¿Google llegará a 1,000 dls por acción?

Los títulos de la firma han subido más de 25%, y muchos fantasean con más, dice Paul La Monica; la compañía continúa dominando la búsqueda y se convierte en un actor cada vez más importante.
Google 1000 dls  (Foto: Tomada de CNNMoney.com)
Paul R. La Monica*

¿Un Google Glass de color rosa? Ese sería el tono más acorde con los inversionistas, un rosa alegre y optimista.

Las acciones de Google han subido más de 25% en lo que va del año y su precio alcanzó un nuevo máximo histórico, 909 dólares este jueves.

Así que, naturalmente, muchos inversionistas fantasean ya con un precio de cuatro dígitos. Después de todo, Google "sólo" tendría que subir otro 13% para llegar a los 1,000 dólares.

(Google, se recordará, tiene la intención de dividir más adelante sus acciones, por lo que acaso no tengan este alto precio en el futuro. Pero la propuesta del stock split ha quedado pospuesta por el momento, debido a un litigio promovido por accionistas preocupados porque la división les dé demasiado control a los cofundadores Larry Page y Sergey Brin, así como al presidente Eric Schmidt.)

Parece pues, que el camino de Google no puede torcerse. La compañía continúa dominando la búsqueda y se está convirtiendo en un actor cada vez más importante en las otras formas de publicidad en línea gracias a YouTube. También se ha posicionado como la plataforma móvil número uno gracias a su sistema operativo Android.

Añadámosle a eso los productos que está cocinando, como los lentes de realidad virtual Google Glass, automóviles sin conductor y el servicio Fiber que da acceso a TV por cable e Internet, y podemos entender por qué los inversionistas están "súper entusiasmados" con el futuro de Google, al igual que su CEO, Page.

¿Pero han subido las acciones de Google demasiado alto y demasiado rápido? A pesar de que Google parece invencible en este momento, ¿no decían los inversionistas lo mismo respecto a Apple hace sólo ocho meses?

En algunos aspectos, Google en los 900 dólares podría incluso revestir más riesgo que el papel de Apple en 700 dólares.

El argumento bajista contra Google: Por un lado, las acciones de Google son más caras. Al presente cotizan a 19 veces las estimaciones de ganancias de 2013. Apple, en su máximo, se negociaba en cerca de 13 veces las estimaciones de ganancias para el año fiscal 2013.

Google es además una compañía mucho menos diversificada (y económicamente más sensible) que Apple. Sus ingresos se derivan casi principalmente de la publicidad. En contraste, más de una cuarta parte de las ventas de Apple provienen de productos distintos al iPhone o el iPad. Cierto, los inversionistas temen que Apple haya perdido su superioridad en la arena móvil, pero todavía vende una buena cantidad de Macs y software.

¿Otro posible problema para Google? Sus acciones, al igual que las de Apple, ahora podrían entrar en la categoría de over-owned. Hace unos meses, Google adelantó a Apple entre los valores más comunes (de posesión generalizada) en manos de fondos de cobertura. AIG ocupa el primer puesto y Google se sitúa en el segundo lugar.

Por lo tanto, si hay alguna mala noticia sobre Google (por ejemplo ganancias que incumplen previsiones o evidencia de que Apple recupera su magia cuando libere el próximo iPhone), hay un ejército de grandes gestores de fondos que podrían querer ajustar sus carteras y obtener ganancias. Sin embargo, puede ser una mala idea apostar en contra de Google.

El argumento alcista a favor de Google: La acción podría llegar fácilmente a los 1,000 dólares más pronto que tarde si las noticias siguen siendo buenas. Los analistas esperan que los beneficios aumenten un 15% este año y en 2014. Estas estimaciones podrían ser demasiado bajas.

Google, a diferencia de Apple, no tiene una seria competencia para su principal línea de negocio. Eclipsa la alianza Microsoft/Yahoo en la arena de las búsquedas, y también a AOL. Algunos argumentan que Amazon podría rivalizar con Google en la búsqueda, pero no veo que eso suceda por el momento.

E incluso en el negocio de la publicidad display (es decir, banners, videos y otros anuncios sin búsqueda), Facebook aún tiene que demostrar que puede generar ingresos y beneficios tan eficazmente como Google. El margen de beneficio neto de Facebook en el primer trimestre fue de 15%. El de Google fue de 25%.

Google también tiene en sus arcas 50,000 millones de dólares en efectivo. Claro, eso es una miseria comparado con los 144,000 millones de dólares de Apple. Sin embargo, Google crece lo suficientemente rápido para que los inversores no la presionen a utilizar ese dinero para recomprar acciones y pagar dividendos.

Si Google puede seguir centrándose en el crecimiento a largo plazo en lugar de satisfacer a inversionistas cortoplacistas, la cosa irá bien. Y por el momento, Wall Street está encantada de confiar en las decisiones Brin, Schmidt y Page.

Aunque todavía se debate si la adquisición de Motorola Mobility por parte de Google será un éxito, Google ha demostrado inteligencia en la mayoría de sus otras compras. YouTube y DoubleClick han sido triunfos evidentes para Google.

Las adquisiciones de menor envergadura, como el servicio de reseñas Zagat, la firma de software ITA especialista en viajes y la plataforma de publicidad móvil AdMob, también han ayudado a la compañía a expandirse a nuevas áreas. Y luego está Android. Google lo compró en 2005. Los términos de la operación nunca se dieron a conocer oficialmente, pero muchas publicaciones especializadas en tecnología han informado que el precio fue de sólo 50 millones de dólares.

Y tal vez lo mejor que Google tiene a su favor es que no es una empresa que se duerme en sus laureles. A principios de año, hizo un cambio notable en sus filas ejecutivas, cambiando el ex jefe de Android Andy Rubin a otra función. Rubin fue reemplazado por Sundar Pichai, quien también dirige Chrome y Google Apps. Esto ha suscitado la especulación de que Google quizás busque fusionar Chrome y Android en un único sistema operativo.

Sería fácil para Google atenerse al progresivo precio de sus acciones y proclamar que no hay margen de mejora, no hay necesidad de cambiar las cosas. Pero Google no funciona así.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Aunque me doy cuenta de que la predicción de un número redondo y brillante con tres ceros para una acción de alto perfil huele a artimaña y puede ser vista como un signo de que la cotización se acerca a un pico de mercado, Google factiblemente podría llegar a 1,000 dólares y todavía ser considerada una acción con un precio decente.

*Las opiniones expresadas en este comentario son únicamente de Paul R. La Monica. Además de Time Warner, matriz de CNNMoney, y Abbott Laboratories y AbbVie, La Monica no tiene posiciones propias en acciones individuales.

Ahora ve
Los datos más curiosos sobre Netflix en México durante 2017
No te pierdas
×