 o 3%.

Ahora ve
Ricardo Anaya explica por qué rechaza la Ley de Seguridad Interior
No te pierdas
×