Suerte de mexicanas, ¿cambia sin Chávez?

La muerte del presidente venezolano abre la posibilidad a una nueva relación con empresas foráneas; Gruma enfrenta todavía un proceso de expropiación de sus bienes en ese país sudamericano.
cemex empresa  (Foto: Cortesía Cemex)
Jesús Ugarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La muerte del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, abre la posibilidad de la llegada de un nuevo régimen cuya política sea más benévola o favorable para las empresas extranjeras que operan en ese país, entre las que figuran las mexicanas Gruma, Grupo Bimbo y Coca-Cola FEMSA (KOF), consideraron analistas del sector alimentos y bebidas.

"Aunque viene un periodo de mucha incertidumbre sobre quién pueda llegar al poder, se ha hablado de la posibilidad de la entrada de gente del partido opositor a Chávez; con su muerte puede llegar un Gobierno con ideas menos radicales y desde luego sin la visión expropiatoria que ha caracterizado al actual", estimó la analista de Monex Casa de Bolsa Paola Sotelo.

Chávez, de 58 años, falleció este martes luego de dos años de luchar contra el cáncer, anunció el vicepresidente y heredero político del mandatario, Nicolás Maduro.

La operación de los corporativos mexicanos ha sido difícil en el país sudamericano. Venezuela expropió los activos locales de la mexicana Cemex y de otras cementeras transnacionales el 19 de agosto de 2008, como parte de una estrategia del presidente Hugo Chávez de convertir al mayor exportador de crudo de Sudamérica en un estado socialista y su plan de aumentar el control estatal sobre sectores estratégicos.

Al finalizar 2007 y al 31 de julio de 2008, en términos de pesos, las operaciones de Venezuela representaron aproximadamente 2.9% y 3.0% de los ingresos consolidados de la cementera, así como 2.1% del total de sus activos consolidados en ambos periodos.

Después de dos años de negociaciones, en diciembre de 2011 la administración de Hugo Chávez acordó pagar cerca de 600 millones de dólares (mdd) por los activos de Cemex, 54% menos de lo que pretendía la empresa que preside Lorenzo Zambrano.

"Gruma enfrenta un proceso expropiatorio en Venezuela, lo que la empresa ha estado negociando es el establecimiento de una sociedad (bajo un joint-venture) con el gobierno de ese país", mencionó la analista de Monex Casa de Bolsa.

En diciembre de 2011 se anunció la asociación entre Gruma y el gobierno venezolano para conformar dos empresas: una dedicada a la producción y comercialización de harina de maíz y arroz empacado, y otra a la venta y abasto de harina de trigo, pastas y avena.

Un mes antes, Gruma había notificado a Venezuela que en caso de no llegar a un acuerdo en las controversias resultantes del decreto de expropiación y otras medidas adoptadas por el Gobierno chavista, acudiría a arbitrajes ante el Centro Internacional para el Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones.

Las operaciones en ese país contribuyeron con el 15% de las ventas consolidadas de Gruma en 2012 y con el 11% de su flujo operativo (EBITDA por sus siglas en inglés).

"Lo interesante es que con la muerte de Chávez abre la oportunidad de un cambio en la forma de gobernar, operar y ver los negocios en ese país, lo que podría favorecer a las compañías mexicanas", mencionó un analista que pidió no ser citado.

Una de las iniciativas recientes que viene a impactar negativamente la operación de Gruma, Bimbo y KOF es la devaluación de más de 40% del bolívar frente al dólar, decretada por el gobierno el pasado 8 de febrero. Esto derivará en un encarecimiento en los costos de operación de estas compañías.

"La devaluación del bolívar venezolano tiene impacto negativo en los márgenes operativos y en el efecto cambiario en ocho de nuestras compañías del sector de consumo, y KOF es la más expuesta, con casi el 10% de su EBITDA consolidado en 2012 generado en Venezuela", cita en un reporte  el analista de Acciones y Valores Banamex Casa de Bolsa, Alexander Robarts.

Para José María Flores, analista de Ve Por Mas, Gruma se verá afectada principalmente del lado de los costos ya que a pesar de que el gobierno venezolano controla los precios del maíz, el precio del trigo se mueve de acuerdo a los precios internacionales los cuales están denominados en dólares y se verán inmediatamente impactados por el tipo de cambio.

"Al aumentar el costo de los insumos, las empresas de ese país, entre ellas Gruma aumentarán los precios de sus productos por lo que el consumo se verá presionado por la disminución inmediata en el poder adquisitivo de los consumidores", agregó.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

De las tres empresas mexicanas, Bimbo (la empresa número 11 de 'Las 500' de Expansión) la empresa es quizá la menos expuesta a los riesgos que representa Venezuela, ya que se estima que este mercado representa apenas de 2 a 3% tanto en sus ventas como en su EBITDA global.

"Aunque se conocía de la avanzada enfermedad del presidente Chávez, no habría que descartar una reacción positiva en el precio de las acciones de los tres grupos ante la confirmación de su muerte", indicó uno de los expertos del sector alimentos y bebidas.

Ahora ve
Así fue el inicio de las precampañas de Anaya, López Obrador y Meade
No te pierdas
×