Francia pide recorte a Peugeot en España

El Ministerio de Industria busca limitar un plan de la firma de 8,000 despidos en el país galo; de concretarse, Peugeot cerraría una planta en París y trasladaría su producción en Rennes.
peugeot  (Foto: CNN)
PARÍS (CNN) -

El Ministerio de Industria francés presiona para que Peugeot limite el impacto de los 8,000 puestos de trabajo que planea recortar en ese país, llevándose parte del recorte a España. El 12 de julio, el principal fabricante de automóviles del país, anunció el recorte de 8,000 empleos y el cierre de su planta de ensamblaje en Aulnay, cerca de París, en respuesta a las crecientes pérdidas de su división principal de automóviles.

Se espera que Arnaud Montebourg, ministro de Renovación Industrial, saque este tema en las conversaciones que mantendrá este jueves con el consejero delegado de PSA Peugeot Citroen, Philippe Varin, sobre un plan que contempla el cierre de la histórica planta de Aulny.

"No sólo se trata de Aulny. También se va a perder una línea de producción en Rennes, mientras que la planta de Madrid se mantendrá abierta", dijo Montebourg, sobre el que ha recaído el esfuerzo del Gobierno socialista para que Peugeot reconsidere sus planes.

Un portavoz del Ministerio de Industria español dijo que la decisión sobre dónde se aplican los recortes era cuestión de la compañía francesa y rehusó hacer más comentarios.

Pero la propuesta de Montebourg probablemente no sentará bien en una España lastrada por la recesión, en la que el Gobierno de Mariano Rajoy está cerca de pedir un rescate soberano mientras lucha por reducir la tasa de desempleo más alta de la Unión Europea, cercana al 25%.

Montebourg reiteró que la línea del Gobierno es que el plan de reestructuración de la empresa era "inaceptable" tal y como estaba y que mantendría la presión para modificarlo.

Vamos a tener un debate con la dirección de Peugeot sobre oportunidades y alternativas, dijo.

Personalmente prefiero que el énfasis se ponga más en los cierres fuera de Francia que dentro de Francia", dijo a la radio pública France Inter.

Peugeot no estaba disponible para hacer comentarios.

Madrid, en la mira

Un experto nombrado por el Gobierno criticó esta semana la decisión de cerrar las operaciones francesas, perdonando a la planta de Madrid.

Emmanuel Sartorius presentó un informe que reconocía la necesidad de recortes de capacidad en respuesta a la débil demanda y señaló que las plantas del grupo para coches utilitarios operaron el año pasado a sólo el 61% de su capacidad de producción máxima.

Sus conclusiones no son vinculantes para Peugeot. El comité de empresa ha encargado a un auditor privado que tenga listo otro informe sobre los planes de reestructuración para finales de noviembre que recomendará limitar la pérdida de empleos.

"Será difícil salvar a Aulnay y no vamos a intentar ocultarlo", dijo Montebourg, que en la carrera hacia las elecciones de mayo y junio se erigió como un crítico acérrimo de la globalización industrial.

Este abierto abogado de 49 años llegó al ministerio tras una campaña electoral en la que el declive industrial y el déficit comercial récord de Francia fueron temas principales.

Con la economía francesa en punto muerto, el desempleo en un máximo de 13 años y los sindicatos advirtiendo que decenas de miles de empleos están bajo amenaza, el ministro está bajo presión de obtener resultados.

"No vamos a tirar bajo la puerta (de Peugeot). Pero cuando hay un drama nacional como este, les decimos que hay un número de concesiones que deben hacerse y errores que deben reconocerse, porque hubo errores y la dirección es responsable de eso", dijo.

Peugeot espera que su plan de reestructuración le saque de un bache causado en parte por la dependencia de los mercados de Italia y España, castigados por la crisis de deuda de la zona euro, y por la lentitud de su expansión internacional.

Pero su jefe Varin pidió al Gobierno este año que se concentre en rebajar los costos laborales en Francia.

El fabricante de coches se está viendo exprimido entre competidores que fabrican a gran escala en países con costos más bajos, como los del este de Europa, y por fabricantes alemanes de coches premium que apuntan al segmento medio.

Ahora ve
México, EU y Colombia dialogan para combatir en conjunto el consumo de drogas
No te pierdas
×