Electronic Arts, ‘jugadas’ para salvarse

La desarrolladora de videojuegos ha tenido caída de ingresos y fallas en sus últimos lanzamientos; la salida del CEO, John Riccitello, es una oportunidad para que la firma rediseñe su estrategia.
Electronic Arts  (Foto: AP)
JP Mangalindan
NUEVA YORK -

¿Han caído los poderosos? Esa fue la pregunta que surgió cuando Electronic Arts (EA), el gigante detrás de éxitos como ‘Dead Space 3' y ‘Battlefield 3', anunció que el veterano CEO, John Riccitello dejaría el cargo a finales de marzo.

El CEO anterior y actual presidente, Larry Probst, asumirá la dirección en el ínterin hasta que la empresa encuentre un reemplazo. "Estoy orgulloso de lo que hemos logrado juntos, y después de seis años creo que es el momento adecuado para pasar la batuta y dejar que un nuevo liderazgo lleve a la compañía a su siguiente fase de innovación y crecimiento", dijo Riccitello en un comunicado.

La decisión se produce a raíz de los decepcionantes resultados financieros de EA. De hecho, en los últimos tres meses de 2012, los ingresos de la compañía fueron inferiores a los del mismo periodo del año anterior, y la compañía advirtió que las ganancias e ingresos para el trimestre actual podrían caer en el extremo inferior de la previsión. Aunque la renuncia de Riccitello fue aparentemente bien recibida por Wall Street al principio, las acciones de la firma se desplomaron casi 11% el martes.

Entonces, ¿qué puede hacer la atribulada desarrolladora de videojuegos? He aquí algunas ideas:

1.- Encontrar al CEO adecuado. No ha pasado un día del anuncio y la gente ya está hablando sobre el sucesor de Riccitello. Entre los principales candidatos para el cargo probablemente estarán el director de operaciones, Peter Moore y el presidente de EA, Labels Frank Gibeau, de acuerdo con el analista, Colin Sebastian de Baird Research.

 Moore fue presidente de EA Sports y también se desempeñó como vicepresidente corporativo de la división de Entretenimiento Interactivo de Microsoft, que incluye a la exitosa consola Xbox 360.

El historial de Gibeau es también amplio. Además de supervisar el desarrollo de producto y marketing de EA, se le atribuye haber participado en el lanzamiento de cientos de franquicias de juegos desde 1991.

En un momento en que las ventas de software han caído en toda la industria, el sucesor de Riccitello debe ser alguien que no sólo cuente con una sólida trayectoria, sino lo suficientemente inteligente como para navegar por la actual transición hacia lo digital.

2.- Espabilarse. Calificar de "desastroso" el lanzamiento de ‘SimCity' a principios de este mes sería casi benévolo. Con ‘SimCity', EA empleó una tecnología Digital Rights Management (DRM) que opera exclusivamente en línea, lo que significa que los jugadores deben estar en Internet y conectados a los servidores de EA en todo momento para jugar.

Pero gracias a lo que la compañía denominó como una "abrumadora demanda," los jugadores experimentaron un rosario de problemas como fallas para cargar el juego y esperas por hasta 20 minutos para iniciar sesión.

Jugar se hizo tan problemático que Amazon suspendió temporalmente las ventas del juego y EA ofreció a los usuarios la opción de descargar un juego gratis de su tienda en línea. "Sé que es un poco artificioso, como comprarle un regalo a un amigo después de haberle hecho algo horrible", escribió Lucy Bradshaw, gerente de Maxis, una división de EA, en el blog de ​​la compañía.

"Pero nos sentimos mal por lo que pasó. Esperamos que no sigan molestos y que seamos amigos otra vez cuando SimCity esté funcionando al 100%". No es el camino para causar una buena impresión, sobre todo ahora que la empresa incursiona cada vez en los contenidos digitales.

3.- Mejorar la seguridad en línea. ¿Un tema de baja prioridad? No lo creo. La última cosa que los jugadores necesitan cuando descargan y juegan desde plataformas como Origin es una brecha de seguridad similar a las que afectaron a las redes en línea y de entretenimiento de Sony en 2011 y derivaron en el robo de información de más de 100 millones de usuarios como nombres, direcciones y números de teléfono.

Un artículo publicado en febrero pasado, titulado "EA Origin Insecurity (When Local Bugs Go Remote... Again)", describe una vulnerabilidad en la red en línea que un hacker podría aprovechar. Según se informó, EA todavía tiene que solucionar ese problema, pero sobra decir que deben hacerlo cuanto antes y garantizar que su plataforma de distribución digital es lo más segura posible.

4.- Gastar menos, innovar más. EA, como muchas otras importantes compañías de juegos, suele operar bajo la filosofía de que si inviertes suficiente dinero en un juego, se venderá. No siempre es así. ‘Dead Space 3' quizás fue un éxito de ventas, pero la franquicia Medal of Honor sufrió un duro golpe con el decepcionante lanzamiento de ‘Medal of Honor: Warfighter' el año pasado.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El juego tuvo tan mala recepción que incluso EA confesó que fue un "error evidente" y retiró la franquicia de la rotación de nuevas versiones anuales. "No creo que sea un problema de género, es un problema de ejecución", admitió hace unos meses Richard Hilleman, director creativo de EA.

"Va más allá de que tuvimos que haber hecho mejor muchas cosas". En lugar de rellenar su calendario de lanzamientos con estrenos y apresurar el desarrollo, céntrense en el producto. Sí, es una máxima muy trillada, pero la calidad por encima de la cantidad.

Ahora ve
Gracias a la inteligencia artificial, la NASA descubre sistema de ocho planetas
No te pierdas
×