General Motors, ¿la nueva ‘startup’?

La automotriz busca revivir su organización tecnológica desprendiéndose de sus proveedores externos; GM gasta hasta 4,500 mdd al año en desarrollo de software, más que cualquier empresa del mundo.
GMAP  (Foto: AP)
Doron Levin

La contratación que hizo General Motors (GM) de Randy Mott en febrero de 2012 como director de información de la automotriz tuvo mucho que ver, como era de esperarse, con el colapso de una computadora crucial de la firma el año pasado.

El presidente ejecutivo de GM, Dan Akerson, dijo en una entrevista al Wall Street Journal que estaba consternado por el fracaso. Se sorprendió, dijo, al darse cuenta de que tanta responsabilidad había sido otorgada a proveedores externos.

Decidió que GM debe convertirse en un líder en tecnologías de la información y no exclusivamente ser un confiable cliente multimillonario.

Mott había sido despedido de Hewlett-Packard (HP), un proveedor importante de GM, en la reorganización ejecutiva de 2011 por el nuevo presidente ejecutivo Leo Apotheker, quien a su vez pronto fue despedido.

"Mi trabajo es hacer que las tecnologías de la información se muevan al ritmo de los negocios, y no al revés. Hay que pensar en GM como un emprendimiento de 150,000 millones de dólares. Las tecnologías de la información no están aquí para gestionar las operaciones diarias, son una herramienta estratégica para impulsar el negocio", dijo Mott en una entrevista en la sede de GM.

Mott es reconocido por su papel durante 22 años como ejecutivo de informática y director de información de Walmart.

El licenciado en Matemáticas por la Universidad de Arkansas fue esencial para el desarrollo del reconocido sistema de gestión de la cadena de suministro de la minorista, que ayudó a impulsarla al puesto número uno en Estados Unidos y en todo el mundo. Salió de Walmart en 2000 y trabajó como director de información de la compañía Dell durante cinco años antes de unirse a HP.

Esa capacidad para transformar los fundamentos de cómo se hacen los negocios en una industria, que Mott ayudó a concretar en las tiendas Walmart, es lo que busca Akerson para GM.

Akerson dio amplia autoridad a Mott para despedir a la mayoría de los proveedores de GM y gastar cientos de millones de dólares en la construcción de nueva infraestructura. En lugar de 23 centros de datos operados por vendedores, GM poseerá y operará cuatro centros regionales de desarrollo de software y aplicaciones en Atlanta, Austin, Phoenix, Warren y Michigan, así como dos centros de datos, ambos en el área de Detroit.

GM continuará comprando la tecnología de IBM, Teradata y otros importantes proveedores corporativos.

La importancia de la informática

El mal uso de las tecnologías de la información pudo haber contribuido a la quiebra de GM en 2009. Durante la insolvencia que condujo a la declaración de quiebra, los funcionarios del Gobierno dijeron que quedaron consternados al descubrir que los sistemas de la automotriz que reportan y analizan información financiera y de negocios parecían disfuncionales.

Mott pretende introducir herramientas avanzadas que permitan a los planificadores observar el negocio automotriz desde una nueva perspectiva y en un contexto global. Dijo que GM tiene que resolver y analizar relaciones complejas -y plantear escenarios hipotéticos- que involucran transferencia de precios, márgenes de beneficio, fluctuaciones monetarias y costo de capital.

No porque GM esté registrando un beneficio en Canadá, por ejemplo, significa que la inversión de capital estaría mejor invertida en ese país que en Brasil.

Por otra parte, GM debe desarrollar software y aplicaciones que sean igual de relevantes para los ingenieros en Alemania como en China.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"(Akerson) lo ve como una ventaja competitiva. Nuestra competencia es mucho menos externalizada que nosotros. Las empresas están utilizando las tecnologías de la información para cambiar el negocio, no solo para manejar el negocio. Esa fue su lectura", dijo Mott.

Mott se niega a decir cuánto gasta GM en tecnologías de la información al año, pero se estima que han fijado la suma en 3,000 millones de dólares o más, incluso hasta en 4,500 millones de dólares. En cualquier caso, GM podría estar gastando más en desarrollar software y aplicaciones que cualquier otra empresa privada en la tierra.

Ahora ve
Los hechos económicos que marcaron a México durante el 2017
No te pierdas
×