Netflix, con la mira en el trono de HBO

La firma espera que su inversión en producciones originales le reditúe en nuevas suscripciones; los resultados de ‘House of Cards’, que costó 100 mdd, serán un indicador para los inversionistas.
netflix  (Foto: AP)
Julianne Pepitone
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Netflix ha apostado a lo grande en las series televisivas originales de producción propia, y los inversionistas pronto sabrán si la apuesta funcionó.

La compañía dedicada al streaming de video divulgará este lunes los resultados financieros del primer trimestre, y la primera pregunta que harán muchos inversionistas será cómo se desempeñó el thriller político "House of Cards" protagonizado por el singular actor Kevin Spacey.

Producir y rodar dos temporadas de la serie original más importante de Netflix hasta la fecha habría costado la friolera cifra de 100 millones de dólares. La compañía espera que la inversión fructifique bajo la forma de nuevos suscriptores.

Netflix anunció inicialmente el sistema de programación original a finales de 2011, y desde entonces, ejecutivos y portavoces han repetido la misma frase: "Queremos convertirnos en HBO en menos tiempo que el que le tome a HBO convertirse en Netflix".

Para ello, Netflix está lanzando este año una larga lista de series originales además de "House of Cards." La lista incluye una segunda temporada de "Lilyhammer," una nueva temporada de la serie cancelada "Arrested Development," una nueva serie del maestro del horror Eli Roth, un programa del comediante Ricky Gervais y otro más de Jenji Kohan, creador de "Weeds."

Los costos de producción pueden ser altos, pero el portavoz de Netflix Joris Evers le reiteró a CNNMoney en febrero que la compañía gastó aproximadamente la misma cantidad de dinero en "House of Cards" que la que habría gastado en un acuerdo con un estudio externo para transmitir de forma exclusiva su contenido.

Estos costosos acuerdos de licencia son precisamente la razón por la cual Netflix se está diversificando. Los estudios creadores de contenido han exigido más por su valioso material en los últimos dos años, ya que ahora pueden vender sus programas a otros servicios: Hulu, Redbox, Amazon y otros similares. HBO (propiedad de Time Warner) y Showtime (propiedad de CBS) también están ampliando su oferta de streaming.

Las facturas por concepto de licencias de contenido afectaron significativamente las ganancias de Netflix el año pasado, toda vez que la compañía apenas ganó 17 millones de dólares en todo el año 2012. Además, Netflix adeuda por lo menos 5,600 millones de dólares en los próximos años para pagar sus acuerdos de licencia.

Ciertamente esa es una gravosa factura, pero algunos analistas también han expresado su preocupación sobre los costos de las series originales. Otros han cuestionado la decisión de Netflix de estrenar todos los episodios simultáneamente, señalando que alguien puede suscribirse un mes para ver "Arrested Development" y cancelar pronto el servicio.

Pero el CEO Reed Hastings está convencido de que la programación original es la manera de ubicar a Netflix en el camino correcto para el largo plazo. En febrero, Netflix indicó que está considerando emitir deuda con el fin de recaudar capital y financiar más series.

Los inversionistas parecen optimistas. Después del descalabro bursátil que duró desde finales de 2011 hasta todo el año 2012 -y que algunos analistas de la industria consideraron una reacción exagerada a los problemas de Netflix- la acción ha subido un increíble 80% en lo que va de 2013.

Con todo, Netflix no es la única compañía con la vista puesta en el contenido original. El pasado viernes, Amazon publicó en línea 14 nuevos pilotos de televisión, permitiendo que los usuarios los vieran de forma gratuita y que comentaran cuáles de ellos deberían convertirse en una serie completa.

Ahora ve
México, EU y Colombia dialogan para combatir en conjunto el consumo de drogas
No te pierdas
×