Lozoya, a renovar a Pemex desde dentro

El plan de reestructuración, que puede traducirse en recortes de empleos, es prioridad del CEO; lo que se busca es centralizar procesos y eliminar las ineficiencias en la petrolera, destaca.
pemex lozoya revista  (Foto: Alfredo Pelcastre/ Mondaphoto)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

A la espera del debate sobre la reforma energética previsto para la segunda mitad del año, el director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, no quiere perder tiempo y ya puso manos a la obra para aplicar cambios en la paraestatal que no requieran pasar por la aprobación del Congreso de la Unión.

En el Consejo de Administración de la petrolera ya se discute la reestructuración de Pemex, para lo cual se analiza eliminar sus cuatro subsidiarias.

"El reto inmediato más importante que depende de mi organización es hacer esta empresa más ágil", dijo en entrevista con la revista Expansión.

"Estaremos trabajando los próximos meses en una reestructuración corporativa a fondo que le quite a Pemex la burocracia, los pasos excesivos, el peso".

La paraestatal tiene un esquema corporativo con varias direcciones y subsidiarias, con gobiernos corporativos supuestamente independientes, explicó. Y cada una de esas subsidiarias tiene un departamento jurídico, de finanzas y de recursos humanos.

Sin embargo, un punto clave de la reorganización tiene que ver con el adelgazamiento de la plantilla laboral, pero Lozoya asegura que el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) está consciente de la necesidad de concretar cambios al interior de la empresa.

"Vamos a hacer todo lo necesario para que Pemex sea una empresa no sólo de clase mundial, sino competitiva, ágil y eficiente; si eso implica cierta reducción de personal, así será", advirtió.

El compromiso del sindicato con la paraestatal es muy importante, reconoció, pero tanto Pemex como la representación de los trabajadores deben trabajar en modernizarse y pensar hacia donde deben llegar.

"Cuando se dé la reforma energética, el sindicato debe evolucionar hacia un sindicato de industria y no de empresa petrolera; eso sucede en otros países", recalcó.

Este domingo, en el marco de la ceremonia para conmemorar el aniversario 75 de la Expropiación Petrolera, el presidente Enrique Peña Nieto manifestó que es necesario dar pasos hacia una industria petrolera de vanguardia, que responda a las exigencias del país, y por ello se transformará a la empresa bajo seis líneas de acción.

Es necesario mejorar la toma de decisiones, así como reglas de Gobierno corporativo, dijo el mandatario durante el evento.

Si bien Lozoya reconoce que la reforma energética aprobada en 2008 tuvo muy buenas intenciones, dejó una empresa con subsidiarias muy pesadas, con demasiados trámites burocráticos y, sobre todo, estructuras y procesos legales que no necesariamente fomentan la transparencia.

"Yo quiero hacer con esta organización que la transparencia y la ética corporativa sean los pilares fundamentales", destacó.

Cambios de profundidad

Lo que hace a Pemex una empresa pública única en el mundo es que está presente en toda la cadena de producción, y eso hay que aprovecharlo, dijo Lozoya.

En ese sentido, la reestructuración rentabilizará algunos procesos que pudieran parecer obvios, agregó, pero en los que ocurren situaciones como el que la subsidiaria Pemex Exploración y Producción compra una camioneta a un precio, mientras que Pemex Refinación adquiere el mismo bien a un valor distinto.

"No hace ningún sentido, hoy en día por una u otra razón existe ese tipo de ineficiencias", reconoció.

Lo que se busca es centralizar procesos de finanzas o recursos humanos, por ejemplo, y ello arrojará identidades de empresa y de trabajador únicas, como pasa en la gran mayoría de las organizaciones, destacó.

"Lo que debemos tener es una visión más comercial y darle mejores cuentas a nuestro dueño, que es el Estado, y que éste a su vez se comporte como dueño, y no como fiscalizador", subrayó el funcionario.

Esa transparencia se puede lograr con una reforma interna, precisó, y eventualmente, durante la discusión de la reforma energética, a través de un marco jurídico que le permita a Pemex tener mayor autonomía de decisión.

"Yo no voy a perder ningún minuto, aquí hay que trabajar desde ya", afirmó Lozoya. La estrategia interna sobre la reestructuración, así como otros proyectos que estaban detenidos -como la asociación con Mexichem-, ya se presentaron en el Consejo de Administración.

El director general de la petrolera recordó que en 2006 se producían alrededor de 3.3 millones de barriles diarios de crudo con 130,000 empleados.

"Hoy tenemos 150,000 empleados y estamos produciendo 2.6 millones de barriles. Eso es a lo que me refiero con el adelgazamiento de Pemex", destacó.

*Esta entrevista, realizada por Leticia Gasca y Adolfo Ortega, forma parte del reportaje "Pemex Dispuesto a todo" de la revista Expansión del 15 de marzo de 2013.

Ahora ve
México es la cuna de la nochebuena, la flor de la Navidad
No te pierdas
×