JPMorgan apuesta contra los bonos

Casi todos los grandes bancos de EU dicen que ganarán con una eventual alza de las tasas de interés; pero el CEO de JPMorgan ha estimado ganancias por 5,000 mdd, que tienen escépticos a los analistas.
JPmorgan19  (Foto: CNN)
Stephen Gandel

Las tasas de interés han subido últimamente, y mucha gente está nerviosa por lo que vaya a pasar cuando la Reserva Federal (Fed) deje de comprar bonos en algún punto del próximo año. Warren Buffett está observando. Pero un grupo de personas que no figura entre los aprensivos son los presidentes ejecutivos de los bancos. Casi todos los CEO bancarios parecen estar prediciendo que su banco va a ganar dinero -en algunos casos mucho más y al parecer de la noche a la mañana- cuando las tasas suban.

 "Alrededor de 20 de los 25 bancos más grandes del país te dirán que van a ganar dinero cuando las tasas de interés suban", dice Glenn Schorr, analista principal del banco de Nomura. "Pero cuando escuchas a los reguladores todavía se oye el miedo".

Por el momento, los inversores bancarios parecen estar del lado de los CEO. Las acciones de los cuatro grandes bancos, Bank of America, Citigroup, JPMorgan Chase y Wells Fargo han estado subiendo recientemente a pesar del alza reciente de las tasas.

El problema es que ésa no es la manera en que las cosas se han desarrollado antes. El aumento de las tasas de interés, particularmente las alzas fuertes, por lo general ha sido malas noticias para los balances generales de los bancos. Eso es lo que ocurrió en 1994, cuando las tasas subieron 3%.

Pero los analistas bancarios dicen que podría ser diferente esta vez. Estamos comenzando en un punto mucho más bajo de las tasas de interés de lo que estábamos hace casi dos décadas. Recientemente, las extremadamente bajas tasas de interés han sido negativas para los bancos, presionando hacia abajo sus márgenes de intermediación, que es la diferencia entre lo que el banco paga por los fondos y lo que recibe en intereses cuando hace un préstamo. Los analistas dicen que elevar las tasas mejorará significativamente las ganancias por préstamos de los bancos, sobre todo porque los grandes bancos tienen muchísimos más depósitos, por los cuales pagan casi nada a los ahorradores que lo que les pagaban hace dos décadas.

Es más, casi todo el mundo está esperando que las tasas suban desde hace algún tiempo. Los presidentes ejecutivos de los bancos han dicho repetidamente en el último año que han trasladado sus inversiones en bonos a deuda con vencimiento en periodos más cortos. Entre más corto sea el tiempo de vencimiento de un bono, menos pierdes cuando las tasas de interés suben.

La más audaz de estas predicciones -lo cual tal vez no sea sorprendente- proviene del temerario presidente ejecutivo de JPMorgan, Jamie Dimon. En abril, en su carta anual a los accionistas, Dimon predijo que su banco podría ganar 5,000 millones de dólares durante los próximos 12 meses, si las tasas de interés subieran súbitamente 3%.

Es difícil ver cómo. Un portavoz de JPMorgan declinó hacer comentarios. Los analistas con los que hablé dijeron que básicamente estaban confiando en la palabra de Dimon. No habían hecho cálculos propios y dijeron que sería muy difícil estimarlo.

Una respuesta podría ser que Dimon y JPMorgan Chase han realizado una gran apuesta a que las tasas de interés subirán. En efecto, en su carta a los accionistas, Dimon dijo que el banco "está actualmente posicionado" para ganar dinero cuando las tasas suban y que ese posicionamiento "nos cuesta una cierta cantidad de ingresos corrientes". Eso podría significar que JPMorgan compró una gran cantidad de swaps de tasas de interés, un tipo de contrato de derivados que paga cuando las tasas suben, sobre la que el banco podría estar pagando un tipo de prima de seguro regular.

Pero no parece probable que el banco esté realizando una gran operación tipo 'Ballena de Londres' en estos momentos. Es más, de acuerdo con su declaración 10-Q presentada ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés), JPMorgan tiene un menor número de derivados de tasas de interés que los que tenía hace un año. Y es difícil ver cómo JPMorgan está cediendo ingresos. El banco ganó 24,000 millones de dólares el año pasado, mucho más que cualquiera de sus rivales.

La otra posibilidad es que Dimon esté hablando de cuánto más dinero ganará el banco con su cartera de préstamos. En efecto, en su más reciente 10-K, JPMorgan incluyó una tabla que indicaba que un aumento del 1% en las tasas de interés aumentaría las ganancias por préstamos del banco en 2,100 millones de dólares, que abriría el camino hacia la meta de Dimon de un aumento del 3%.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero no está claro si JPMorgan realmente podría conseguir ese impulso. Un reciente informe de Nomura reveló que las ganancias por préstamos no se elevan tanto cuando sólo suben las tasas de largo plazo y las tasas de los préstamos a corto plazo siguen bajas, que es lo que ha estado sucediendo últimamente. Eso es probablemente porque esos préstamos tardan en reajustar su precio. De hecho, JPMorgan dice que si sólo subieran las tasas de largo plazo, el banco podría recibir solamente un impulso de 778 millones de dólares proveniente de un aumento de 1% en las tasas de interés. Multiplica eso por tres y obtendrás 2,300 millones de dólares, muy por debajo de la predicción de Dimon.

Y esa cifra no toma en cuenta cuánto podría perder JPMorgan en su cartera de bonos, que son cientos de miles de millones de dólares. Incluso un aumento del 1% en las tasas podría costar al banco unos cuantos miles de millones de dólares. Claramente, Dimon incluyó la declaración en su carta anual porque los inversores preocupados lo están cuestionando acerca de qué sucedería si las tasas de interés subieran. Si realmente quiere que esas preguntas se alejen, deberá dar más explicaciones.

Ahora ve
Estos ‘huevos revueltos’ son preparados sin huevos
No te pierdas
×